AnálisisHardwareNoticias

Razer Kraken X – Análisis

Hoy entramos de nuevo en el terreno del audio, poniendo sobre la mesa el Kraken X, uno de los headset más exitosos de Razer. Como es habitual, la marca de las tres serpientes ha tenido la amabilidad de cedernos el dispositivo para que podamos analizarlo y traeros nuestras impresiones. Y os puedo garantizar que en esta ocasión estamos ante uno de los productos más competitivos que han pasado por esta redacción.

Y es que Razer mantiene su apuesta de ofrecer periféricos de corte gaming con un rendimiento avanzado, sin olvidarse de las gamas de acceso y de los presupuestos más ajustados. Ahí es dónde estos Kraken X se desenvuelven como pez en el agua, y a continuación vamos a repasar el por qué.

Imagen con la caja de los Razer Kraken X

La presentación y el embalaje de estos Razer Kraken X siguen los estándares de la marca, con materiales agradables y una línea en sintonía con sus diseños habituales. Los colores negro y verde dominan la caja, en la que podemos ver los cascos, el logo de la marca y las especificaciones y contenido del producto. En su interior, protegido por un soporte de cartón, encontramos el headset envuelto en una funda de plástico junto con la nota de presentación, instrucciones y un adaptador doble jack. Una presentación sencilla, con la sobriedad a la que Razer nos tiene acostumbrados, y en la que los detalles están suficientemente cuidados.

Como podéis contemplar en la tabla oficial de características, nos encontramos con unas especificaciones que bien podrían corresponder a un headset de un rango de precio superior. Los auriculares cuentan con unos drivers de neodimio de 40 mm, encerrados en una almohadilla recubierta de piel sintética, de forma ovalada con un tamaño de 65×44 mm, dimensiones que se adaptan con comodidad a prácticamente cualquier pabellón auditivo. La principal baza en cuanto al audio se refiere llega con la frecuencia de respuesta, que en los Kraken X tiene un margen 12 Hz –  28 kHz y una impedancia de 32 Ω a 1 kHz, ofreciendo un rango más que suficiente para garantizar una alta calidad de sonido.

Imagen con especificaciones técnicas de los Kraken X

Con estas especificaciones Razer ha conseguido un conjunto bastante ergonómico y liviano, cuyo peso aproximado es de 250 gramos. Esto se traduce en una mayor comodidad cuando se utilizan en largas sesiones de juego, además de una ventaja a la hora de transportarlos. Para completar el conjunto, el headset cuenta con un micrófono adaptable, cuyo patrón de captación es de tipo cardioide unidireccional. Sus características entran dentro del estándar para estos dispositivos, con una frencuencia de 100 Hz – 10 kHz y una sensibilidad -45 ± 3 dB, aptas para cumplir con su cometido.

Llegada la hora de la verdad, tengo que decir que Razer ha sabido encontrar un excelente equilibrio entre calidad y diseño. Evidentemente quiénes estén acostumbrados a los productos de gamas más altas dentro de la marca, encontrarán diferencias en los acabados de estos Kraken X, que por un lado sirven para conseguir un precio más ajustado, y por otro buscan un enfoque más sencillo. El cambio más significativo lo encontramos en los materiales de la diadema y la estructura, dónde el armazón de metal y la tela dejan paso al plástico para la totalidad del conjunto. Esto, además de reducir los costes de fabricación, permite que los cascos sean realmente ligeros y considerablemente cómodos. Estamos obviamente ante una reducción en la calidad, pero con el cuidado suficiente para que la experiencia de uso sea buena. La capacidad de torsión de la diadema es más que suficiente, y no ejerce demasiada presión sobre nuestra cabeza, lo que unido al buen tacto de la piel sintética y el acolchado de los auriculares, nos permitirán portarlos durante horas sin acordarnos de que están ahí.

Imagen del headset Razer Kraken X

Este cambio en los materiales también afecta al cable de conexión, que también es de plástico frente al trenzado que podemos encontrar en gamas superiores. Esta podría ser su principal pega, ya que la durabilidad y resistencia de los recubrimientos pueden pasar factura a aquellos que hagan un uso intensivo, con transporte y muchas conexiones. De cualquier manera todo está bien rematado y no creo que suponga un problema para darles un uso normal.

Aunque en esta ocasión no contamos con una bisagra que permita rotar los audífonos, sí que cuenta con el habitual desplazamiento por puntos, para poder ajustarlos a cualquier tipo de cabeza. Además incluyen botón para silenciar y control de volumen, un detalle importantísimo para facilitar su manejo. He echado de menos que el micrófono sea retráctil, o al menos que pudiese desconectarse, ya que resulta más práctico para aquellos que usamos micro independiente. De cualquier manera su flexibilidad permite apartarlo sin problema, y quizás lo notarán más aquellos que tengan idea de utilizarlos en el exterior.

Imagen con los Razer Kraken X

Nos vamos al apartado más importante a la hora de analizar unos auriculares, que indudablemente es el sonido. Y puedo deciros que aquí es dónde estos Kraken X brillan con luz propia, con una calidad que los colocan codo a codo con headset bastante más caros. Cuentan con un sonido muy equilibrado, donde destacan unos graves potentes, medios robustos y unos tonos agudos suficientes para que el resultado final sea realmente bueno. Podemos jugar o escuchar música con una buena definición, y sin encontrar distorsión al apurar el volumen, algo que no suele ser habitual en este rango de precios. Sin duda Razer ha conseguido un resultado sobresaliente, sin la brutalidad de los graves de otros modelos propios, pero con unos niveles muy bien compensados.

Además, aquellos que los utilicen en PC con sistema operativo Windows, cuentan con la posibilidad de activar el software de Razer para simular Dolby 7.1. Personalmente no soy muy aficionado a este sistema, ya que creo que resta color al sonido y lo hace bastante plano, si bien es cierto que creo que es de los mejores efectos envolventes simulados que he probado. Y desde luego es un detalle incluir esta posibilidad, que sin duda será importante para aquellos que le den uso.

Imagen con los Razer Kraken X

Puedo decir que estamos ante uno de los headset con mejor relación calidad-precio del mercado. Aquellos que cuenten con un presupuesto ajustado, y busquen unos auriculares multiuso, para jugar en PC, consolas o incluso escuchar música, lo tendrán difícil para encontrar un conjunto más equilibrado. Con un precio de 59€ en la tienda oficial de Razer, estos Kraken X cuentan con un sonido de calidad, un diseño elegante y unos materiales sencillos pero bien terminados. Pueden resultar demasiado sencillos para los que estén acostumbrados a las gamas altas de las tres serpientes, pero dentro de su segmento son simplemente sobresalientes.

Razer Kraken X

Diseño
Rendimiento
Calidad/Precio

Imprescindible

Los Razer Kraken X ofrecen un perfecto equilibrio entre sonido, prestaciones y precio, siendo una opción altamente recomendable para aquellos que quieran subir de calidad con un presupuesto ajustado.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

GranKhan

Apasionado del mundo de los vídeojuegos, y en general de todo lo que lo rodea. Jugador desde que pude sostener un mando. Co-presentador del NaviPodcast. Director de la Comunidad y el canal de YouTube "DominiosDeGranKhan".

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X