AnálisisPC

Vambrace: Cold Soul – Análisis PC

Ni más oscuro ni con más mazmorras que Darkest Dungeon

Mucho tenemos que agradecer estos últimos años a cierta comunidad. A una comunidad que ha crecido junto a la nueva conceptualización de desafío en los videojuegos. A una comunidad que, siendo crítica e incluso a veces muy exigente, ha sabido ver la grandeza y el trabajo de grandes retos como, los ya afamados videojuegos de From Software o, juegos muchos más pequeños e independientes.

Para concretar; debemos de agradecer que haya una comunidad que financie, con su pasión y ganas, los videojuegos difíciles, que frustran, que humillan al jugador y que le enseñan a pensarte las cosas dos veces antes de actuar. Al mismo tiempo, también muestran lo satisfactorio que puede ser, no el ya sacar todos los trofeos o tener las mejores estadísticas, sino el lograr las cosas por tu propia mano y mérito.

Vambrace: Cold Soul trata de ser uno de estos juegos. Ante todo, al estilo de Darkest Dungeon; sin embargo, cuenta con una serie de decisiones de diseño sin una coherencia fundamental en una propuesta como puede ser un Roguelike.

Vambrance Cold Soul
Tendremos un grupo de personajes con el que iremos avanando en el juego. Todos ellos probablemente mueran en el proceso, todos menos Lyric.

Antes hemos mencionado los juegos de From Software, obviamente, refiriéndonos a la saga Souls, Bloodborne o Sekiro, pero ante todo al primer Dark souls, uno de los mejores ejemplos de maestría a la hora de crear niveles y curvas de aprendizaje.

Dark souls es consciente de esto, y por ello, no nos presenta casi nada, narrativamente hablando. Es más, no nos muestra nada más que un video inicial, la historia corre por nuestra cuenta y por nuestro interés, porque saben que, si el juego ya es desafiante, no hay necesidad de abrumar al jugador con mil nombres y mil cuadros de texto que interrumpan la dinámica del reto.

Vambrance: Cold Soul
EL juego presentará muchísimos cuadros de texto que, en ocasiones, interrumpen el ritmo del juego y algunas de sus propuestas.

Es obvio que Vambrace: Cold Soul no es Dark Souls, pero si trata de retarnos muriendo y frustrándonos. El problema viene cuando además de frustrarnos, tenemos que tener en cuenta que la recompensa tras esas horas de muerte tras muerte, únicamente va a ser una enorme cantidad de cuadros de texto, diálogos y nombres metidos con calzador para tratar de forzarnos a aprender el lore del juego. En la aventura no se incita a seguir avanzando en ella porque, si ya de por sí es frustrante hacerlo, no existe una progresión clara que marque nuestros triunfos. Además, no existe un mundo que genere ningún interés en el jugador y tampoco existen innovaciones enormes tras superar un nivel, pues en sí el juego es muy repetitivo.

Si algo debemos destacar de grandes juegos como Nuclear Throne o Rogue legacy, entre muchos otros, son sus adictivas mecánicas, enfocadas al combate y a la progresión. En este título, estas mecánicas de combate son un calco disimulado de Darkest Dungeon, por lo tanto pueden resultar poco originales, pero supuestamente deberían funcionar teniendo en cuenta el éxito de DD. Sin embargo, nos encontramos con un combate por turnos pausado y repetitivo, que no innova mucho en enemigos, (a excepción de alguna secundaria) y que acaba dando lugar a un continuo «machacabotones», pues siendo un combate por turnos, tampoco tenemos muchas más alternativas que atacar, usar la habilidad especial o huir.

Vambrance: Cold Soul
El combate es, gráficamente, muy resultón. Pero no deja de ser simple y sin una profundidad que distinga nuestra experiencia de las demás.

Sin duda, también hay que destacar que, a pesar de que el gameplay no sea muy entretenido pasadas unas horas, sí que es bastante chulo el diseño de los menús y la interfaz del juego en sí. Con un estilo muy cercano a el anime, muchos contornos y mucha oscuridad, pero sin tanta coherencia gráfica con el propio juego como en Darkest Dungeon.

También toca hablar de las mazmorras, las cuales en un primer momento pueden parecer entretenidas y aleatorias. Sin embargo, tras pasar las horas, acaban siendo monótonas. Si bien los eventos son aleatorios, dan lugar a un patrón a la hora de recorrerlas más rápido y esta particularidad del juego no se aprovecha. En general el juego propone muchas ideas interesantes que acaban siendo eclipsadas por el componente repetitivo y monótono.

La ciudad de Dalearch hará de campamento donde podremos crear equipamiento, conseguir personajes y reponernos de nuestras aventuras. Pero esta es demasiado simplista.

Y es que los personajes son muy planos, no solo graficamente sino también en el carácter narrativo. Lyric es una protagonista que ni nos llama la atención ni pretende hacerlo; es, simplemente, los pilares de una enorme excusa para crear un roguelike. Y es que el juego no es consciente de su propia excusa. Se abusa de un carácter narrativo que abruma en la primera hora de juego revelando muchísimos nombres, localizaciones y entidades que acaban siendo omitidas cuando nos agobiamos y empezamos a ignorar.

Vambrace: Cold Soul no es un mal juego, cuenta con buenas ideas para el género y pone las bases de una propuesta que podría ser interesante, pero que se queda ahí. No desarrolla el campamento inicial, lo que suele ser clave en el desarrollo de los personajes con los que afrontamos el juego, y la narrativa por la que sacrifica todas estas mecánicas tampoco está a la altura, siendo plana y forzada. Sin embargo, puede ser un juego para todo amante del género que busque un título más centrado en su narrativa. Y es que sin llegar a ser uno de los mejores, cuenta con un diseño artistíco a la altura de los grandes, y una banda sonora muy correcta, dos cualidades que, junto a la diversión de las primeras horas dan lugar a una experiencia agradable.

Vambrance: Cold Soul

Puntuación Final - 5.5

5.5

Correcto

Vambrace: Cold Soul propone ser una revisión narrativa de un roguelike con detalles que beben del propio Darkest Dungeon. Algunas veces no cumple lo que propone, siento lento, abrumador y repetitivo, pero algunas secundarias nos dejan momentos entretenidos que, junto a la música y su estilo visual, pueden llegar a otorgar una grata experiencia.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Carlos González

Estudiante de Comunicación Audiovisual, amante de los Videojuegos y seguidor de cualquier tipo en mallas que luche contra el crimen. Buscadme en Tokio-3 o junto con mi gato, que se llama Wanda y es de Wakanda.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X