AnálisisPS4

Irony Curtain – Análisis PS4

Desde Matryoshka con amor

Con un estilo 2D cargado de detalles, Irony Curtain se nos presenta con un apartado gráfico que nos recordará a otros títulos, como puede ser Deponia, y no podría estar más encantado por esta decisión. Los escenarios son encantadores, con muchas cosas en las que fijarnos que ayudan a construir un país desolado y pobre como el de Matryoshka, pero con sentido del humor. Norias hechas de chatarra, objetos reparados de formas chapuceras, calefactores que son un tanque de agua calentados con una vela… nombra cualquier tipo de forma para representar pobreza y precariedad desde el humor y aquí lo tendrás.

Y es por todo el encanto que desprenden, no solo los escenarios en 2D, sino también los personajes (de los cuales no verás dos iguales) que no entiendo por qué Evan está hecho en 3D. Es verdad que sirve al propósito de comunicarte que puedes moverte en varias direcciones, pero para mí es un modelo que salta demasiado, no casa con el resto del juego y me resultaba extraño al principio. Con el paso del tiempo he terminado acostumbrándome y encontrándole su gracia al gracioso muñequillo que representa al protagonista, pero sigue pareciéndome un desperdicio el no haberlo hecho 2D como el resto.

En cuanto al apartado sonoro, tenemos una BSO de lo más adecuada, compuesta por Arkadiusz Reikowski, ayuda aún más a reforzar esa idea de estar en una Rus… Matryoshka, situada tras la Cortina de Hierro. Acordeones y guitarras que sonarán para acompañar nuestra aventura por tierras hostiles y comunistas.

Paisaje de Irony courtain
El estilo artístico 2D nos traerá imágenes particulares como una noria hecha de chatarra

Teniendo en cuenta que estoy analizando la versión de PlayStation 4, diré dos cosas para empezar: una aventura gráfica de point n click como es esta no es muy cómoda de jugar en consola, principalmente por velocidad. Pero a favor diré que su sistema de inventario y de interacción con los objetos es bastante sencillo y cómodo para usar, incluso en consolas.

Nos moveremos con el joystick izquierdo y con el derecho tendremos lo que sería el cursor en PC, obviamente más lento y menos certero que un ratón, por lo que muchas veces nos veremos apuntando con bastante cuidado a un objeto concreto intentando no liarla y acabar pulsando otro. Esto lleva a una jugabilidad algo incómoda a la que te terminas haciendo por necesidad.

Contaremos con un inventario desplegable en el L2, en el cual podremos navegar para seleccionar objetos, investigarlos para manipularlos o combinarlos entre sí. Aquí viene otra de las quejas, y es que tenemos que pasar hacia la derecha la lista de objetos, a veces una lista muy larga, y no tendremos la opción de pasar desde el primer objeto al último dándole hacia la izquierda, por lo que perderemos bastante tiempo en recorrer el inventario varias veces. Pero es nuevamente, una queja por comodidad.

Y esos son los controles básicos que existen en cualquier aventura gráfica, nos movemos por el escenario, tenemos un inventario y podemos interactuar con objetos para investigarlos, cogerlos u operar con ellos (en algunos casos comérnoslos), todo esto para finalmente resolver los puzles que se nos pongan por delante. Y, ¿cómo son esos puzles? No son exigentes hasta el punto de frustrarte y querer dejar de jugar, pero tampoco llegan a ser absurdamente sencillos. Al principio son bastante fáciles, pero conforme el juego avanza se complican más, dando lugar a una curva de aprendizaje la mar de correcta y satisfactoria. Sin embargo, a veces se pueden hacer muy tediosos, ya que algunos consisten en recorrer el mismo lugar una y otra vez, con objetos nuevos que usar y lugares que desbloquear, dando largos paseos por escenarios que estaremos viendo muchas veces y termina siendo aburrido. Uno en concreto consiste en ir acumulando una serie de objetos para intercambiarlos por otros y conseguir abrir un túnel por el que debemos ir, un rato largo de dar vueltas pensando en los objetos, siendo uno en particular muy difícil de obtener porque debes tener suerte para que un evento se desarrolle justo cuando tú estás ahí.

Irony courtain, conversacion
Muchas veces entablaremos conversaciones que serán importantes para resolver puzzles

Sumando cosas positivas a estos desafíos, esta ha sido una de las pocas veces que he podido ver unos puzles que se adaptasen tan bien a la narrativa, que no están puestos ahí por el simple motivo de estar ahí, sino que cada uno te transmite el particular espíritu de Matryoshka. Rellenar documentos absurdos, conseguir cartas de raciocinio, destilar alcohol para arrancar un coche o hacer que un grupo de personas vayan a adorar la estatua de su amado líder. Cada una de estas acciones refuerza ese ambiente dictatorial, atrasado y empobrecido que te hace empatizar aún más con las gentes del país y que, con su sentido del humor, te saca una sonrisa o una carcajada.

Además de los puzles, tendremos pruebas de reflejos en las que deberemos pulsar el botón adecuado en un momento preciso, dándonos un momento para respirar y descansar de tanto pensar en cómo resolver los acertijos y desafíos que se nos presentan.

Con respecto al gameplay, debo destacar uno de los puntos que más me ha gustado, y son los puntos de pistas. Con esto me refiero a zonas donde se te dan pistas sobre cómo solucionar el problema que tengamos en ese momento. Muchas veces serán líneas telefónicas, o quizás es una adivina que con acertijos nos leerá un futuro que resuelve el puzle; la cuestión es que te ayudarán de tal manera que jamás tendrás la respuesta completa, pero estarás mejor encaminado a la solución. Esta utilidad, sumado a la forma tan creativa y graciosa de introducir estos sistemas de pistas, han hecho que quisiese usarlos, únicamente para ver quién estaba al otro lado o que chistes harían.

Irony Courtain, puzzle de cables
Hay puzles de todo tipo, desde adivinar acertijos hasta unir cables con extraños jeroglíficos

Finalmente, el apartado en el que más destaca este Irony Curtain es su guion, ya no sólo a nivel de la historia que nos presenta, ni del humor que en más de una ocasión me ha hecho reír, sino en los diálogos con personajes secundarios, en la construcción de una paródica Unión Soviética durante la Guerra Fría y en una evolución de personaje que no sólo incluye a Evan, si no a algunos personajes de su alrededor. Empezamos en unos Estados Unidos también paródicos, en los que intentaremos dar un discurso ingenuo y optimista sobre Matryoshka, y tras ser abucheados volveremos derrotados al hogar de Evan, nuestro protagonista, un periodista con una obsesión por la tierra del comunismo que roza en la adoración total y ciega. Junto a él, exploraremos este país tras la Cortina de Hierro y veremos los horrores causados por un sistema mal llevado, bajo la dicatorial figura de El Líder, el cual exprime a su gente hasta dejarlos sin nada mientras él se da la buena vida en un palacio. Todo una enorme crítica a ese sistema comunista que tanto conocemos y amamos de la Guerra Fría.

Cargado de momentos memorables, un gran sentido del humor que, como mínimo, te sacará una sonrisa, Irony Curtain es uno de los juegos más destacables en cuanto a guion que he jugado en muchísimo tiempo.

Irony Courtain, metro
La historia del juego se ve siempre reforzada por unos escenarios que nos cuentan como le va a Matryoshka

El título de Artifex Mundi me ha llevado por donde ha querido y, sinceramente, me ha gustado. Una experiencia que se siente nostálgica al recordarnos en su humor y sus planteamientos a otros clásicos del género, pero que a la vez resulta fresco y moderno.

Con un par de momentos frustrantes y aburridos, tenemos por delante un viaje lleno de personajes fantásticos, lugares muy imaginativos y una historia subyacente sobre tomar partido y cambiar las cosas. Irony Curtain es un juego que recomendaría encarecidamente a cualquiera que guste de jugar aventuras gráficas y a los amantes del humor.

Irony Courtain

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Una de las aventuras gráficas que con su sentido del humor y sus puzles bien introducidos en la historia, pasará sin duda a la historia como un clásico del género.

User Rating: 3.55 ( 1 votes)
Etiquetas

Daniel Jiménez

Me gusta dar la opinión que nadie me ha pedido sobre videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X