AnálisisSwitch

Torchlight II – Análisis Switch

Una aventura sin par

En la recta final de 2019, podemos vislumbrar un año que ha sido muy bueno y años venideros que nos prometen grandes cosas. Y es que, pese a que algunos se empeñen en mentar el apocalipsis del mundo de los videojuegos, estamos en una era dorada donde tenemos gran cantidad de títulos de todas las calidades y para todos los gustos, con gran cantidad de juegos viejos que vuelven y juegos nuevos que nos impresionan. Dentro de esta vorágine de juegos también tenemos a los indies. Obras hechas por gente con recursos más limitados que las grandes compañías, pero todo un bagaje como jugadores y ante todo, pasión. Gracias a estos apasionados podemos disfrutar gran cantidad de títulos dentro de los géneros que ya conocemos. ¿Cuántos de nosotros no hemos soñado con hacer nuestro propio Final Fantasy, nuestro propio Diablo o nuestro propio «inserte aquí el juego que más le guste». Pues tengo el placer de presentar la continuación de uno de estos juegos que siendo indie ha sabido ganarse un hueco en el corazón de los jugones y establecerse como un nombre propio.

Torchlight II es una de esas sencillas maravillas, que dan contenido a este fantástico mundo de los videojuegos. Un juego que aun estando lejos de ser perfecto es bastante notable en todos sus apartados y ante todo divierte muchísimo. Porque es un juego que pese a basarse en otra franquicia de forma evidente, crea su propio mundo con sus propias reglas y su propia personalidad. Haciendo así un hueco no solo en las mentes de los entendidos si no en los corazones de muchos jugadores.

Después de todas las penurias que pasaron nuestros héroes por el Ember en el primer título, el Alquimista está totalmente dispuesto a destruirlo, haciendo que la primera ciudad en caer sea la propia Torchlight. Seremos salvados por los pelos, pero a partir de ahí será nuestro turno de convertirnos en héroes y heroínas.

Creación de personajes
La creación de personajes no es nada del otro mundo. Pero los personajes son bastante resultones.

La trama de Torchlight II es bastante similar a la clásica trama de salvar el mundo y un objeto sagrado con un malo muy poderoso, pero ello no le quita mérito al juego. Sabe administrar muy bien el argumento entre la acción y pese a ser un juego destinado a luchar contra hordas de enemigos, siempre tenemos claro el objetivo, pudiendo seguir la trama de manera completamente natural y con interés.

Además de la trama principal dispondremos de misiones secundarias que ayudarán a darle más profundidad al mundo. Y aunque no son nada del otro mundo nos permitirán conocer mejor nuestro entorno sin que sea un avanza y mata sin mirar atrás.

Al principio, los cuatro tipos de personajes que nos ofrece Torchlight II nos sabrán a poco. Son diferentes y bastante alejados de los cánones clásicos de guerrero, mago, arquero. Las clases son Berseker, Ingeniero, Forastero y Embermago. Según elijamos a nuestro personaje tocará personalizar su apariencia, y aunque no hay muchas opciones para esto, este tipo de juegos tienen muchos objetos por lo que la personalización por así decir ocurre a lo largo del propio juego. Aunque sí que es interesante el poder escoger mascota, la cual nos ayudará durante la aventura, y al ver la variedad entre las que tenemos que escoger, desde unicornio o alpaca, pasando por una especie de dragón o un búho, nos irán dando una pista sobre la verdadera dimensión del título.

Mazmorra
Las mazmorras son el lugar perfecto para conseguir nuevo equipo.

Con todo esto y empezando el juego, puede que al principio nos de la sensación de estar ante una obra muy menor, pero entonces al poco es cuando descubrimos la verdad. Torchlight II es un juego lleno posibilidades. Puntos de desarrollo para las características de nuestro personaje, puntos de habilidad que distribuir, y los cuales nos obligan a elegir. Por lo tanto, distintos caminos que permitirán a nuestro héroe ser distinto de los demás y especializarse. Como el Forastero que empieza siendo pistolero, puede acabar siendo un arquero, por ejemplo.

El sistema de combate y distribución de vida y maná, sumado al desarrollo de los personajes, recuerda mucho a lo que se vio en su día en Diablo 2, un control casi total de nuestro personaje y una sensación de libertad muy grande, además de cierta dificultad si no elegimos sabiamente. Porque las decisiones que tomemos en cuanto a desarrollo de características son irreversibles; por suerte, en cuanto habilidades sí podremos redistribuir los puntos con a cambio de unas monedas de oro .

Multijugador
El multijugador es bastante divertido, pero a veces cuesta que la gente se centre en el objetivo.

El sistema multijugador es muy entretenido y es interesante ver los personajes de otros jugadores. Y aunque no hay mucho que destacar en este punto, es muy divertido jugar con más gente y eso siempre suma. Aunque a diferencia de su versión clásica de PC, el máximo es de 4 jugadores y no de 6.

El diseño de personajes de Torchlight II podría definirse como cartoon, no muy espectacular al principio, pero según vamos jugando de alguna manera convence y ante todo gusta. Esto consigue que el juego tenga una personalidad propia y sea reconocible, haciendo que al final de las treinta horas que dura el titulo estemos profundamente enamorados de cómo luce.

Presentación
La presentación de la historia incluye una sencilla animación semi-estática. Pero con unas ilustraciones muy bonitas.

La banda sonora y los efectos de sonido, también son bastante interesantes. No porque sea nada espectacular, pero están bastante bien trabajados y crean inmersión durante la partida. Lo sonoro es un aspecto muy importante en los videojuegos que muchas veces se deja de lado, pero Torchlight II, sin destacar en este sentido, lo lleva increíblemente bien.

En su conjunto el aspecto artístico de este juego es de esos que te atrapa sin darte cuenta, teniendo una noción muy distinta de él de cuando empiezas a cuando acabas.

Torchlight II es sin duda una alegría para todos los amantes de los videojuegos, porque da mucho y no pide nada a cambio, tan solo que confiemos en él durante la primera hora. Es divertido, adictivo, bonito y nos permite vivir el RPG isométrico al estilo antiguo, con un desarrollo de personajes brutal y completamente personalizado.

Torchlight II es, a todas luces, una joya que si ya conocéis sabréis valorar, y en caso de no hacerlo podéis descubrir. Porque es una suerte toparse con juegos como este, que sin pretender romper el mercado nos pueden dar una experiencia maravillosa y apasionante.

Torchlight 2

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Torchlight II es un juego RPG en vista isométrica bien construido, sólido, divertido y digno de reconocimiento.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X