AnálisisPS4

Blood & Truth- Análisis PS VR

Quiero ser como John McClane

La trayectoria de London Studio antes de llegar a Blood & Truth ha sido algo particular. Desde que lanzaran The Getaway en 2002 para PlayStation 2 se ha esperado de ellos que repitieran un éxito similar. Su reinterpretación de la jugabilidad de GTA pasada por el filtro de una trama policíaca ambientada en el Londres contemporáneo junto con avances tecnológicos impresionantes en aquella época (fue uno de los primeros juegos en indicar la salud del personaje por las manchas de sangre de su ropa y sus animaciones) lo convirtieron en un juego de culto. Rápidamente se anunció una segunda parte llamada The Getaway: Black Monday, que no resultó tan exitoso como su predecesor.  Los siguientes años desarrollaron diferentes entregas de SingStar y EyeToy, pero no tuvieron otro éxito hasta el lanzamiento de las PS VR, donde hicieron el que probablemente sigue siendo el mejor de los minijuegos incluidos en el pack de Playstation Worlds: The London Heist.

Blood & Truth es el juego completo basado en esa pequeña y magnífica experiencia shooter y, probablemente, el juego más ambicioso de cuantos se han lanzado hasta la fecha en PS VR, tanto a nivel de concepto como de presupuesto. Por fortuna, London Studio lo ha vuelto a conseguir, regalándonos uno de los juegos de acción más potentes que podéis disfrutar en realidad virtual actualmente.

La historia de Blood & Truth nos lleva a manejar a Ryan Marks, un soldado de las fuerzas especiales que también pertenece a una familia criminal residente en Londres. Tras la muerte del cabeza de familia, se verán absorbidos por una banda rival que parece estar metida en asuntos más serios de lo que parece a primera vista. ¿Nuestra misión? Ayudar a los agentes de la ley a capturarles y proteger a nuestros seres queridos a toda costa.

En contra de lo que esperaba para este juego, hay mucho tiempo en el que simplemente seremos meros observadores de la historia que el título quiere contarnos. Si eres un amante de este tipo de tramas, te sentirás totalmente inmerso gracias a su impresionante apartado técnico (de lo mejor que se puede disfrutar a día de hoy en cualquier dispostivio de realidad virtual) y su fabulosa ambientación, ofreciendo una gran variedad de entornos y situaciones que nos harán seguir con interés este tipo de escenas, al menos la mayor parte del tiempo. Los personajes principales del juego, especialmente sus rostros, cuentan con un nivel de expresividad y animaciones sobresaliente (no en vano se han realizado con captura de movimientos con actores reales). Si bien las texturas de objetos y escenarios no están al mismo nivel, es la actuación de los protagonistas la que hace que te intereses por la trama.

Las escenas de acción son tan condenadamente buenas que el resto de secciones se sienten como un parón demasiado brusco, a pesar de lo bien ejecutadas que están o del interés general de la trama. A nivel personal, lo que más he disfrutado del argumento de Blood & Truth es la actuación de los personajes, pues es uno de los detalles que más aumentan la inmersión. Si además tenemos en cuenta que el título viene doblado al castellano con un nivel realmente notable, y la variedad y calidad de los efectos de sonido y la banda sonora, hacen de Blood & Truth el título con el apartado técnico más destacable de todo el catálogo de PS VR.

La fase en la discoteca de Blood & Truth
Pinchar en una mesa de discoteca mientras disparas con un fusil a oleadas de mafiosos es solo una de las muchas situaciones que enfrentaremos.

La jugabilidad de Blood & Truth es en primera persona, pudiendo jugar con el Dual Shock 4 o con los Playstation Move. El control por movimiento está tan conseguido que no tiene sentido probar este juego con un mando tradicional, pues elimina de un plumazo la inmersión que el título consigue con el resto de sus apartados. El movimiento dentro del juego es el apartado que menos convence, siendo niveles casi totalmente lineales (salvo algunos tramos con dos caminos a elegir) en los que avanzamos a puntos predefinidos. Es decir, es prácticamente un shooter sobre raíles. Podemos elegir entre varias coberturas en algunas partes, pero nuestra movilidad está restringida a esos puntos señalados del escenario y a lo que podamos escondernos en las coberturas. Eso sí, una vez te acostumbras y experimentas la ejecución de muchas de sus escenas de acción, compruebas que es una jugabilidad igualmente divertida.

Llevamos una funda de arma en cada cadera (para pistolas y revólveres) y dos fundas en la espalda para rifles, fusiles y escopetas. Podremos llevar un arma en cada mano la mayor parte de las veces, salvo con casos concretos como el rifle de francotirador. Todas las armas se recargan igual: cogemos la munición de la cartuchera que llevamos en el pecho y la introducimos en el arma. Si optamos por llevar solo un arma en una mano, podremos usar la otra para sujetarla y obtener una mayor precisión. El sistema de apuntado funciona de manera impecable en casi todo momento, salvo por algún pequeño fallo de calibración fácilmente solucionable típico en las experiencias con Move.

La sensación de ser un héroe de acción es uno de los mayores triunfos de Blood & Truth. La libertad a la hora de elegir las armas (hay muchas en todos los escenarios, y además tienen cierto grado de personalización), las posibilidades a la hora de apuntar, las diferentes sensaciones al dispararlas, escenas en las que huyes y debes saltar al vacío para escapar… Dar las posibilidades para emular escenas que has presenciado en películas clásicas de acción de forma satisfactoria no es algo de lo que puedan presumir muchos juegos de realidad virtual.

Investigación en Blood & Truth
No hay investigación como tal en Blood & Truth, pero sí que tendremos la opción de interactuar con muchos elementos de los escenarios

Para dar un respiro al jugador Blood & Truth introduce muchas escenas en las que no tendremos que disparar, sino trepar por escaleras o tuberías, reptar por conductos de ventilación, usar ganzúas… hay bastante variedad en su jugabilidad; acciones como trepar por diferentes estructuras o colgarse de bordillos están representadas de una manera casi impecable, siendo un juego que ofrece muchas experiencias hasta ahora inéditas en el dispositivo de Sony. Desde Sprint Vector, pocos títulos de realidad virtual he experimentado que se atrevan a dar tantas herramientas y variedad de acciones al jugador.

Blood & Truth puede ser completado en cuatro o cinco horas, pero tiene una amplia gama de coleccionables que encontrar, además de desafíos contrarreloj que te animan a volver a repetir varios de sus niveles. A pesar de que es una duración que se siente perfecta para el tipo de experiencia que ofrece, ha sido un placer repetir muchos de los tiroteos y escenas de Blood & Truth, algo que dice mucho a favor de la jugabilidad que han conseguido en London Studio.

Mis problemas con Blood & Truth, siempre a nivel personal, vienen determinados sobre todo por su planteamiento. A pesar de que la trama y los personajes están bastante trabajados, en ningún momento me han interesado más los momentos en los que se desarrolla el argumento que los tiroteos posteriores. Si hubieran buscado un acercamiento más puramente arcade, olvidándose del argumento y potenciando aún más su jugabilidad, variedad de armas o incluso alguna clase de opción online (ya fuera cooperativa o competitiva), hubiese sido una experiencia aún más satisfactoria en mi opinión.

Armas en Blood & Truth
El juego cuenta con varios tipos diferentes de armas, además de granadas. No hay ninguna opción de combate cuerpo a cuerpo.

Otra característica que se ha visto afectada por esta estructura es el desplazamiento. Aunque bien es cierto que una vez te acostumbras al tipo de jugabilidad de Blood & Truth lo disfrutas de igual manera, si se hubiese optado por dar más libertad al jugador para explorar sus maravillosos escenarios, teniendo opción de movimiento libre o por lo menos sin ir sobre raíles, habría sido una experiencia aún más completa e inmersiva. Blood & Truth está pensado para jugarse sentado, algo que no me termina de cuadrar por la acción desenfrenada que ofrecen sus tiroteos. Muchas escenas las experimentas dentro del juego sentado en una silla, en un coche o agachado, por lo que si juegas de pie habrá bastantes situaciones cuya inmersión se resienta. Juegues de la manera que juegues, siempre habrás escenas en las que te sientas raro por la posición que has escogido.

Aun con los problemas que tengo con su planteamiento y estructura, Blood & Truth es una de las mejores experiencias que se puede disfrutar actualmente en cualquier dispositivo de realidad virtual. Supone además un nuevo estándar de calidad a nivel técnico y jugable para las aventuras de acción en VR venideras.

Blood & Truth es, por méritos propios, uno de los mejores juegos de VR del mercado. Con un sobresaliente apartado técnico, una jugabilidad tremendamente divertida y, sobre todo, la maravillosa capacidad de hacerte sentir un héroe de acción, es una experiencia muy recomendable a poco que te guste el cine de acción.

Blood & Truth

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Con un sobresaliente apartado técnico, una jugabilidad tremendamente divertida y, sobre todo, la maravillosa capacidad de hacerte sentir un héroe de acción, Blood & Truth es una experiencia muy recomendable a poco que te guste el cine de acción.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X