AnálisisPC

River City Girls – Análisis PC

Las tías más duras del barrio

El beat’em up es un género bastante adictivo, pero encierra ciertas dificultades a la hora de plantearlo como proyecto de juego propio ya que el propio concepto de juego puede caer en la simpleza, la repetición y la perdida de frescura apenas pase una hora de empezarlo a jugar.

Por suerte vivimos en una gran época para el mundo de los videojuegos y más si tenemos a estudios como Arc System Works y Wayforward trabajando juntos en un proyecto. Este es el caso de River City Girls, un beat’em up sobresaliente, fantástico y bien hecho a muchísimos niveles.

El instituto es un sitio complicado. Deberes, amoríos, juventud y ante todo, ostias como panes. Al menos así es en River City, donde por lo visto casi todos los alumnos saben artes marciales y no tienen ningún problema en perder horas de clase para disciplinar a un par de alumnas díscolas. O al menos esa es la idea que llevan, porque para nada son rivales de las poderosas Kyoko y Rukio, dos chicas que están dispuestas a todo para salvar a sus queridos novios de su misterioso secuestro. Kunio y Riki, los novios en cuestión, son los protagonistas de la saga original de la que viene este juego, la saga de Kunio-kun, la cual es más famosa en Japón y con una gran cantidad de juegos que empezaron a salir allá por la época de NES.

Mientras anuncian el al muerzo
El mundo es de ellas, así queda claro desde el principio. Nadie se salta clases sin permiso en River City.

Argumentalmente el juego es sencillo, no es que nos ofrezca una trama compleja ni digna de la gran literatura, pero nos ofrece unos personajes interesantes y cierta profundidad no muy típica en esta clase de juegos. Ante todo, eso sí, predomina el humor y los comentarios ingeniosos dentro de un contexto que podría parecer ridículo al principio, pero en el que según nos vamos adentrando, nos atrapará y ante todo convencerá.

Y es que River City Girls es un juego de personajes característicos, reconocibles, carismáticos, graciosos e incluso caricaturescos. Desde las protagonistas, pasando por los jefes o incluso cada enemigo, el juego derrocha personalidad por todos lados. Y aunque es algo difícil de explicar en un texto, tenéis que tener claro que consigue esto apenas con mostrar unas pocas líneas de diálogo, o en el caso de los enemigos normales simplemente verlos moverse.

El género del beat’em up puede pecar de repetitivo y es algo normal. Al final no es un juego de lucha y en muchas ocasiones solo importa avanzar y luchar contra muchos enemigos, pero de vez en cuando a alguien se le ilumina la bombilla y hace un juego como River City Girls.

El sistema de juego es increíblemente divertido. Sencillo al principio, se va complicando según avanzamos debido no solo a la existencia de los dojos, donde aprenderemos nuevas técnicas, sino al hecho de que los jefes tienen mecánicas que debemos aprender para poderlos derrotar de manera eficaz. Además el juego tampoco es sencillo: tiene ciertos picos de dificultad, sobre todo en los jefes, que te pueden dar más de un dolor de cabeza, haciéndote denotar que mejorar en el juego en cuanto a habilidad es estrictamente necesario.

El dojo y las habilidades
Comprar habilidades será esencial para ser más letales. Para ello necesitaremos nivel y dinero.

Un elemento aparentemente poco importante pero que puede ayudarnos mucho es que podremos reclutar a diferentes tipos de enemigos para pedir un ataque extra cuando lo necesitemos. Este punto es muy interesante, porque cada enemigo hace un tipo de ataque distinto y eso nos obligará a meditar cuál es el que más nos puede ayudar, sobre todo teniendo en cuenta que no siempre es posible reclutarlos.

No todo es dar mamporros, de todas formas. También podremos conseguir consumibles de curación y objetos bonificadores de diferentes tipos, todo ello con dinero que conseguiremos durante nuestras peleas, lo cual además nos invitará a visitar diferentes tiendas que encontraremos durante nuestra aventura.

Una de las grandes sorpresas al final del propio sistema de juego es que, de alguna manera, estamos ante un JRPG, o al menos en parte. Además de tener objetos bonificadores que nos podemos equipar, hay niveles, los cuales necesitaremos aumentar para poder avanzar durante el juego, sobre todo si no queremos un reto excesivo. Lo bueno es que nada nos impedirá volver atrás para conseguir más dinero o entrenar, porque estamos ante un beat’em up de «mundo abierto». Al menos todo lo abierto que puede ser un juego de scroll lateral, pero realmente es que podemos ir más o menos por donde queramos y volver sobre nuestros pasos.

Prsentacion Misuzu
Los jefes tienen presentaciones bastante impresionantes, además de una gran personalidad.

En cuanto al multijugador, es bastante sencillo de explicar: si una persona jugando a este juego ya se lo pasa bien, dos personas hacen que la diversión aumente de forma exponencial, dándole incluso más profundidad a todas las mecánicas de subida de nivel y mejora de combate.

Ya con la animación de introducción, o mediante la serie de viñetas que nos presenta la trama del juego, River City Girls nos deja claro que tiene una personalidad y un trabajo muy destacable. Es una obra que derrocha pasión y ganas de divertir, haciendo que todos sus apartados estén ante todo hechos con muy buen gusto.

Tiene una cantidad de diseños sorprendente, no solo por la variedad sino por la propia forma de moverse de los personajes o los diálogos. Todo encaja de una forma ideal y nos maravilla, haciendo que incluso aunque el juego fuera menor nos parezca mejor de lo que realmente es.

Las propias presentaciones de los jefes mediante animaciones le dan un toque al juego que ante todo gusta y da la sensación de trabajo cuidado. Porque, aunque no fuera necesario, los desarrolladores quieren que veas que estás en un mundo con cierta complejidad y que perfectamente podría ser un anime. Y es que esa es la clave de este juego, con toques que incluso recuerdan un poco a Scot Pilgrim Contra el Mundo, te está dando todo el rato la sensación de que podrías estar perfectamente ante un juego basado en un anime. Tampoco sería raro que sacaran un live action, que bien hecho podría ser brutal.

Dando clase
Las clases de este colegio no son nada normales. Lo podremos apreciar bien en esta animación, rara y surrealista.

La banda sonora es cañera y aunque podría ser el punto más débil del juego, igualmente es destacable, ya que encaja bastante bien y hace aún más si cabe que el juego sea reconocible y cuente con personalidad propia.

Cuando analizas juegos, siempre hay una parte subjetiva implícita, ya que el disfrute al final es siempre subjetivo y las sensaciones, aunque se pueden compartir, son una cosa muy personal. Pero puedo asegurar que River City Girls es un juegazo. No me imagino sinceramente a ningún fan de los beat’em up aburriéndose con este juego.

Mi conclusión final es que estamos ante un juego impresionante, variado, divertido y bonito. Un trabajo excelente que a nivel personal he podido disfrutar muchísimo. Y una compra obligatoria si te gusta lo más mínimo el manga y los videojuegos.

River City Girls

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Un beat'em up sobresaliente, espectacular, adictivo y con un buen nivel de dificultad.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X