AnálisisPS4

Farming Simulator 19: Platinum Edition – Análisis PS4

Un juego sorprendentemente complejo y completo

Lo grande del mundo de los videojuegos es que permite una variedad de entretenimientos bastante grande. Más en concreto en la fantasía de vivir otra vida, ser otra persona, aunque sea una «navecita que mata marcianos» o un fontanero rescatando a una princesa. Es evidente que dependiendo del juego y de la época la inmersión será distinta, aunque en este sentido también afecta la pasión que tenga cada uno por un determinado género o ambientación.

Por lo tanto, si hablamos de inmersión todo vale si es posible convertirlo en un juego, y con ese ánimo nacieron hace muchísimos años los simuladores. Juegos que, aunque tienen mecánicas de recompensa y avance, buscan más la experiencia de transformación de nuestro personaje, el cual nos representa, de un novato a un experto con todo el equipo y las habilidades. Y si lo pensamos bien, al final los simuladores son RPG, ya que nos ponen en la piel de alguien y nos incitan a mejorar para crecer. Por lo tanto, puedo decir no de forma definitiva pero si con seguridad que Farming Simulator 19: Platinum Edition, es un RPG bastante bueno y variado, donde en vez de matar dragones o enfrentarnos al mal, trabajaremos de sol a sol para que nuestra granja no sea solo la más grande, si no la más rentable, y por lo tanto un buen negocio. No toméis lo de ser un RPG como algo literal, es una licencia que me tomo.

Evidentemente en Farming Simulator 19 no tenemos ni trama ni una narrativa, salvo la que nosotros mismos creamos con el éxito o fracaso de nuestra granja. Por lo que vamos a hablar desde un principio de las mecánicas del juego y todo lo que nos ofrece.

Estamos ante un simulador potente, que nos permite llevar una granja solo o con 5 personas más en el modo online. Algo nada desdeñable, porque realmente estamos ante todo un trabajo, literalmente trabajo. Aquí hay que utilizar diferentes máquinas para arar, cosechar y recoger el fruto de nuestro esfuerzo, talar árboles, transportar ganado y un gran número de mecánicas que nos pueden volar la cabeza.

Es realmente una vida en el campo, porque aunque tenemos una cantidad de acciones muy variadas que hacer, podemos tomarnos nuestro tiempo, ya que así lo pretende el juego. Cada tarea se realiza con calma y así es como el juego se alarga, pero no de una manera superficial. Ya que no solo estamos invitados a trabajar, también podemos explorar, pasear, montar a caballo o incluso tener a nuestro propio perro. Una autentica vida campestre, que nos absorberá de una manera realmente sorprendente.

Cosechando
Si somos un poco vagos podemos contratar a trabajadores para hacer nuestro trabajo, pero ganaremos menos dinero

El nivel de detalle puede llegar a puntos impresionantes, ya que utilizar los tractores y maquinaria del campo en general nos exigirá no solo conducirlos, sino también utilizar las piezas móviles de los mismos para realizar los diferentes trabajos, tales como cosechar y recoger el producto. También tendremos que decidir qué tipo de plaguicida usar según nos convenga o que hayamos plantado. La cantidad de decisiones a tomar es casi tan variada como la acciones a realizar.

Farming Simulator 19 puede tomarse de dos formas, una es de forma sencilla, simplemente juegas sin muchas pretensiones y por pasar el rato. Algo que está bien pero no permite exprimir el juego todo lo humanamente posible. La forma «correcta», por decirlo de alguna manera, es preocuparse por la economía del juego, y para ello la clave lógicamente es el dinero.

Nuestros fondos nos limitarán a la hora de las acciones a realizar ya que todo cuesta dinero. La simiente, el abono, el cuidado, el funcionamiento de las máquinas y absolutamente todo el material que usaremos hay que pagarlo. Además del material básico, tenemos a nuestra disposición más de 300 modelos de máquinas reales que adquirir y utilizar, sobre todo teniendo en cuenta que esta versión viene con la Platinum Edition que dispone de muchísimo más contenido.

Lo bueno es que la oferta de productos que podemos ofrecer será variada, porque junto con la siembra tenemos la cría de ganado, a la cual se suma la cría de caballos, algo que se introdujo en este Farming Simulator 19. Los caballos, aunque no aportan al juego más que otro elemento, tienen la peculiaridad de que los podemos montar, como ya comente antes, y eso siempre es un elemento bonito y agradable.

En tren
Básicamente es una forma de llevar grandes cantidades de suministros y no tiene mucho misterio, pero podemos llevar un puñetero tren

Por lo tanto, la gestión es un elemento crucial en este juego, de manera que cada decisión que tomemos y cada acción en la que dediquemos nuestro tiempo, nos acercará más o menos a una economía superior, que nos permita reinvertir en más elementos, con su correspondiente mejor resultado.

Muy importante el tema de los mods, que añaden máquinas y entornos nuevos, los cuales aunque de manera no oficial, añaden más horas a este interminable juego.

Juegos como este están muy por encima de la simple experiencia en cuanto la gestión de un campo. Dentro de sus capacidades, la intención es crear una sensación de inmersión que nos meta de lleno en ese mundo que nos propone. Algo que consigue más por su forma de hacer las cosas que por su aspecto.

Visualmente, está entre lo correcto y lo notable, pero un poco de por detrás de las capacidades técnicas de hoy en día. Aun así, el juego es muy vistoso y variado en cuanto elementos, por lo que nos ofrece unos espacios amplios y recreaciones de diferentes maquinarias bastante acertadas. De hecho, este último punto sobresale sobre todo el aspecto visual del resto del juego, es increíble el mimo y el trabajo que han dedicado a recrear todos esos tractores y cosechadoras y como de alguna manera llegas a verlas casi como los bonitos coches que puedes desbloquear en cualquier juego de carreras.

Mods
El juego tiene una cantidad de contenido brutal, pero si encima le sumamos los mods, es para alucinar

En cuanto a la banda sonora realmente no hay mucho que destacar, simplemente es correcta. Se adapta bien a lo que el juego pretende y sin mucho aspaviento consigue acompañar a los idílicos entornos y parajes que nos propone, para que quede más patente que la idea es que tu vida en el campo sea tranquila.

Por suerte o por desgracia, no a todos nos gusta lo mismo, y aunque hay cosas que son más del gusto general, hay otras que nunca podrán estar en el top de lo más jugado. En el caso de Farming Simulator 19: Platinum Edition, es evidente que hablamos de algo para unos escogidos. Los cuales, aunque no son el grueso de la industria del videojuego, si son varios cientos de miles de personas. Y es que, aunque para un lego en los simuladores sea difícil de entender, estamos ante uno de los mejores simuladores del mundo y de la historia hasta el momento. Un simulador que dentro de sus valores de producción es ambicioso y se toma muy en serio en sí mismo.

Puede que en lo personal no sea de mis juegos favoritos, o que ni siquiera sea un juego para mí, pero como persona que lleva jugando casi toda su vida a videojuegos, ha sido una experiencia gratificante y muy constructiva. Es posible que en algunos momentos el juego se me haya atragantado un poco debido a su complejidad y la gran cantidad de contenido que tiene, pero una vez superado ha sido muy grata la experiencia. Por lo tanto, aunque no siempre os vaya a gustar, os animo a acercaros a esta clase de títulos que pueden ofrecernos experiencias distintas y muy dignas de ser jugadas.

Farming Simulator 19: Platinum Edition

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Un gran simulador, bastante denso y que se toma muy en serio a sí mismo.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X