AnálisisPS4

Home Sweet Home – Análisis PS VR

Una nueva muestra del potencial del terror asiático

No siempre es necesario una historia potente o una jugabilidad rompedera para dotar de interés a tu producto. A veces simplemente hace falta explorar un terreno poco frecuente o darle un nuevo punto de vista a la experiencia de siempre para hacerlo atractivo de cara al usuario. Es el caso del título que nos ocupa: Home Sweet Home, desarrollado por el estudio tailandés Yggdrazil. Se trata de una propuesta de terror muy tradicional en sus mecánicas jugables y con un apartado técnico que no destaca. Entonces, ¿por qué debería interesaros esta obra?

Hay tipos muy diferentes de terror: la corriente americana con títulos como Five Nights At Freddys (que basan su efectividad en la tensión que generan los jumpscares y los momentos previos a los mismos) y la vertiente asiática, que tuvo su apogeo hace unos años con películas como The Ring, El Grito o Llamada Perdida (todas ellas con sus correspondientes e infames adaptaciones americanas). El terror asiático basa su fuerza en el contexto y la mitología que propone para sus historias, además de no depender (apenas) de jumpscares, sino de pequeñas señales que se ven al fondo de la escena o fuera de plano, y que van creando una atmósfera muy tensa que tarda mucho en explotar con la aparición de la consiguiente criatura maligna. Sin embargo, al depender tanto de la mitología, dentro el terror asiático hay propuestas muy diferentes y originales que nos hablan de las creencias y ritos de cada región.

Home Sweet Home explora la mitología tailandesa, ofreciendo unas criaturas y un contexto novedoso que compensa en parte lo tradicional del resto de sus apartados. Si os gustan los títulos con una jugabilidad similar a lo visto en Outlast o Layers of Fear y os interesa conocer un poco más de los ritos y creencias tailandeses, Home Sweet Home es una propuesta muy interesante a pesar de sus carencias.

Home Sweet Home nos pone en la piel de Tim, que deberá conseguir sobrevivir a la persecución de unos seres de pesadilla que tienen su origen en la mitología tailandesa. Estos seres aparecen tras la pérdida de su mujer, Jane. Durante su huida, encontrará fragmentos del diario de Jane, en los que podrá descubrir las causas que rodearon a su desaparición. Paralelamente se nos contará una historia de venganza y rituales que se entrecruza con la misión de Tim.

Home Sweet Home es una aventura de terror en primera persona en la que deberemos encontrar la salida de cada escenario resolviendo puzles y escapando de los terribles seres que los pueblan. Estamos totalmente indefensos ante nuestros enemigos: solo podremos escondernos en taquillas, agacharnos, correr y utilizar una linterna. La pobre inteligencia artificial de los enemigos se compensa con nuestra gran vulnerabilidad, ya que moriremos si somos atrapados. Los enemigos no son numerosos, pero cuentan con una gran presencia, además de determinar el tipo de jugabilidad que enfrentaremos en cada sección. No solo cuentan con un buen diseño, sino que vamos aprendiendo más acerca de estas criaturas y sus motivaciones mediante recortes de periódicos que podemos encontrar por los diferentes niveles.

Las leyendas de Home Sweet Home
La información que podemos encontrar junto a los detalles que vemos en sus escenarios hacen mucho por la experiencia global del juego

Muchos de ellos son desbloquebales opcionales, pero si exploramos cada rincón en su busca, nos recompensarán con fascinantes muestras de sus tradiciones. Dar contexto a las criaturas que nos persiguen y a las señales que vemos en los escenarios hace mucho por la experiencia global. No estamos hablando de zombies, sino de espíritus que nunca hemos enfrentado en un videojuego. Si os interesan esta clase de historias y contexto, es uno de los principales atractivos de Home Sweet Home.

Una de las criaturas que más terrorífica me ha parecido es el (clásico) espíritu de una joven asiática que nos persigue sin descanso para acuchillarnos con un cúter: aun estando escondidos, podemos oír al espíritu sacando y guardando constantemente la cuchilla, algo que hace mucho por la tensión y la ambientación del juego. A pesar de que el apartado gráfico del título es bastante justito, con una calidad de texturas pobre y unas animaciones nada destacables, el diseño de las criaturas y los escenarios es muy interesante; además, los efectos de sonido de Home Sweet Home, como en el ejemplo anterior, constituyen una de las principales herramientas del título para aterrorizarnos.

Home Sweet Home no utiliza muchos jumpscares, sino que aboga más por un terror que se construye en base a ruidos y a cambios repentinos en el escenario cuando nos despistamos. El terror que crea jugando con nuestro concepto del escenario, y la manera que tiene de trastocarlo cuando nos damos la vuelta es una herramienta muy efectiva y bien empleada por sus desarrolladores. Sí, hay muchos sustos conseguidos por elementos que aparecen de improviso, pero no vienen acompañados de un golpe sonoro para sobresaltarte como hacen otras propuestas. Incluso muchas veces puedes perderte algunos de los elementos que se mueven por un script si no estamos prestando atención. Esta tensión que consigue Home Sweet Home se magnifica en VR, habiendo sido una auténtica tortura gracias a la gran inmersión que consigue. La experiencia en VR es realmente terrorífica e inmersiva, pero sin embargo es muy poco práctica en la mayor parte de las secciones jugables de Home Sweet Home.

Uno de los espíritus de Home Sweet Home
Los primeros encuentros con los espíritus de Home Sweet Home son realmente tensos, pero es una sensación que se pierde por culpa del ensayo y error

Lamentablemente, la jugabilidad del título, aunque entretenida, se vuelve repetitiva e incluso frustrante en muchos momentos. Al haber muerte instantánea (además de tiempos de carga no precisamente cortos en la versión de PS4) y debido a la confusa inteligencia artificial de los enemigos, superar muchas de las secciones de Home Sweet Home se convierten en un ejercicio de ensayo y error. El trabajo realizado a nivel artístico con los niveles es excelente en muchos casos, pero falla en su estructura: dan una falsa sensación de amplitud debido a la gran cantidad de puertas que encontramos, pero solo una de ellas puede abrirse, siendo esa la única vía de escape posible.

No hay margen para la improvisación o múltiples formas de resolver una situación, y es algo que se vuelve muy frustrante cuando debes conseguir un elemento concreto en una habitación o resolver un puzle mientras hay un enemigo rondando cerca. Al haber tantos momentos de sigilo y huida, maniobrar de forma ágil con las gafas de VR es casi imposible debido a los semigiros de quince grados presentes en muchas propuestas de este género, convirtiendo la experiencia con las PS VR en algo pensado para experimentar la terrorífica atmósfera de algunos de sus escenarios; la mejor forma de superar las cuatro horas aproximadas de duración es con un mando tradicional.

Sin embargo, estos momentos poco satisfactorios a los mandos no consiguen empañar la interesante y poco explorada imaginería de la mitología y los ritos tailandeses. Incluso en sus puzles encontramos algunos ejemplos bastante curiosos que reimaginan retos clásicos del género. Si os llama su diseño artístico o este tipo de terror (muy bien conseguido este apartado), sabréis perdonarle su poco satisfactorio gameplay. Cabe destacar que sus textos están localizados al castellano; si bien la traducción no es perfecta, es un buen detalle que permite que disfrutemos de la trama del juego.

Home Sweet Home es una interesante propuesta de terror, no porque intente tener la mejor historia o un gameplay revolucionario, sino por adentrarse en una imaginería poco conocida y realmente interesante, haciendo de su aprendizaje y descubrimiento gran parte de la experiencia de este juego. Un juego de terror efectivo, a pesar de sus carencias a nivel técnico y jugable.

Home Sweet Home

Puntuación Final - 6.5

6.5

Interesante

Home Sweet Home es una interesante propuesta de terror, no porque intente tener la mejor historia o un gameplay revolucionario, sino por adentrarse en una imaginería poco conocida y realmente interesante, haciendo de su aprendizaje y descubrimiento gran parte de la experiencia de este juego. Un juego de terror efectivo, a pesar de sus carencias a nivel técnico y jugable.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X