AnálisisPC

Gears 5 – Análisis PC

¡Adelante Gears!

Si hay una saga que es un estandarte de todo un cambio generacional esa es Gears of War. Comenzando sus andadas en los comienzos de Xbox 360, supuso un brutal adelanto a nivel técnico. Pero no solo eso, puesto que también supuso una innovación a nivel jugable que, como no podría ser de otra forma, la han copiado otros juegos hasta la saciedad.

Tras la salida de la cuarta entrega para Xbox One, el nombre se cambió a simplemente Gears 4. Una entrega que corría a cargo de un nuevo estudio: The Coalition. Quienes supieron mantener con creces el nivel que marcó Epic Games en su momento. Ahora, nos vuelven a traer otra entrega de la saga. Y no hay duda de que Gears 5 es uno de sus proyectos más ambiciosos. Veremos a ver que tal está.

Gears 5 nos vuelve a poner en la piel de personajes como JD, Kait y Cole, quienes protagonizarán sobre todo esta nueva aventura. Pero sin olvidarnos del mítico Marcus Fenix y otros tantos que seguirán ahí aunque jugando un papel más secundario. Además se introducirán varios personajes nuevos, por ejemplo el odioso Fahz o nuestro robot de combate y nueva mano derecha: Jack.

Aunque el juego es continuista, aporta nuevas cosas interesantes a la trama. Retomaremos la acción tras los acontecimientos pasados porque la lucha contra «El Enjambre» nunca parece tener fin. Pero esta vez habrá algo más que diálogos repletos de bravuconadas, insultos y chulerías. No os preocupéis los amantes de los clichés y las americanadas (entre los cuales me incluyo) porque en Gears 5 las cosas se solucionan disparando primero y preguntando después.

Lo que sí quiero destacar es que, por primera vez y por extraño que parezca, estamos ante la historia más completa dentro del universo del juego. Un universo que crece a un ritmo exponencial entrega tras entrega, y al que ya es hasta difícil seguirle la pista.

Por un lado seguiremos las aventuras de JD intentando reparar el Martillo del Alba, pero por otro, seguiremos a Kait en una odisea por encontrar la verdad sobre su pasado. No diré más para no hacer spoilers de una campaña que es buenísima. Pero si que os puedo comentar que la cantidad de diálogos que encontraréis resulta hasta anormal para un juego de esta saga (aclaro que lo digo en el buen sentido). Los personajes resultan más profundos y con esos diálogos que comento, se explora su lado más personal y oscuro. Donde se puede destacar sobre todo el segundo capítulo del juego, que al menos a mi es el que más me ha gustado.

Pero no os vayáis a pensar que va a faltar acción. Gears 5 es lo que todos sus antecesores fueron. Esto es un desenfreno de momentos épicos, tiroteos y matanzas de aberraciones que, cada vez son más feas y tienen más mala leche. Así que vamos a hablar de lo que los fans de la saga venimos a buscar.

Batalla de los CGO contra los DeeBees poseidos
Los DeeBees poseídos por las sanguijuelas han asaltado la ciudad y la han liado parda. Pero vamos provistos del nuevo Lancer LG así que ningún problema

El juego retoma el mítico sistema de coberturas que le dio fama a la saga. Se nota que este sistema ha sido pulido con un control mucho más ágil. Pero lo que más se nota es un diseño de niveles exquisito, que facilita tanto tomar coberturas como moverse entre ellas. A este sistema también se le han añadido nuevas características, con las cuales os familiarizaréis nada más comenzar la partida en la misión de entrenamiento de turno.

En primer lugar comentaré una de las principales novedades en el combate, se trata de nuestro robot Jack. Este podrá ejecutar habilidades de ataque o de apoyo, así como puede coger objetos inalcanzables. Por ejemplo, puede darnos un extra de armadura para cuando estemos apurados, volvernos invisibles o confundir a los enemigos entre otras cosas. Además podremos subirle de nivel a partir de unos «componentes» que encontraremos. Pero para ello habrá que explorar bien el mapeado, puesto que la mayoría de estos artefactos no están para nada a la vista. Algo que no solo aporta nuevas características a la jugabilidad, sino que también incita a la exploración. Por otro lado, en muchos momentos del combate tendremos que tomar ciertas decisiones e incluso, se han añadido zonas de «mundo abierto» en las que podremos explorar a nuestro antojo y hasta descubrir misiones secundarias. Que por cierto funcionan muy bien y no están ahí solo para alargar la duración de la campaña.

También se han añadido armas nuevas que son auténticas bestialidades. Por ejemplo tenemos el Lancer LG, un nuevo tipo de lancer cuyo disparo alternativo lanza una lluvia de granadas sobre el enemigo. O el cañón criogénico, que congelará a los enemigos para luego destrozarlos a patadas. Pero encontraréis bastantes más sorpresas armamentísticas, que también han dejado hueco para viejas joyas como el arco explosivo.

Comienzo del juego
Así empieza Gears 5. Después de esto pasarán dos minutos y ya estaremos repartiendo leña

Pero si algo bueno le veo al arsenal más que nunca es su equilibrio. Habrá armas más fáciles de utilizar que otras, sin embargo, las más difíciles provocarán matanzas más contundentes y satisfactorias. Claro todo esto tiene más importancia en el multijugador, donde demostraremos que tan buenos somos con el rifle de francotirador, o cogiendo a los enemigos desprevenidos con la motosierra de nuestro Lancer. Y es que las posibilidades que da este armamento son muchísimas, de hecho, en esta entrega se nos obliga más que en las anteriores a tomar decisiones sobre que armas llevar. La munición escaseará más de la cuenta, sobre todo en las dificultades altas. De forma que constantemente estaremos intercambiando nuestro arsenal con el de los enemigos muertos. Quienes por cierto, son auténticas esponjas de balas y necesitan de intensas dosis de plomo para morir.

Estos también tienen incorporaciones nuevas. Mis favoritos son las sanguijuelas. Con la capacidad de volar en bandada arrasando todo a su paso, así como de corromper a los robots «DeeBees» y volverlos en nuestra contra. Otro fichaje del enjambre será una enorme bestia que habrá que matar a base de tiros a la cabeza. Una abominación de no sé cuantos metros de altura que porta un enorme mazo. Otra arma nueva con la que sembraremos el caos entre los malos y además unas de las más divertidas del juego. Tampoco faltarán los típicos enemigos especiales que hacen algo más que simplemente dispararnos. No diré nada para no arruinar ninguna sorpresa. Pero se trata de enemigos que nos harán tomarnos el combate de forma mucho más táctica. Así en cada tiroteo nos plantearemos con que enemigos acabar primero o incluso, en muchas ocasiones, tendremos que aprovecharnos de elementos del entorno para derrotarlos más fácilmente. Que no solo de barriles rojos tratará la cosa, porque no solo las armas nos dan muchas posibilidades en combate, si no también lo que nos rodea.

Ataque del pouncer
Tenemos uno de esos Pouncers preparándose para atacarnos. Podemos ver como al lado suya hay un arma aparentemente inalcanzable, pero Jack podrá traérnosla

Estamos ante una de las sagas responsables del triunfo del multijugador online en consola. Y como no podía ser menos, Gears 5 está a la altura de la saga y del resto de títulos de acción más que de sobra.

Para empezar, la campaña la podremos superar en cooperativo y es un modo que se puede utilizar tanto a pantalla partida como online, pero es aquí donde tengo hasta ahora la primera queja sobre el juego. Resulta que para encontrar jugadores en la campaña tenemos que recurrir si o sí a los grupos de Xbox, lo que hace algo tedioso encontrar compañeros para superar el juego. Siendo la opción más rápida invitar a los amigos que tenemos agregados.

Por suerte esto último no es necesario en el resto de modos multijugador. Donde vuelve el «modo horda», que para mi es el más divertido. Con nuevas características como personajes con diferentes habilidades y ventajas, nuevos mapas y muchos niveles de dificultad para adaptar el reto a nuestro gusto (¡Eh! y los enemigos chorrean números con el daño inflingido). También vuelven los nuevos modos competitivos que ya conocemos. Los cuales son tan divertidos como siempre y ahora más aún con la gran labor que se ha hecho equilibrando todo el arsenal.

Una nueva incorporación cooperativa es el «modo escape«. Como su propio nombre indica, tendremos que escapar de un escenario que se va plagando poco a poco de veneno mientras lidiamos con el enjambre y sin apenas munición, intentando, de paso, hacerlo en el menor tiempo posible. Un auténtico desafío que también puede volverse tedioso por momentos. A mi parecer, este modo podría haberse mejorado algo más y no termina de convencerme del todo.

Estos modos traen consigo mucho contenido desbloqueable, orientado como no a alargar la vida del título hasta el infinito. Son tantos los modos tanto cooperativos como competitivos, que es muy difícil aburrirse del multijugador de este Gears 5.

Esfera de la matriarca
¿Qué habrá dentro de esa esfera? Bueno, tendréis que averiguarlo vosotros.

Mucho se hablado de este tema, y desde aquí vamos a decir las cosas tal y como son. A aquellos que se les ha ocurrido comparar Gears 5 con Gears of War 2 argumentando que este último se ve mejor, les recomiendo una visita al oculista. O al menos, que jueguen antes de hablar. Porque la realidad es muy diferente de la charlatanería.

A nivel visual es uno de los juegos más gordos que ha sacado Microsoft, de eso no hay duda, y de nuevo os invito a jugarlo y juzgar por vosotros mismos. Ya que las capturas de pantalla entre la compresión y el tamaño no hacen justicia al espectáculo que vamos a presenciar. Gears 5 tiene unos entornos bonitos y muy detallados que no van a dejar indiferente a nadie. Un diseño de personajes y enemigos aún mejor que en las anteriores entregas y una variedad de entornos bastante amplia. Donde en ningún momento he encontrado alguna textura más cutre que otra ni nada parecido.

Quiero destacar sobre todo los efectos de fuego, agua e iluminación que sacan todo el partido del Unreal Engine. Así como la espectacularidad de los combates, con sus partículas y explosiones. Que por cierto, el juego ha sido optimizado bastante bien, al menos a fecha de este análisis la versión de PC va como la seda. Y recuerdo que en sus requisitos recomendados hay 8 gigas de RAM y una GTX 970, algo que una vez te pones a jugar parece mentira. Además trae innumerables opciones gráficas para optimizar al máximo posible el rendimiento. Lo único que han dejado de lado es el Ray Tracing, esa tecnología prematura que nos quieren meter con calzador y que en este juego no hace falta para nada.

La música es algo que tampoco se queda atrás, con una intensa banda sonora en los combates y… ¡Esta vez si! El juego vine traducido y doblado al castellano desde el principio.

Ataque del Raptor
Los Raptores de Gears 4 vuelven al ataque. En esta ocasión mucho más duros e implacables. El juego muestra una barra de vida en los enemigos más resistentes

Gears 5 tiene una campaña tremenda y unos modos multijugador divertidísimos. Y gracias a esto, el juego nos puede durar hasta el día del juicio final.

Es más de lo mismo, sí. Pero con nuevas características y detalles que hacen que esta entrega se sienta fresca pese a todo. Creo que ya esta todo dicho, recomendado no, ¡recomendadísimo! Y más aún pudiendo acceder a el con las facilidades que nos da el Game Pass.

Gears 5

Puntuación Final - 9.5

9.5

Imprescindible

Gears 5 nos trae acción y diversión infinitas. Una entrega que está de sobra a la altura de la saga.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Nukem

Ingeniero informático, en el mundo de los videojuegos desde que cogí la escopeta de doble cañón en DooM 2 y muy fan de los First Person Shooter clásicos. System Shock 2 es el mejor juego de la historia.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X