AnálisisPC

The Outer Worlds – Análisis PC

Mundos bonitos y muchas decisiones

Estamos ante uno de los juegos más esperados de los últimos meses, y no es para menos, porque The Outer Worlds ha sido desarrollado por Obsidian Entertainment. Autores de titulazos de rol como Neverwinter Nights 2 o el mismísimo Fallout: New Vegas. Así que no es de extrañar las ganas de catar este título por parte de todos los fans de los juegos mencionados. Después de probarlo en esta web, podemos decir que pese a sus más y sus menos, es un juego que gustará a todos los que disfrutaron de Fallout: New Vegas, el cual es la referencia y comparación más evidente para The Outer Worlds. Así que vamos a analizarlo y a ver que nos puede ofrecer esta ópera espacial.

Nos despertamos de la hibernación en una nave que se dirige a la colonia Halcyon. Una galaxia situada en los confines del universo y a trillones de kilómetros de la tierra. Nada más ponernos a los mandos, nos veremos inmersos en una conspiración que amenaza con apoderarse de la colonia y someter a la población. Así que nuestra tarea será evitar este desastre… O no.

Tras una breve introducción en la que además configuraremos las características de nuestro personaje (puntos de talento, físico, etc…) nos veremos inmersos en la trama sin más preámbulos y nos empezarán a llover las clásicas misiones de recadero que tanto abundan en el género. Mediante estas misiones y los diálogos con los personajes principales y secundarios, iremos descubriendo una trama que si bien parte de una premisa muy sencilla acaba siendo de proporciones bíblicas en pocas horas de partida. Hasta el punto en que si no estás muy acostumbrado a este tipo de juegos, es difícil seguirle el ritmo.

Porque no solo hay una trama principal, también tendremos cientos de misiones secundarias que a su vez van a acompañadas de su respectiva subtrama. Y se nos bombardeará de una forma brutal con ellas, de hecho, en este juego es casi más importante el contenido secundario que el principal. Tanto es así que casi todos los personajes, ya sean principales o no, tienen trabajo para nosotros. Y pocas veces ir del punto A al punto B tenía una trama tan enrevesada como la que veremos en este juego. Algo que sin duda alguna va a enamorar a los fans del género. Además, cada uno de los personajes que encontraremos, desde el más importante hasta el más insignificante, se sienten únicos y con mucha personalidad.

Recorriendo el bosque
Atentos a la vuelta de la esquina, nos espera un campo de minas

Aquí es donde toma protagonismo uno de los puntos fuertes del juego: las decisiones. Porque el universo de The Outer Worlds está repleto de facciones enfrentadas y podremos elegir entre ponernos o no de su parte. Es más, si en principio os ponéis a favor de una facción y luego os arrepentís no os preocupéis, ya que tendréis bastantes oportunidades para traicionarles. A veces liándonos a tiros o también utilizando nuestros talentos para persuadir, mentir y un largo etc… Pero también nos podemos buscar enemigos saqueando sus pertenencias en sus narices, ya que nos tacharán de ladrones y vendrán a pedirnos explicaciones. Por suerte un buen soborno o una somanta de palos puede zanjar la discusión (aunque también hay otros métodos).

Todo esto irá afectando al desarrollo de la historia y hay tantas misiones y tantos personajes que en una sola partida no podremos dar a basto a todo. Así que es un factor que afecta enormemente a la rejugabilidad, dando la posibilidad de repetir la aventura una y otra vez realizando diferentes acciones y ayudando a otros personajes. Lo que nos deja con un título muy rejugable y largo.

Pero no solo a la historia afectarán nuestras decisiones, sino a la propia jugabilidad. Por ejemplo, en la primera parte de la aventura podremos elegir entre si hacer un chorro de misiones secundarias para llegar fácilmente a cierto lugar, o por el contrario, armarnos hasta los dientes como podamos e intentar llegar por nuestros propios medios por un camino muy peligroso. Y como no, de lo que hagamos también dependerá el recibir cierto equipo para el personaje que puede sernos de ayuda en según que situaciones.

Pero claro, no olvidemos que todo esto consiste en misiones de recadero al fin y al cabo. Unas misiones en los que los autores han puesto todo su empeño en que sean variadas pero que, sin embargo, a los que no estén muy acostumbrados a estos juegos o no sean seguidores del género les van a resultar irremediablemente repetitivas. Esto es algo a tener en cuenta a la hora de decantarte por comprarlo.

Ciudad bajo las piedras
El planeta Monarch esconde esta pintoresca ciudad repleta de rocas

Más pronto que tarde nos las veremos al mando de una nave y de una tripulación que nosotros mismos reclutaremos. Que por cierto, nuestra propia tripulación también nos ofrecerá misiones y tramas secundarias.

Nos serán de utilidad en los combates, donde podremos hacer uso de sus habilidades únicas y sus «ventajas» que iremos desbloqueando conforme suban de nivel. Ya que en The Outer Worlds sigue una tónica a lo Mass Effect, donde al salir de la nave elegiremos a dos de nuestros acompañantes y les podremos equipar y subir las habilidades según creamos conveniente.

Esto será vital en los enfrentamientos, que además en The Outer Worlds son bastante rápidos y fluidos. Donde además hay ciertos elementos tácticos como utilizar las ya mencionadas habilidades de los personajes o hacer uso de un «tiempo bala». El cual, muy al estilo Fallout, nos permitirá atacar selectivamente a las extremidades de los enemigos causándoles distintos efectos como dejarlos ciegos o lisiados.

Pese a que la acción del juego es bastante rápida y divertida, la encuentro demasiado fácil y poco desafiante en casi todos los niveles de dificultad, introduciendo además elementos para el sigilo que casi nunca resultan necesarios, o una inteligencia artificial que flaquea en más de una ocasión. Así que si queréis vivir una verdadera aventura de supervivencia espacial, recomiendo jugar en el nivel más difícil.

Por otro lado, tenemos la exploración. Un factor que cumple con creces su cometido. Tendremos una serie de planetas que visitar, cada uno con diferentes localizaciones y dentro de ellas un pequeño mundo abierto que recorrer. Estos están provistos de grandes ciudades donde perdernos explorando, con muchos NPCs y personajes que nos darán más misiones. También nos daremos vueltas por la superficie del planeta haciendo frente a los bicharracos autóctonos, merodeadores y otros peligros (como las odiosas minas). Además de encontrar muchas localizaciones más, entre las que nos moveremos con el maravilloso sistema de viaje rápido.

En plena batalla
En plena batalla, un miembro de nuestra tripulación apaliza cuerpo a cuerpo a un enemigo que escupe mocos verdes. Cuidado con esos mocos, nos ralentizarán y será muy chungo salir vivo de aquí. Así que si podemos evitar esto haciendo otras misiones mejor

Como es de esperar el looteo de objetos, sean del tipo que sean, es una parte muy importante en la jugabilidad. Coger todo lo que podamos nos ayudará a conseguir dinero vendiendo objetos para obtener otros nuevos o lo que es más importante: mejorar muestro equipo y el de nuestros acompañantes.

The Outer Worlds no aporta muchas novedades en lo que a equipar a los personajes se refiere. Pero tendremos que gestionar nuestro inventario con cuidado, ya que un peso excesivo puede hacer que, por ejemplo, no podamos correr ¿Y por qué no llevar siempre los objetos justos? Bueno, resulta que aquí las armas y armaduras se estropean. Si esto sucede más vale que llevemos recambios encima o que tengamos los recursos suficientes para poderlas reparar. Otro motivo más para subir la dificultad al máximo y jugar al límite. Pero, sin embargo, no es que sea un sistema de gestión demasiado profundo.

Por otro lado, el repertorio de armas y armaduras no resulta amplio ni original. Habrá armas que tengan efectos concretos sobre el enemigo y que den ventaja sobre según que enfrentamiento (no es lo mismo pelear contra enemigos orgánicos que mecánicos, por ejemplo) Pero no he encontrado muchas piezas que se salgan del estándar y que sean memorables, salvo excepciones como el «Rayo de Control Mental» que convertirá a los enemigos en aliados. El resto serán los típicos rifles, escopetas y pistolas que no resultan especialmente llamativos, además tampoco abundan en su variedad.

Luces de neon por todos lados
Neones y hologramas. Dan ganas de quedarse aquí a vivir

Las armas también se pueden mejorar mediante unos modificadores que iremos comprando o encontrando. Estos tampoco van más allá de lo estándar… Lo típico de aumentar precisión y distancia o algunos efectos más.  Pero nada original, y además, muchas veces ni se nota la diferencia entre tener o no un modificador instalado.

Como ya se ha comentado, existen una serie de ventajas o habilidades que, junto con los puntos de talento podremos ir subiendo conforme nuestro nivel aumenta. El problema es que muchas de estas habilidades son pasivas, y lo que nos queda es usar nuestro «tiempo bala» que ya hemos comentado y activar las habilidades de la tripulación de forma activa. Así que The Outer Worlds parece que ha ofrecido menos complejidad en este aspecto, siendo un juego de rol destinado a abarcar un público mayor que el de los puristas.

Otro objeto al que no se le saca todo el potencial es un sudario que nos permitirá disfrazarnos por tiempo limitado, para así acceder a zonas restringidas. Podremos conseguir mas «disfraces» a medida que exploremos. Pero sin embargo, las ocasiones de usarlo son muy reducidas y no llegan a aportar mucho a la jugabilidad.

Deambulando por lugares peligrosos
Al fondo, un bosque de árboles con forma de seta. Menos al fondo, un bicharraco

Si hay algo en lo que se le puede dar un 10 a The Outer Worlds es a todo lo referente a la estética y el arte. Un juego que combina elementos Steampunk con Cyberpunk y puede que hasta algo de Dieselpunk e influencias visuales de otros títulos como Bioshock. Algo que se puede apreciar por ejemplo en el diseño estético de las armas y los interiores de muchas ciudades. Por no hablar de la excelente y épica banda sonora, que nos mete de lleno en lo que es una ópera espacial.

Todas las localizaciones que visitemos estarán repletas de detalle y color, destacando en mi opinión las zonas exteriores. Con toda esa vegetación extraña que se combina con las criaturas que allí habitan. Dando una sensación de belleza a la par que una sensación de estar deambulando por un entorno peligroso y hostil. Pero las zonas interiores no se quedan tampoco atrás. Más de una vez que entréis a una ciudad os vais a quedar flipando con la avalancha de colores y formas que caerán sobre vuestros ojos.

Aún así, el juego está bastante desfasado en lo técnico, ya que tendremos muchas cargas infernalmente largas (no tanto en la versión de PC), texturas que cargan sobre la marcha (con algunas más detalladas que otras) y en general, el juego parece de hace unos cuantos años atrás en lugar de un título de 2019. Por supuesto, esto no es algo que afecte a la belleza comentada anteriormente. Simplemente no es un juego tecnológicamente puntero.

También existen algunos problemas de optimización menores. Hay zonas con muy poca carga que dan bajones de FPS sin explicación alguna. Pero esto es algo que se puede solucionar a base de actualizaciones.

A punto de hablar con un personaje
Cuidado no vayáis a hablar con ese tipo, probablemente os suelte unas cuantas misiones secundarias

The Outer Worlds nos ofrece una buena cantidad de horas de juego con su tremendo arsenal de misiones en las que sentiremos como nosotros mismos vamos decidiendo el transcurso de la historia. Una experiencia de rol más que recomendada a los seguidores de Fallout o Mass Effect, pero sin llegar a la complejidad de estos. Y también recomendado a los fans de la ópera espacial y el arte en su expresión más futurista. Pero recuerda que si lo tuyo es la acción directa y simple quizás te aburras aquí. Puesto que los diálogos, la exploración y hacer de recadero son factores muy importantes en el juego.

Lo tenéis a 59,99€ en la Epic Store y en 2020 saldrá en Steam. Si tenéis Game Pass lo podéis jugar de forma gratuita. Esta última versión es la que hemos analizado aquí y ha dado algún que otro problema menor a la hora de hacer saltar logros y contar las horas de juego en la plataforma. Así que lo dicho, si os gusta el rol, id a por él.

The Outer Worlds

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

The Outer Worlds es un buen juego de rol que acumula bastantes influencias de otros grandes títulos del género.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Nukem

Ingeniero informático, en el mundo de los videojuegos desde que cogí la escopeta de doble cañón en DooM 2 y muy fan de los First Person Shooter clásicos. System Shock 2 es el mejor juego de la historia.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X