AnálisisSwitch

Rock of Ages 2: Bigger and boulder – Análisis Switch

¡El enemigo está rodando!

Recuerdo hace dos años cuando, en los ratos que tenía libres, me dedicaba a indagar por internet sin rumbo fijo para ver qué encontraba. Normalmente lo hacía por ver si encontraba algún juego indie con mecánicas interesantes o alguna funcionalidad que llamara la atención, siempre he sido muy curioso con todos estos detalles.

Un día, me cruzé con Rock of Ages 2: Bigger and boulder, un juego que llegaba a PC de la mano de ACE Team. Éste llevaba una propuesta que, a simple vista, me impactó a la par que me extrañó. ¿Mezclar un juego de habilidad con estrategia? ¿A qué demente se le había ocurrido esta genialidad? Lamentablemente, fue un título se sumó a mi lista de “Pendientes de comprar”.

Hoy, me dispongo a realizar mi redención personal por no haberlo jugado antes, a la par que lo analizo en su versión para Nintendo Switch. Así que dejémonos de cháchara y tiremos esa roca por la colina, a ver si llega a buen puerto.

Un buen día durante La Creación, al pobre Atlas se le cae la Tierra y, en un intento desesperado por recuperarla, coge por error una roca gigante. Cuando Dios se entera de este suceso, le da una patada en el trasero para que éste busque del globo terráqueo. A partir de aquí, comenzará nuestro viaje a través de toda la historia universal con el titán y la roca descomunal en busca del planeta celeste.

Don Quijote con una mirada alocada
Nuestro querido hidalgo también tirará piedras por la colina

Es evidente que uno de los componentes principales de Rock of Ages 2 es el humor desternillante y surrealista, con claras referencias a Monty Python en sus escenas animadas. Es muy gracioso ver las locas situaciones que el videojuego plantea con los personajes históricos. Nadie se salva del ridículo absoluto. Desde un Don Quijote alocado hasta un Copérnico con gestos algo «pervertidos»; todo un arsenal de chistes que te sacan la risa a golpetazos. Agradezco que existan juegos que simplemente quieran contarte una historia plagada de bobadas y tonterías para arrancarte una sonrisa. En lo jugable tampoco nos salvamos, los efectos de sonido son para oírlos. Además, todo se hace desde el cariño y el mimo. ¿Una prueba de ello? El diseño de todos los niveles contiene detalles únicos del personaje al que te estás enfrentando. Revelarlo es un spoiler así que lo deberéis descubrir por vuestra cuenta.

Decir que Rock of Ages es un juego loco quizá se queda corto. A lo largo de nuestra aventura nos enfrentaremos a diversos personajes de la cultura universal, porque sí, porque podemos. Dichas batallas, tal y como nos indica el rezagado alumno Napoleón Bonaparte en una hilarante escena, ¿he dicho que este juego es muy gracioso?, consisten en derruir la puerta del castilo rival. ¿Cómo lo logramos? ¡Lanzando una roca, evidentemente!

Con esta absurda premisa, Rock of Ages 2 divide su jugabilidad en dos partes distinguidas: la defensa y el ataque. En la primera, defenderemos el camino por el que pasará la roca rival con muros, trampas y todo lo que buenamente obstaculice o destruya dicho ente destructor, incluso vacas pegadizas. Como un tower defense, invertiremos nuestro dinero en repartirlas por el terreno. Una vez dispuesta nuestra defensa, esperaremos a que nuestra roca esté lista para un ataque. Mientras tanto, ayudaremos a la ruptura de la roca rival con un rayo.

Imágen del modo defensivo del videojuego
¿Dónde pongo esta torre?

¿La roca está lista? ¡Pues lánzala! En cuanto decidamos lanzar nuestro pedrusco, tomaremos el control de él e intentaremos descender a toda velocidad para impactar lo más fuerte posible en la puerta rival. ¿Cómo? ¿Cambian las mecánicas? En efecto, durante la fase de ataque Rock of Ages 2 es un juego de carreras de obstáculos y habilidad. Se nota su gran cuidado en las físicas, tanto de la piedra como del entorno. Muchas veces el control de la misma me ha resultado tosco e impreciso. Sin embargo, esto no es un punto malo, ya que la gracia está en aprender la dinámica de cada roca: hay varias para elegir y desbloquear, y optimizar su manejo lo mejor posible. Muchos escenarios están construidos con muy mala intención para que lo pasemos mal a la hora de bajar a por nuestro rival. ¿Y este tándem de mecánicas funciona? Sorprendentemente, .

La roca deslizándose por una cuesta abajo. Al fondo, todas las trampas que le esperan
¡Piedra va!

Llama la atención que estos dos aspectos tan dispares entre sí, se complementan de una forma tan interesante. Cambiar entre la defensa y el ataque acarrea varias decisiones que aportan una enorme riqueza a la jugabilidad. Si atacas, no puedes apoyar a tus defensas y deberás confiar en tu buen hacer para disponerlas. Sin embargo, si te quedas a defender, es tiempo de ventaja que le das a tu rival para que gane terreno con su roca y cuando tú quieras atacar, éste se defienda. ¿Y si priorizamos en ser más rápidos? Estas dudas y muchas más rondarán por tu cabeza mientras juegues.

Además, Rock of Ages 2 trae una ingente cantidad de contenido. Aparte de la historia, con muchos retos y desbloqueables, tendremos un modo de batallas personalizadas, un modo de contrarreloj para los speedruners más ávidos e incluso un multijugador en línea que, a pesar de no haber jugado mucho, asegura muchas carcajadas y juego para rato.

De todas formas, uno de los problemas que he encontrado en el juego es posiblemente la calibración de su Inteligencia Artificial. Cierto es que reducen su agresividad considerablemente cuando la situamos a menor nivel. Sin embargo, algunas veces toma decisiones demasiado precisas y complejas y cuenta con excesivos recursos en dificultades bajas. A pesar de tener una curva de aprendizaje y descubrimiento muy buena, enfrentarse a la IA mientras aprendes llega en algunas ocasiones a hacerse cuesta arriba. De todas formas, con paciencia, este detalle se diluye en la genialidad del juego, ya que la frustración que ésta produce es a muy corto plazo.

Poco más quiero revelar de Rock of Ages 2, ya que gran parte de su encanto está en la sorpresa y el descubrimiento. Es por ello por lo que paso a comentar el que, para mí, es el peor punto de todo el juego: el propio port a Switch.

En primer lugar, es evidente que el juego sufra una ligera bajada de resolución y calidad gráfica con respecto a su versión de PC. En el dock éste se ve bien. Sin embargo, en el modo portátil la resolución baja dramáticamente. Todo se ve borroso, el interfaz se hace minúsculo y jugar es extremadamente complicado por falta de una visión clara. Además, se resiente de su naturaleza point & click en el modo de defensa, ya que los controles con los joysticks son imprecisos y dificulta mucho la velocidad de planificación, he echado de menos que aprovecharan la pantalla táctil. No se exactamente qué puede haber sucedido durante el desarrollo de este port, ya que Unreal Engine 4, el motor del juego, se ha empleado con muy buenos resultados en otros títulos.

No me convence que tenga tantos problemas en el modo portátil, en el que debería de ganar mucho este título dada su naturaleza de partidas rápidas. Desmerece mucho al resultado final.

La primera cinemática del juego. El profesor regañando a Napoleón por no estar atento a la clase
¡Napoleón, estate atento que luego suspendemos!

Es difícil valorar Rock of Ages 2: Bigger and boulder sin desvelar parte del descubrimiento que éste acarrea. El juego presenta unas mecánicas sólidas y una atención al detalle en sus mecánicas jugables loable. Se nota el interés y cariño que le han puesto sus desarrolladores para hacer la experiencia de lanzar una roca contra el castillo rival algo épico a la par que divertido y alocado. Yo al final le he dedicado una buena cantidad de horas, siempre y cuando no me enfadaba con la Inteligencia Artificial, seguramente porque soy muy zote para este tipo de juegos.

Sin embargo, no me convence el acabado final que presenta para la consola de Nintendo. Quizá por ello considero que la experiencia verdaderamente enriquecedora y completa, tanto gráficamente como en controles, reside en su versión para PC. Sin embargo, sí que quiero dejar una cosa clara:, si no has tirado todavía una roca contra el castillo de un rival, estás tardando en hacerlo.

Rock of Ages 2: Bigger and boulder

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Rock Of Ages 2 es un juego que presenta una excelente combinación de estrategia y carreras de habilidad junto a una alocada y original historia a través de nuestra cultura universal. Sin embargo, el mal acabado técnico final en la consola de Nintendo ayuda a la calidad general que desprende el título, lo cual da que pensar para adquirir su versión para PC.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Antonio Ríos

Ingeniero Multimedia en proceso y aficionado al desarrollo de videojuegos. Amante del cine de nacimiento y fotógrafo a medias. La música, las bandas sonoras, la programación de motores gráficos y el diseño de niveles son mis ramas favoritas de todo este jaleo que son los videojuegos. Me he pasado el Paper Mario 2 siete veces. Parezco exigente, pero no lo soy tanto.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X