AnálisisPS4

Effie – Análisis PS4

Aventuras, nostalgia y alegría

De vez en cuando aparecen títulos que más allá de sus características técnicas o su jugabilidad tienen una enorme carga artística o emocional. Así es Effie, y una vez más, el panorama indie español sorprende con un título digno de mención que deja atrás la mediocridad para brillar con luz y color propios. Ponte cómodo porque esto va de contar historias, en Navi Games te traemos el análisis de Effie.

Effie nos pone en la piel de Galand, en una historia cuya premisa puede recordarnos a La Bella y la Bestia. Nada más empezar nos cuentan como nuestro protagonista, un hombre de gran fuerza, recibe la visita de una joven que le pide ayuda; y él, por pura holgazanería, se niega a colaborar. Al negarse, la joven se desvela como una poderosa bruja que lo maldice con el peso de la vejez, convirtiéndole en un anciano de manera instantánea y arrebatándole su juventud.

Se nos plantea un objetivo claro: demostrar que tenemos un buen corazón para recuperar nuestra juventud, nuestro tiempo perdido. Sin embargo, para hacerlo tendremos que liberar a Oblena, nuestro mundo, de la oscuridad de la bruja llamada Melira. A partir de aquí la historia se plantea en forma de relato, entre capítulo y capítulo veremos como el anciano Galand cuenta la historia de su aventura a su nieta, Effie.

Templo de los Ancestros en Effie

Inverge Studios ha creado una historia centrada en explorar la melancolía, la alegría de vivir, la juventud y la pérdida del tiempo. En el inicio vemos a un Galand desesperado por recuperar su juventud, dispuesto a hacer lo que sea para revertir el efecto de la maldición. Se arrepiente de sus actos y añora su juventud. Sin embargo, a medida que avanzamos en la aventura y se suceden diversos acontecimientos Galand se va entregando al carpe diem, comprende que, siendo joven o viejo, lo mejor que puede hacer es disfrutar cada momento, disfrutar de la aventura que se le presenta.

En una ocasión concreta, Galand dice, refiriéndose a sí mismo: “Sintió nostalgia, y entonces recordó lo feliz que se sentía entonces, igual de feliz que en el pasado, decidió simplemente disfrutar”. Inverge Studios ha sabido crear una sinergia entre el mensaje y la jugabilidad de Effie. A la vez que la historia nos transmite nostalgia a través de personajes, la totalidad del juego lo hace a través de la jugabilidad, que recuerda a las aventuras clásicas de la década de los años noventa.

El final del juego es un mensaje claro de alegría, y sobre todo de bondad y redención. Sin entrar en spoilers podemos decir que nos muestra lo mejor de cada personaje. Por último, la banda sonora del juego actúa como catalizadora o potenciadora de los sentimientos que se buscan transmitir. Con más de una decena de pistas magistrales, que nada tienen que envidiar a la banda sonora de un triple A.

Desafío de plataformas en Effie

En la recta final de la generación, el panorama indie español vuelve a sorprendernos con este Effie, un título que debes jugar si te gustan las aventuras y plataformas clásicas como Zelda, Medievil o Spyro, obras de las que Effie ha heredado muchos rasgos. Este juego se siente como el fruto del trabajo de un equipo que soñaba con revivir los juegos de su infancia, y lo han logrado con una sorprendente y brillante sencillez.

Effie es una muestra de talento en bruto que no necesita ser refinada, brilla así, como es. Sin duda es una vuelta a las aventuras más icónicas de las últimas décadas, anteriormente mencionadas. Hasta detalles nimios, como el gruñido que emite nuestro personaje al saltar, recuerdan enormemente a Sir Daniel Fortesque, de Medievil. Sus mazmorras, plagadas de puzles y plataformas combinados con una simpleza preciosa, recuerdan a los típicos templos de Zelda, en los que teníamos que avanzar encontrando llaves escondidas en cofres. Así como la estructuración de un mundo en un conjunto de mazmorras cerradas, al final de cada cual encontraremos un objeto clave para el desenlace de la aventura.

También encontramos y desbloqueamos los típicos atajos de las plataformas. Esos dispuestos a modo de checkpoint, para salvar parte de nuestro avance si caemos en mitad de una ascensión. Al final de cada mazmorra, como le suele ocurrir a Link, un haz de luz nos llevará de nuevo a la superficie, al mundo abierto. Pero en lugar de en Hyrule, estaremos en Oblena, el reino de la llanura roja. Tampoco faltará el debido jefe final en el fondo de cada mazmorra, por supuesto. Su sencillez y su encanto hacen que simplemente quieras jugarlo, sin preguntarte por qué.

Mazmorra de Ciudad de Molinos en Effie

Aunque está cargado de rasgos de títulos clásicos, Effie también bebe de obras más actuales, como RiME. Esta inspiración se muestra en la arquitectura de los edificios del juego, que son muy similares a los que encontramos en la obra de Tequila Works, tanto en colores como en estilos arquitectónicos. Sin embargo, este título sabe dejar clara su identidad con distintos detalles. Mientras recorremos Oblena encontraremos una rica variedad de escenarios condensada en un título relativamente corto, que podremos completar en unas 4 horas. A pesar de su potente colorido y luminosidad, en el mapa de Effie podemos encontrar, si estamos atentos, detalles lúgubres y siniestros, que aportan un toque más misterioso a la aventura.

Los aspectos jugables de este juego pueden equipararse a un menú de tres platos, en el que dos de ellos tienen un peso muy similar, y el tercero sería equivalente a un postre. Su espina dorsal la conforman la exploración y la resolución de puzles por un lado, y la superación de plataformas por el otro. Estos son los aspectos más importantes en el juego, y que supondrán la mayor parte de los desafíos. Con conjuntos de plataformas satisfactoriamente sencillos y amenos, así como pequeños puzles, Inverge Studios ha construido el cuerpo del juego. Luego, en un segundo plano, aunque no por ello negativo, nos encontramos con los combates.

Mazmorra Hijos de la Madera en Effie

El combate gira en torno al escudo mágico de Galand, que le permitirá tanto atacar como protegerse, y para el cual adquiriremos diversas habilidades a lo largo de la aventura, desde embestidas hasta incluso terremotos. En el combate encontramos uno de los pocos puntos reprochables de Effie. Aunque no es desastroso, ni mucho menos, si que deja entrever algunos detalles que requieren cierto refinamiento, como el apuntado a los enemigos, o el movimiento de estos. Por otro lado, puede pecar de cierta monotonía en lo referente a los jefes finales. Sin develar detalles, podría decirse que falta variedad en estos enemigos. Sin embargo, cada escenario ofrece una manera distinta de enfrentar las amenazas. También encontraremos algunos retos a lo largo del mundo, desafíos jugables independientes de la historia principal.

Por último, tanto en el mundo abierto de Oblena, como en el interior de las mazmorras, podremos encontrar una serie de coleccionables. En el caso del mundo abierto, su “reducido” tamaño juega a su favor, evitándonos el cansancio de recorrer enormes distancias. Además, en estas zonas el escudo de Galand puede actuar como tabla deslizadora, permitiéndonos ir más rápido. Un punto en contra en el diseño de niveles es la imposibilidad de revisitar mazmorras; es decir, una vez las completamos quedarán selladas, y no podemos retornar a ellas para recoger coleccionables.

A nivel visual, a pesar de no contar con unos gráficos de vanguardia, Inverge Studios ha hecho un excelente trabajo de diseño artístico, iluminación y coloreado, que suple las carencias técnicas con creces y creando un mundo precioso. En cuanto salimos por primera vez a las llanuras de Oblena, teñidas por un manto de hierba carmesí y salpicadas por árboles, esa estampa se nos graba en la retina. Tampoco pasan desapercibidos los brillantes edificios blancos y dorados, o los cristalinos ríos. Aunque no todo es luz y color, el juego también nos muestra escenarios oscuros y neblinosos, con efectos lumínicos muy conseguidos. Quizá, a nivel visual, donde más flojee Effie es en los personajes, que desentonan con la calidad del entorno, y podrían ser algo más elaborados a nivel de detalles.

Mundo abierto de Effie

En cuanto al sonido, como mencioné al principio del análisis, Effie cuenta con una banda sonora maravillosa, realmente digna de incluir en la biblioteca musical de todo jugador. Con pistas adecuadas al tono emocional de cada momento, esta banda sonora está diseñada para amplificar la carga emocional, o al menos ese es el efecto que consigue.

Effie es una expresión de talento y pura, y una razón para tener en cuenta al estudio detrás de la obra, pues se trata, sin duda, de un equipo con potencial. Es un título que tras su aparente simpleza esconde una profunda carga emocional. A nivel jugable es maravillosamente sencillo y accesible. Solo se pueden mencionar fallos leves. ¡Queremos más Effie!

Effie

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Plataformas, aventura y mucho sentimiento aunados en una obra que rezuma talento y deja entrever un estudio prometedor. Un obligatorio para los amantes de las aventuras clásicas.

User Rating: 4.77 ( 3 votes)
Etiquetas

JaviMGarcia

Made in 1992 y pegado al mando de una consola desde del 97. Aspirante a alcalde de Raccoon City, a cazador de Yharnam y a periodista de videojuegos. Si me quieres encontrar busca la consola más cercana.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X