Artículos

Ciencia Ciudadana y el Videojuego

Los videojuegos como herramienta científica

¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? Tres preguntas pilar en nuestro desarrollo como especie. El deseo de conocimiento forma a nuestra especie y es ese sentimiento el que nos lleva a desear contribuir a la resolución de aquellas preguntas. En un mundo tan competitivo como el nuestro, todos deseamos dejar huella de alguna manera. No importa si es en Química, Arte o Sociología, lo importante es contribuir aunque sea un poco. La Ciencia Ciudadana en alianza con el Videojuego podrían ayudarnos con ello.

En el mundo moderno, la investigación científica es compleja y requiere de la colaboración de grandes grupos de gente. Los tiempos en los que Darwin por sí solo clasificó las especies de Galápagos quedaron atrás. Nuestra era requiere el apoyo de todas las personas interesadas, científicas o no científicas. Con la llegada de esta situación, también llegó a nosotros la Ciencia Ciudadana. La Ciencia Ciudadana es un modelo científico en el cual toda persona no formada científicamente puede apoyar en la investigación en proceso. Aunque el concepto es relativamente nuevo, fue acuñado apenas en los años 90, la práctica de la Ciencia Ciudadana lleva mucho más tiempo.

James Murray solicita el apoyo del pueblo inglés para cazar palabras.

Recordemos por un momento la película The Professor and the Madman. En esta película el lingüista James Murray no solo solicita el apoyo del Dr. William Chester Minor. La parte más sorprendente de este film es que para elaborar la primera edición del Oxford English Dictionary se solicitó el apoyo de toda la población angloparlante del siglo XIX para buscar la definición y primeras apariciones de palabras específicas. Es quizás una de las primeras muestras de Ciencia Ciudadana de nuestra historia.

Al paso del tiempo, muchas otras investigaciones han solicitado apoyo al público general. El soporte de los voluntarios logra reducir gastos en la investigación al mismo tiempo que amplía el área de búsqueda y la diversidad de personas que apoyan. La gran variedad de gente que se interesa por ciertos proyectos ayuda a tener una visión más amplía, extendiendo los puntos de vista y razonamientos de la investigación. En México existe una gran red de identificación y localización de especies animales y vegetales en todo el país, red que se ha manifestado a través de plataformas de Internet como NaturaLista. En España, se localizan proyectos en todo el territorio nacional, abarcando prácticamente todas las áreas de las ciencias. (Si deseas conocer más, clic aquí.)

Como el lector puede intuir, la llegada de las telecomunicaciones y la red mundial de Internet ha acelerado la maquinaría de apoyo ciudadano a la ciencia. Uno de los más grandes portales de Ciencia Ciudadana (abreviado como CC) es Zooniverse . Esta gran web ha albergado decenas de proyectos, sobre todo enfocados en la astronomía, y según sus estimaciones han logrado ahorrar, hasta el 2010, un total de US $1,554,474 gracias al voluntariado social. Es aquí, con Zooniverse, cuando entra al escenario nuestra obra estelar: el videojuego.

La naturaleza de simulación del videojuego es lo que lo vuelve una magnifica herramienta para este modelo. Después de todo, las simulaciones mejoran nuestro entendimiento del Universo y de nosotros mismos. A continuación presentaremos a nuestros actores principales, videojuegos desarrollados con la intención de buscar la ayuda del ciudadano (Es importante decir que los siguientes juegos son 100% free-to-play). Ayudaremos a desentrañar los misterios del cosmos, del cerebro humano, de la bioquímica y de la cuántica.

El Cúmulo de las Pleyade es uno de los lugares de formación más investigados.
El Cúmulo de las Pléyades es uno de los lugares de formación más investigados.

La saga cosmológica se abre con Galaxy Zoo de Zooniverse. Esta organización cuenta con doce títulos destinados a la astonomía. El catálogo de Zooniverse alberga proyectos en Climatología, Humanidades y Biología, aunque nosotros nos centraremos en este artículo en los cuerpos celestes. Galaxy Zoo es un puzle en el cual después de una breve introducción podemos ayudar clasificando diversas fotografías tomadas por telescopios. La meta es identificar si una galaxia es regular (es decir, puedes notar que es espiral como la Vía Láctea) o irregular (en caso de no ser espiral). Poco después, llegaron títulos como Radio Galaxy Zoo, en donde debemos identificar si una galaxia contiene en su centro un agujero negro super masivo. También llegó Planet Hunters, dedicado a la busqueda de exoplanetas. Toda la ayuda cuenta y, ¿quién sabe? Quizás podrías llegar a poner tu nombre en algún cúmulo estelar.

Bajemos del basto espacio interestelar para enfocarnos en nuestro cerebro de apenas 1100 cm³. Nuestro órgano pensante alberga alrededor de ochenta y cinco mil millones de neuronas, las cuales se conectan unas con otras. A estos puentes neuronales se les conoce como sinapsis. Es en estas conexiones en las que se enfoca Eyewire. La mecánica es sencilla: debes identificar los canales de sinapsis y colorearlos. Los creadores incitan a la participación creando «combates» y otorgando el nombre de distintas secciones de sinapsis a los mejores jugadores.

Una Sinapsis mapeada en Eyewire
Célula Sináptica mapeada a través de Eyewire

Esta comunidad online busca que los jugadores ayuden a mapear todos estos canales en el cerebro. Con la tecnología actual y los pocos investigadores dedicados al tema, el mapeo tardaría miles de horas por sinapsis. La meta de Eyewire es ayudar a mejorar el algoritmo de reconocimiento de células neuronales y acortar el tiempo de búsqueda. Con la suficiente ayuda este trabajo puede reducir exponencialmente su duración.  Pensemos por un momento en que League of Legends cuenta con 115 millones de jugadores aproximadamente, si cada uno de ellos dedicara dos horas al mes a Eyewire se tendrían aproximadamente 315.069 años de avance.  Desentrañar los misterios del cerebro humano requiere su tiempo.

Saquemos nuestro cerebro de la cabeza (no literalmente) y centrémonos en las proteínas. Estas moléculas, bajo ciertas condiciones, se pliegan, o en otras palabras, adquieren la forma necesaria para determinadas tareas. Lo que determina los plegamientos son las distintas combinaciones de aminoácidos. Estas combinaciones ascienden, nuevamente, a miles de millones. Es aquí donde FoldIt aparece. Este juego también se dedica a identificar patrones. Nuestra misión será apoyar en la clasificación de estas moléculas.

Partida de EteRNA
Muestra de una partida en EteRNA

Por otro lado, EteRNA, juego hermano de FoldIt, se dedica a las combinaciones que determinan las funciones del ARN, ácido encargado de transportar información genética y de la síntesis proteica. Con la ayuda que brinda el jugador se puede lograr la creación de nuevos medicamentos moleculares para enfrentar enfermedades como la malaria o el cáncer. La cual es una de las más nobles causas que pueden existir.

Ya que viajamos por las estrellas, neuronas, proteínas y ácidos ribonucleicos llegamos al terreno de lo más pequeño de lo pequeño: La Cuántica. Esta rama de la física es la culpable de atrapar a jóvenes ilusos como yo dentro de la Física. Es bajo estas condiciones donde se aparece Quantum Moves (actualmente en descanso y relevado por QM2 que aún está en fase beta). Este videojuego tiene como fin ayudar a los científicos a calibrar pinzas láser utilizadas para transportar partículas. Aunque calibrar pinzas no suena tan interesante, es necesario para la elaboración de los futuros ordenadores cuánticos.

Este juego cambia la tónica de lo que veníamos descubriendo. QM es un híbrido entre puzle y ritmo, pues debemos llevar un líquido (este fluido es el área en el cual podría estar nuestra partícula) cargado por una curva del punto A al B. Lo considero rítmico porque se necesita tener en consideración la rapidez con que se transporta la partícula, la trayectoria que se toma y el pulso del jugador. En este juego es importante el tiempo, pues los cúbits son inestables y necesitan un transporte veloz.

Partida en QuantumMoves
Ejemplo de partida en Quantum Moves

Pero ¿Qué es un cúbit? Actualmente se trabaja con bits,los cuales tienen asignado un valor, 0 o 1. Un cúbit puede ser 0 y 1 al mismo tiempo.  Veamos lo maravilloso de esto: Con un bit tendré (0 o 1) de información. Un cúbit devuelve (0 y 1). Con dos bit recibo {(0 o 1) y (0 o 1)}. Dos bits cuánticos darán {(0 y 1) y (0 y 1)}. De tal manera que los bits crecen en una proporción 1 a 1. Los cúbits en proporción 2n. En otras palabras, 8 cúbits me darán 256 datos, mientras que 8 bits solo 8 datos. A cada jugada de QM se le asigna un porcentaje de optimización. Si alguien logra un 100% de optimización entonces habrá ayudado a calibrar estas pinzas, las cuales llevarán con éxito ese cúbit a su destino.

Con la llegada de la computación cuántica, muchos problemas de gran complejidad podrían ser solucionados. No solo se atacarían problemas de la física, también de la medicina, la oceanografía o la sociología. El mundo tan variable en el que vivimos podría ser cada vez menos difícil de descifrar.

Con los anteriores ejemplos, el lector podrá intuir que la ayuda civil radica en la capacidad humana de detectar patrones y razonar analíticamente los problemas. La experiencia que adquiere el cerebro puede, en muchos casos, superar a los comandos que rigen a los ordenadores. El apoyo común ha sido siempre uno de los más fuertes pilares de nuestra sociedad. Sin la ayuda grupal, nuestro antepasado el Ardipithecus ramidus no habría sobrevivido para dar vida a nuestra civilización.

El humano es un ser que aprende y que juega, y que aprende jugando. Los juegos han existido desde nuestros más remotos orígenes, así como la capacidad analítica. En el fondo, todos nuestros juegos requieren un razonamiento específico. No solo el ajedrez o el Go con sus 2 × 10170 posiciones requieren neuronas.  También el fútbol, el pilla-pilla y los videojuegos exigen un pensamiento analítico.

La gran diversidad de jugadores que apoyan estos proyectos es simplemente sorprendente. En muchos casos la gente que no está formada en el área de estudio supera los puntajes obtenidos por los científicos. Pensar fuera de la caja que forma a la investigación genera nuevos aprendizajes y avances. Solo en QM, un asistente de ventas jugó tan bien que los investigadores estudiaron su estilo de juego. Con ello, concluyeron que el jugador desarrolló un «truco» para resolver varios de los niveles más difíciles. El truco se llama «Efecto Túnel» que básicamente permite a las partículas traspasar barreras de energía cinética.

Ya lo dijo Yuval Noah Harari: «En un mundo lleno de información irrelevante, un poco de claridad es poder.» La alianza entre Ciencia Ciudadana y el videojuego es quizás el mejor combustible para acercar la investigación científica y el sentimiento de contribución a las personas. Construir una sociedad cercana a las ciencias y el pensamiento abstracto otorgará claridad a nuestra sociedad abrumada por el mundo moderno.  Después de todo, el aprendizaje abre la mente.

Etiquetas

arcano97

Demente super eminente. Mi primera frustración gamer fue a los seis cuando no podía vencer al centauro en el juego de Hércules.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X