AnálisisPC

HUNT: Showdown – Análisis PC

¡Qué empiece la cacería!

No es de extrañar que con la fuerza que tienen hoy dia los juegos multijugador, muchas compañías se sumen al carro. Pues Crytek no se ha quedado atrás. Los padres de Crysis y FarCry nos traen un nuevo juego orientado completamente al multijugador. Así que aquí tenemos a HUNT: Showdown, un juego que es duro de clasificar en un género. Pero podemos decir que mezcla FPS con supervivencia y algo de Battle Royale, además de fusionar un entorno PvE y PvP en la misma partida.

Después de un tiempo en early access, la versión 1.0 del juego vio la luz el pasado mes de agosto. Ahora por fin hemos tenido acceso y os contamos que nos ha parecido.

El juego sitúa su acción a finales de un siglo XIX alternativo y decadente. Donde terribles monstruosidades desolan la tierra. Nosotros encarnaremos a un linaje de cazarecompensas cuyo objetivo es, precisamente, acabar con estos monstruos. Obviamente, a cambio de suculentos premios.

Bueno, este es el argumento del juego y ciertamente, para un título que únicamente es multijugador, no se puede pedir mucho más. Pero no se puede negar que la idea de situar la acción en esa época es una genialidad y de hecho, a mi por lo menos me ha dejado con las ganas de una buena campaña para un solo jugador.

Al comenzar una partida con un matchmaking bastante eficiente, ya sea solos o con un compañero, tendremos que localizar a dos jefes para acabar con ellos, conseguir la recompensa y salir del mapa sin que nos maten. Todo esto no será tarea fácil teniendo en cuenta que hay aberraciones por todas partes y nos intentarán matar a la primera de cambio. Pero no solo eso, y es que también habrá otros jugadores por el mapa que tienen el mismo objetivo que nosotros… Y solo hay recompensa para uno.

Para localizar a los jefes (dos por partida) tendremos que descubrir hasta tres pistas que nos llevarán al paradero de cada uno. Llegar hasta ellas es relativamente fácil gracias a la habilidad de visión oscura que nos guía, prácticamente en línea recta, a las pistas que necesitamos. Una vez localizamos el jefe y acabamos con él, tenemos que defendernos en la zona hasta que podamos coger la recompensa, y si tenemos la suerte y habilidad necesaria, podremos escapar del mapa sin morir (momento en el cual el resto de jugadores podrán saber donde estamos). Cosa que es bastante difícil, porque recuerdo que todo esto hay que hacerlo mientras lidiamos con enemigos y otros jugadores.

Así es como el juego crea una mezcla bastante equilibrada entre PvE y PvP, además introduce elementos de Battle Royale, puesto que si nos matan estamos fuera de la partida para siempre y sin posibilidad de respawn. Por eso es recomendable jugar junto a algún amigo. Ya que en este caso, nuestro compañero nos podría revivir.

Matado a uno de los jefes
Este es El Carnicero. Uno de los jefes más famosos del juego. Aunque hay pocos tipos de jefes su diseño es genial a la par que terrorífico

Ahora que ya hemos explicado las bases del juego, vamos a ver como se desarrolla todo esto.

Para conseguir nuestro objetivo será fundamental el sigilo y ahorrar munición. En primer lugar si nos ponemos a disparar como locos atraeremos a muchos enemigos cercanos, y de paso, otros jugadores podrán escucharnos. Así que es recomendable abrirnos paso a cuchillo y dejar las armas de fuego como último recurso. Claro, la munición resulta escasísima y además, cada vez que encontremos cajas de balas nos darán solo unas pocas. De igual forma pasará con los objetos de curación.

Así que antes de cada partida será necesario equiparnos bien, comprando las armas que consideremos necesarias y demás objetos de supervivencia. Pero también será necesario renovar nuestro linaje de cazadores, ya que si morimos en el juego nuestro cazador desaparecerá para siempre. Teniendo que contratar a uno nuevo y volver a equiparlo con armas y habilidades. Esto aunque pueda parecer tedioso, es un factor que añade mucha tensión a la partida, ya que nos jugamos demasiado al morir.

Como ya hemos dicho, hay que hacer frente a una serie de enemigos controlados por la IA. Estos nos pueden inducir estados alterados como «ardiendo» o «sangrando», y detenerlos nos costará unos segundos quietos donde seremos más que vulnerables. Sin embargo su IA es en ocasiones es bastante boba, así que resulta relativamente fácil escapar de ellos o matarlos a cuchillo. De entre los enemigos, que la mayoría son muy genéricos, hay algunos especiales que plantean un reto mayor, pero se echa en falta más variedad de estos. Lo mismo pasa con los jefes; son muy pocos y también resultan fáciles de matar. Por lo que la mayor amenaza en HUNT: Showdown son el resto de jugadores.

La acción del título es bastante lenta, nada que ver con otros juegos multijugador del estilo que suelen ser más frenéticos. Aquí el personaje se mueve, recarga las armas (además para recargar hay que pulsar el botón si o si) y dispara lentamente. Esto ya puede ser una razón para echar atrás a muchos usuarios. Porque resulta que HUNT: Showdown no es un FPS al uso. Se trata de un juego bastante táctico y por tanto, está muy destinado a un público de nicho. Aunque incluso yo, que soy muy fan de los FPS rápidos y frenéticos, he vivido partidas realmente épicas.

Los mejores momentos se vienen cuando estamos matando al jefe. Que será cuando aparezcan otros jugadores buscando su recompensa. Defender la zona correctamente y movernos con sigilo mientras que somos rápidos a la hora de darnos cuenta de que nos acechan es, sin duda, todo un desafío. Sobre todo cuando subamos de rango y empecemos a jugar con usuarios más experimentados. Así que pese la primera impresión negativa que pueda causar el juego a un público determinado, una vez tienes una buena partida querrás más para volver a vivir uno de estos momentazos.

Pero si hay algo que me desagrada son las armas, concretamente las de fuego. Hay muchas y están inspiradas de forma realista en la época. Pero ocurre que muchas de ellas se sienten redundantes. Por ejemplo, hay muchos revólveres, escopetas y ballestas similares; de forma que aunque el arma y su precio sean distintos, da la sensación de que nada cambia y nos hemos gastado el dinero en lo mismo. No será hasta rangos muy superiores cuando consigamos acceder a un arsenal más potente y variado.

De igual forma, el repertorio de cazadores que podemos contratar también es redundante y no tienen habilidades ni nada que los haga únicos. Así que a los de Crytek se les ha ocurrido añadir un DLC con dos personajes y dos armas adicionales… Por la friolera de 9,99€. Algo que resulta inadmisible costando el juego principal 39,99€ y repito, se trata de un juego que solo es multijugador.

Apuntando a los zombies
Será mejor esquivar a esos enemigos, ya que estamos esperando a que el jefe muerto nos de la recompensa y por tanto, si nos liamos a tiros a lo loco los jugadores cercanos se darán cuenta de nuestra presencia

Desde Crysis, un juego de Crytek es sinónimo de tener que desembolsar un pastizal en un PC que pueda moverlo. Esta vez por suerte estamos ante un juego más optimizado que Crysis, pero aun así bastante exigente con los PCs actuales, si es que queremos jugarlo a tope.

Pese a todo, no se puede negar el gran trabajo en muchos aspectos técnicos, ya que el CryEngine es un motor gráfico sublime. La ambientación es realmente genial, algo que rara vez veréis en un juego multijugador. Donde se ha cuidado y puesto extremo cuidado y cariño en cada rincón del mapeado. Además el mapa se puede jugar de día, de noche, con niebla y otros detalles interesantes. Los efectos de iluminación, fuego y explosiones también son geniales. Así que en resumen: HUNT: Showdown es un título muy estimulante a la vista.

Pero igual que hay luces también hay sombras. Por ejemplo, hay muy pocos modelos diferentes del mismo enemigo. Los «zombies», por llamarlos de alguna forma, serán los más comunes y casi todos son iguales, además de que sus animaciones dejan que desear. Algo que también ocurre con los cazadores que podemos contratar.

Por otro lado, haciendo referencia a la optimización para cambiar la configuración gráfica del juego, me he visto obligado a reiniciar el pc o a apagar y volver a encender en su defecto. Algo que resulta incomprensible en un juego que se supone ha salido de early access. Por suerte, no he tenido muchos mas problemas así ya que mi PC es relativamente potente, pero podéis mirar por los foros la cantidad de problemas técnicos que ha tenido la gente.

Definitivamente es un apartado que aún tiene que pulir unas cuantas cosas más para llegar a ser perfecto. Lo que no quita sus muchas virtudes.

Niebla en el mapa
Cuando la niebla invade el mapa la ambientación se vuelve genial. Los toques lúgubres y siniestros están a la orden del día en HUNT: Showdown

Estamos ante un juego que combina acertadamente varios géneros, resultando bastante divertido y adictivo. Tiene carencias importantes que no se han pulido al salir del early access. Ya sea la IA de los enemigos, la redundancia de las armas o los problemas técnicos entre otras cosillas de menor importancia.

Pero si te gustan los juegos competitivos, tienes aquí un buen producto. Ten en cuenta que su precio es muy elevado (50€ el juego y el DLC) y está destinado a un público de nicho. Por lo que si no sabes seguro que te va a gustar sería conveniente esperar a alguna rebaja para comprarlo.

HUNT: Showdown

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Aun con sus carencias, es un buen juego multijugador competitivo.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Nukem

Ingeniero informático, en el mundo de los videojuegos desde que cogí la escopeta de doble cañón en DooM 2 y muy fan de los First Person Shooter clásicos. System Shock 2 es el mejor juego de la historia.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X