AnálisisPC

The Beast Inside – Análisis PC

Miedo incómodo en una buena historia

Hace frío esta noche de Otoño. La tormenta se oye cada vez más fuerte, golpeando las ventanas e intentando entrar en esta habitación oscura y solitaria en la que me hallo. Intento dormir, pero el frío recorre mi cuerpo como si de una corriente se tratase. Me levanto inquieto acompañado con el ruido del viento y las gotas chocando contra el cristal. Miro tras esa capa de humedad que recorre la ventana y veo algo que me eriza hasta el alma. Una silueta en la lejanía, parece un hombre con abrigo largo, pero ¿es humano? Pues no distingo que haya algo de humanidad en esa figura que no tiene ojos pero que es capaz de incomodarme como si estuviera mirándome fijamente. Siento como si algo malo fuera a pasar y no poder hacer nada. Esta observándome, y el miedo se apodera de mí.

Incomodarte hasta los huesos es lo que pretende hacer The Beast Inside

Notamos el miedo o terror de mil maneras distintas. Ya sea mediante un susto directo, algo a lo que le tenemos pánico o fobia y que no podemos evitar, o la incomodidad de saber que algo no va bien y no podemos hacer nada a nuestro alcance para poder evitarlo.

Y es que el miedo es una emoción, y como tal, forma parte de nuestra vida. Hay personas que la evitan, pero a muchos de nosotros nos gusta pasar miedo, y no es en plan enfermizo (algunos casos sí), pero sí como un entretenimiento, como ver una película de miedo, recorrer un pasaje de terror o jugar un juego como el es el caso de The Beast Inside.

A la hora de añadir este juego a esta familia de miedo, se me hace raro. Ya que cumple con algunos aspectos para cumplir en el género de terror y en otros se queda más bien en un thriller interactivo en el que somos partícipes de la trama.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que en The Beast Inside no vamos a estar en un típico survival horror. Tenemos que sobrevivir, pero de una forma en la que Illusion Ray Studio quiere que sobrevivamos. Voy a ser un poco cafre con esta comparación, pero los primeros compases de este título me recuerdan a la típica película de suspense de un sábado por la tarde de que echan en ese canal que va acompañado de un tres.

Empezamos con una pareja (Adam y Emma) los cuales se mudan a una casita heredada en las montañas alejada de la mano de Dios (topicazo) y que a través de sus diálogos dan a entender que están huyendo de algo o alguien. Parece que todo transcurre con normalidad para esta familia, pero Adam descubre por los rincones de la casa una especie de diario de un tal Nicolás.

Nicolás, un antiguo huésped, el cual tiene una historia un poco macabra en toda esta fórmula. Y es así como vamos intercalando entre capítulo y capítulo con los dos personajes. Viajando al pasado y presente según vayamos encontrando esas páginas del diario de Nicolás.

Con Nicolás viajaremos al pasado para descubrir su historia

Noto que me quedo corto en la historia del juego, pero si de algo brilla este título es de eso, su historia. Y es algo que si le dais una oportunidad es mejor que descubráis vosotros mismos, ya que no es una historia brillante, pero si una que te deja un muy buen sabor de boca.

En la mecánica nos encontramos con un juego que bebe de la primera persona para meternos en la piel de los personajes, y es muy acertada, ya que notamos lo acontecido como si fuéramos ellos, dando más profundidad al peso de la historia.

En tema exploración cumple como otros juegos como Layers of Fear o Amnesia. Podemos coger objetos, examinarlos, mover los objetos pesados y un inventario que cuenta con nuestras herramientas para poder avanzar o resolver puzzles; y el apartado de los notas, que ayudan en el lore de la historia de estos dos protagonistas principales.

El apartado artístico es una delicia; tenemos una casa llena de detalles, los alrededores rodeados de montañas, ríos, cuevas, minas, se sienten vivos y como si de otro personaje de la trama se tratasen. Con un acabado muy decente para tratarse de un juego desarrollado por un estudio Indie.

La luz está muy bien trabajada y da esa capa extra de miedo en determinados momentos de la historia. Adam suele utilizar una linterna, pero cuando pasamos a Nicolás cambiamos de siglo y lo notamos al usar cerillas para ir iluminando las estancias con velas y con un farolillo, el cual necesita carburante para prender. Objetos que si no queremos quedarnos a oscuras, deberemos de ir encontrando por los escenarios cuando usemos a este personaje.

Si algo tiene también mérito en este juego son los puzzles, ¡y que puzzles! He tenido momentos de frustración y desesperación en la que casi peco de ver una ayuda externa en Internet para resolverlos. Pero creedme, si pones empeño y lees, observas y piensas detenidamente todo lo que tienes, llegas a resolverlos con la gratificación que conlleva.

Armaros de paciencia, papel y lápiz, para la mayoría de puzzles

No son puzzles que te encuentras el típico panel para mover objetos y ya está, aquí nos encontramos con acertijos que la mayoría de veces necesitas varios objetos y notas para resolverlos, situarte en determinados sitios para ver una pista relevante o veces en las que el propio escenario es el propio puzzle. Un buen punto para este título, ya que suma un toque de agobio en esta historia de incomodidad.

Y es aquí donde entra el debate de si The Beast Inside da miedo. He pasado miedo recorriendo los escenarios de este título, pero han tenido más protagonismo en los capítulos de Nicolás. Con Adam era como el típico descanso de la trama en la que avanzamos pero no tenemos esa sensación de agobio, ya que nos dedicamos a ir de un sitio para otro quitando «objetos» o buscándolos para poder encontrar la próxima página que nos devuelve al pasado de Nicolás.

La atmósfera de este título puede ser aterradora y macabra en determinadas partes

Pero si de algo no peca es de ser aburrido. Siempre, y recalco siempre, tienes algo que hacer y que el juego se encarga de saber que es lo que toca. No he notado esa desgana que me han podido ocasionar otros juegos de este ámbito de estar recorriendo estancias esperando cinemáticas o el mítico susto después de un sonido atronador.

Illusion Ray Studio saben a lo que vienes, y se encargarán (te lo aseguro) de darte miedo. Ha habido sustos que no me los esperaba, y os hablo como amante del género, que han sabido sorprenderme. Más de tres veces me he encontrado en ese momento de calma después de una situación incómoda y es ahí donde aprovechan para darte el susto. Una carta muy bien jugada y creativa a la hora de dar miedo.

Y contestando la pregunta anteriormente citada, sí, The Beast Inside da miedo, pero es un miedo que se va cociendo a fuego lento. Ayudándose de los dos protagonistas y de la historia que los rodea. Con esa capa de suspense en las partes de Adam y de miedo paranoico y oscuro en las de Nicolás, combinándolas en una historia muy bien escrita y en la que no te cansas de ella.

Tenemos fallos, como algunas inteligencias artificiales de algunos «personajes» (no quiero entrar en spoilers) del juego, y de momentos de guión o frases que no tienen cabida en ese momento. Como que uno de ellos esté hablando a cada puerta que abre, se encuentre con un cadáver en una silla y después del susto no diga nada, como si de algo cotidiano para él fuera.

Son cosillas pequeñas pero que no entorpecen más de la cuenta la jugabilidad. Si buscas un survival horror este no es tu juego, pero si buscas ese miedo que incomoda, que te hace pensar con la cabeza en que algo va mal, que te involucra con los personajes y que llega a formar parte de ti, este es tu juego.

Me sorprende encontrarme con títulos así que no tiran de los «jumpscare» saturados en otros juegos y que trabajan en su historia para no ser el típico juego de miedo. Si eres amante de este género o quieres pasar esos momentos incómodos y que nos suben la adrenalina, este viaje sera uno de esos.

Uno de esos que incomodan como esa figura detrás de la ventana.

The Beast Inside

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Historia muy bien escrita y momentos tensos e irrepetibles. Un poco floja en algunos capítulos, pero que ayuda a ir cociendo un miedo que incomoda a lo largo del juego.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Kurtihope

Superviviente. Una Sega Master System II tuvo la culpa de que ahora este inmerso en el mundo de los videojuegos. Entre el sofá y la nevera.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X