AnálisisPS4

Conception Plus: Maidens of the Twelve Stars – Análisis PS4

Baby Boom a la japonesa

Conception Plus: Maidens of the Twelve Stars es un remaster desarrollado por Spike Chunsoft del título Conception: Please Give Birth to My Child! (también desarrollado por Spike), que salió en la ya difunta PSP en 2012. Mientras que este título jamás llegó a Occidente (al menos, no por las vías tradicionales), sí que recibimos en Nintendo 3DS y PS Vita su secuela, llamada Conception II: Children of the Seven Stars. La saga ha estado congelada en al ámbito de los videojuegos hasta el día de hoy, con la llegada de Conception Plus: Maidens of the Twelve Stars.

Repasar la historia de este título es necesario, ya que no podemos olvidar su condición de remaster de un JRPG de PSP de hace nueve años: determina la mayor parte de sus características, tanto a nivel técnico como jugable. Una de las razones que ha motivado el desarrollo de este producto justo en el momento actual es el lanzamiento de un anime basado en la premisa de este título. Se emitió en Japón las pasadas navidades y ha llegado al servicio de streaming de anime Crunchyroll.

Todo este trabajo de contextualización es útil para aclarar que no estamos ante un caso como el The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel. Este Conception no pasará a la historia como una de las sagas de rol más infravaloradas del medio, pero tampoco es su pretensión. Sin embargo, si sois fans de los simuladores de citas y de los dungeon crawlers, estáis de enhorabuena. Conception Plus: Maidens of the Twelve Stars, aún con todos sus fallos y limitaciones, es una experiencia divertida y original en muchos de sus aspectos, que gustará especialmente a aquellos que puedan disfrutar de esos dos ingredientes de este particular y ecchi cóctel.

La trama de Conception Plus: Maidens of the Twelve Stars es de lo más delirante que he jugado en este año: el protagonista del título y su mejor amiga/prima un día se ven arrastrados a un mundo de fantasía llamado Granvania. En él, el monarca les informa de que son los conocidos como God’s Gift (o regalos de Dios), y que han sido traídos a esta tierra con el objetivo de salvarla de las impurezas, seres malvados que habitan en unos laberintos subterráneos.

Estas Impurezas solo pueden ser derrotadas con la ayuda de los Star Children, infantes nacidos gracias a la energía Star. ¿Nuestro papel en este lío? El God’s Gift debe relacionarse con las Star Maidens, mujeres que representan a cada una de las constelaciones del zodiaco. Mediante un ritual mágico, que parece sexo pero dejan muy claro que no lo es, tenemos que dar a luz a Star Children cada vez más poderosos, equiparlos con armas e irnos de mazmorreo con ellos a limpiar todos y cada uno de los pisos de los laberintos subterráneos. Solo así conseguiremos salvar el mundo de Granvania y volver a la apacible vida de nuestro mundo natal.

Esta particular propuesta se traduce en dos secciones jugables muy diferenciadas: las que estamos en Granvania, recorriendo sus principales puntos y relacionándonos con las Star Maidens, y los laberintos subterráneos, donde el juego se vuelve un dungeon crawler simple y directo. Como os podéis imaginar, el elemento diferenciador que une estos dos tipos de jugabilidad son los Star Children.

Las Star Maidens de Conception Plus
Los diálogos, aunque entretenidos, caen totalmente en tropos de anime ecchi y dobles sentidos…

Tenemos un desarrollo de los acontecimientos por meses y semanas. Cada semana tenemos una serie de puntos que gastar con las Star Maidens, siendo cada punto una posible conversación que tener con ellas y conocerlas mejor. Cuanto mejor sea nuestra relación con ellas, más posibilidades de Star Children fuertes o con características raras tendremos. Un dato curioso es que, al estar asociado con el zodíaco, cada mes es más propicio para engendrar Star Children con la doncella que represente a ese signo del zodíaco concreto, por lo que también tiene cierto elemento de planificación.

Las conversaciones son interesantes o curiosas gracias a la personalidad de las chicas, muy diferenciadas (aunque muchas de ellas resultan un poco cliché de anime), pero también con pocas posibilidades: casi siempre tendremos tres opciones, siendo una neutra, una mala y otra buena; saber discernir qué respuesta nos es beneficiosa dependerá de lo que hayamos escuchado a esa persona. También podemos hacerles regalos para mejorar nuestra relación. El humor del juego depende totalmente de bromas clásicas de mangas tipo harem y dobles sentidos, siendo para un público muy específico.

Una vez hayamos charlado con ellas, podemos dirigirnos a la iglesia para concebir mágica y castamente a nuestro vástago. Los Star Children vienen, no solo con ciertas bonificaciones aleatorias y un nivel máximo predeterminado, sino con unas estadísticas que podemos potenciar según las de la madre. Por si fuera poco, hay casi treinta clases/trabajos disponibles para asignarles (guerrero, mago, clérico, ranger, etc), que guiará su evolución y futuras habilidades. Se irán desbloqueando nuevas clases a medida que avancemos en nuestras relaciones e incluso haciendo Star Children con dos compañeras a la vez (muy parecido a la mecánica de fusión de Personas en la serie de Atlus).

La doncella de Piscis en Concpetion Plus
… pero eso no impide que muchas de las doncellas sean personajes agradables y divertidos

Para rematar esta característica tan peculiar, los Star Children se agrupan en formaciones de cuatro niños, contando cada grupo de cuatro como una sola unidad a controlar a la hora de atacar y recibir daño (a pesar de las características únicas de cada uno de los miembros del equipo). En total podremos llevar a nuestro protagonista junto a otros tres equipos de Star Children, es decir, hasta doce niños pueden acompañarnos. Otra mecánica curiosa es que, al alcanzar el nivel máximo predeterminado, podemos liberar a esos niños en Granvania para que cumplan otras tareas y suban el nivel de la villa. Eventualmente abrirán sus propios negocios, como un campo de entrenamiento o una tienda de regalos, además de desbloquear objetos y otras características.

Los laberintos subterráneos son muy parecidos a los mementos de Persona 5 o a los pisos de otras entregas de la serie: se generan de forma aleatoria y debemos avanzar cinco pisos hasta llegar a un malo final que hace avanzar la historia. Los pisos no tienen demasiados elementos con los que interactuar más allá de cofres o trampas; podemos ver a los enemigos que pululan por los pisos para así atacarles por sorpresa, o que nos pillen desprevenidos a nosotros. Al no estar previamente diseñados y proceder de un título de PSP, recorrer estos escenarios no tiene ningún aliciente a nivel narrativo o estético (tanto los escenarios como los enemigos se repiten hasta la saciedad); son simples zonas de grindeo hasta alcanzar el nivel suficiente para avanzar. Y más os vale que os guste el sistema de combate, porque pasaréis decenas de horas entrenando.

Los combates son por turnos, empleando al protagonista y los tres equipos de Star Children. Podemos atacar, usar objetos o habilidades especiales, defendernos y ordenar a nuestras unidades que sigan ciertas tácticas para que los combates se resuelvan de forma automática. Hay dos herramientas principales a dominar en el combate de Conception Plus: Maidens of the Twelve Stars y que, combinado con los Star Children, constituyen los principales alicientes de los combates del juego.

Los Star Children de Conception Plus
Desde muy pronto tendremos un excedente de niños. Al principio engancha, pero también el combate muestra casi todas sus cartas desde el principio

En primer lugar el posicionamiento alrededor del enemigo. Podemos elegir desde que punto atacar al enemigo, habiendo cuatro posiciones posibles a su alrededor. Habrá posiciones que le supongan un punto débil y otras en las que deberemos tener precaución, pues nos indicarán en pantalla donde va a lanzar algunos de sus ataques. Además habrá otros enemigos orbitando alrededor, por lo que debemos tener en cuenta ataque y defensa cada vez que nos desplazamos. La segunda mecánica a dominar es la cadena, ya que asestando varios golpes consecutivos podemos entrar en un estado en el que hacer ataques extra al enemigo nos dará Bond Points al final de los combates.

Los Bond Points se consiguen haciendo cadenas en los combates y hablando con las Star Maidens, y son la moneda de cambio a la hora de hacer niños y para una habilidad de los Star Children en combate: usando cincuenta de esos puntos los Star Children pueden fusionarse en un poderoso robot gigante durante algunos turnos.

Las primeras horas de combates en Conception Plus: Maidens of the Twelve Starsson realmente prometedoras y divertidas. El uso del posicionamiento y las sinergias con los Star Children, además de su organización y editar su equipación, nos harán creer que el juego puede mantener ese ritmo y que el combate es más profundo de lo que parece. Es un sistema que se siente fresco, pero que depende demasiado del nivel y poco de la estrategia.

Por desgracia, los enemigos usan patrones de ataque muy similares siempre, y suelen agruparse de la misma forma para todos los encuentros. Una vez luchas contra ellos un par de veces y aprendes sus patrones de ataque, es muy fácil engañarles y aprovecharnos, y más si tenemos el nivel suficiente. El grindeo es fundamental en Conception Plus: Maidens of the Twelve Stars, mucho más marcado que en la saga Persona.

Los combates en Conception Plus
Los combates tienen elementos bastante originales y efectivos, pero podrían haber dado más importancia al componente estratégico

Los escenarios de este título y el mazmorreo pueden caer rápidamente en la repetición debido a la gran cantidad de combates que deberemos realizar antes de los encuentros finales, y la falta de identidad propia de los diferentes pisos. Sumado a un diseño de enemigos poco destacable, hace que solo sea una fórmula efectiva para aquellos que disfruten mucho este ciclo constante: hablar con las doncellas, hacer hijos, organizar el equipo, mazmorreo y vuelta a empezar. Es una fórmula que funcionaba muy bien al estar pensada para una consola portátil; no necesitaba tanta variación porque estaba pensada para ratos cortos, pero en una consola de sobremesa hace que se vuelva repetitivo muy rápido.

También es cierto que es un combate que, al no ser tremendamente exigente (al menos la mayor parte del tiempo, ya que de vez en cuando hay picos de dificultad que exigen un extra de entrenamiento), se hace fácil de controlar mediante el sistema de órdenes, avanzando así más rápido en el grindeo y amenizando la experiencia. Casi todas las sesiones de juego que he tenido con Conception Plus: Maidens of the Twelve Stars se han alargado bastante más de lo que esperaba, en el buen sentido: se sube de nivel relativamente rápido, y al variar a menudo de Star Children y mezclarse con las conversaciones se genera un ritmo de juego que, aunque repetitivo, también es muy entretenido. Además, disfruto más de los combates de los JRPG más clásicos, por lo que la repetición inherente a los dungeon crawler nunca la he disfrutado tanto. Los fans del género se sentirán como en casa.

Con respecto a la versión de PSP se han añadido mejoras en el apartado gráfico, como en las texturas y animaciones (aunque no destacan por encima de los carismáticos diseños anime de los Star Children), además de añadir nuevo contenido como una nueva mujer con la que relacionarlos, una profesora de la escuela. A nivel personal, las partituras del título, sobre todo las de la sección de mazmorreo (quizás también por efecto de la rutina), no me han gustado tanto como en otros exponentes del género. Cabe destacar que el título nos llega con voces en inglés-japonés y textos en inglés; a pesar de la importancia secundaria de la historia, disfrutar de los diálogos es una parte importante de la experiencia, por lo que puede ser una barrera.

Conception Plus: Maidens of the Twelve Stars es un juego de PSP con gráficos actualizados, lo que trae consigo algunos problemas. A pesar de que sus dos mecánicas principales son sólidas, y la dinámica de los Star Children es innovadora y divertida, se realiza tantas horas la misma rutina que es fácil que se haga repetitivo antes de llegar a alguno de sus múltiples finales.

Eso sí, si eres un fan de los simuladores de cita y de los dungeon crawlers, y te llama la estética anime del juego, es una apuesta casi segura. Sus mecánicas, aunque repetitivas, son divertidas y efectivas. Una vez entras en la dinámica se hace muy cómodo y adictivo, sobre todo en la primera mitad del juego.

Conception Plus: Maidens of the Twelve Stars

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Conception Plus: Maidens of the Twelve Stars gustará y divertirá durante decenas de horas a los amantes de los simuladres de citas y los dungeon crawlers, principales mecánicas del juego. Para el resto puede resultar una experiencia repetitiva y con una historia que es más un marco que el motor principal del juego.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X