AnálisisPS4

Everybody’s Golf VR- Análisis PS VR

Un núcleo fantástico sin un envoltorio a la altura

Creo que es conveniente que os avise: mi experiencia con el golf es bastante escasa, tanto en la vida real como en los videojuegos. En el mundo real la única vez que jugué un partido no llegué a finalizarlo, pues me desmayé por una insolación (aunque no tenía pinta de que tuviera talento para ello, igualmente) y en el mundo de los videojuegos tan solo he jugado al minijuego de golf de Wii Sports. La saga Everybody’s Golf cuenta con entregas desde la primera PlayStation, siendo una franquicia bastante reconocible por los veteranos de las consolas de Sony.

De hecho, esta saga recibió su última entrega tradicional el año pasado en PS4, cosechando un gran éxito de crítica y público gracias al mantenimiento de su simple (pero adictiva) mecánica de juego, pero con añadidos curiosos como un mundo más orgánico, más actividades que realizar y unos avatares con más protagonismo. El objetivo era crear una experiencia mucho más social y completa en torno a la jugabilidad de siempre. Everybody’s Golf VR, desarrollado por Clap Hanz, rompe con todo lo establecido en la anterior entrega de la serie para poder ofrecer a los jugadores de VR una experiencia divertida y arcade como la de sus entregas tradicionales, pero con el extra de inmersión que ofrecen las gafas de realidad virtual. ¿Qué tal ha salido el experimento?

Everybody’s Golf VR se juega en primera persona, aprovechando las características únicas de la realidad virtual. Comenzaremos con un tutorial muy básico de los controles disponibles y de las diferentes opciones que ofrece el juego, además de establecer cuál es nuestra altura, nuestro género y si somos zurdos o diestros. A diferencia de anteriores entregas de Everybody’s Golf, aquí no manejaremos a un avatar que nosotros creamos, sino que nosotros mismos seremos ese avatar. Este cambio va acompañado de un cambio total del estilo gráfico del juego, abandonando la estética caricaturesca de sus personajes para abrazar un look más realista tanto en sus escenarios como en sus personajes.

A nivel técnico, Everybody’s Golf VR rinde a muy buen nivel, con unas pistas encantadoras en las que da gusto jugar y unos efectos de sonido y música muy agradables que hacen aún más placenteras e inmersivas las partidas (llegando incluso a ser una experiencia relajante y absorbente). Cabe destacar su buen doblaje y traducción al castellano. Particularmente, las pistas de la playa y la de los dinosaurios me parecen excelentes a nivel de diseño. Todos los escenarios están muy bien diferenciados entre sí y tienen muchos pequeños efectos muy efectivos a la hora de potenciar la inmersión (podemos tirar hierba al aire para observar la dirección y fuerza del viento, o en ocasiones algún bicho pasará por delante de nuestro visor).

La principal gracia de Everybody’s Golf VR, como podréis imaginar, viene dada por su jugabilidad y por cómo representa una partida de golf; por suerte, en este aspecto el juego es excelso. El control por movimiento puede realizarse tanto con el Dual Shock 4 como con un único mando Move. He de decir que el juego hace un uso fantástico de los denostados mandos de movimiento de Sony, siendo una opción mucho más recomendable que el mando tradicional (aunque si tenéis muchas ganas de jugarlo, el Dual Shock ofrece un control por movimiento bastante digno también). Al principio, cuesta un poco pillarle el punto a la distancia necesaria para dar a la pelota. Tened en cuenta que el mando Move es muy corto, pero el palo de golf es mucho más largo, por lo que tenemos que acostumbrarnos a la distancia aproximada a la que podemos golpear. Para ello, Everybody’s Golf VR nos permite probar marcando el golpe para ver en qué ángulo nuestro palo hace contacto con la pelota antes de realizar el tiro.

El escenario de playa de Everybody's Golf VR
Las pistas de Everybody’s Golf VR son sitios realmente agradables y variados en cuanto a los hoyos que ofrecen.

La calidad de nuestros golpes en Everybody’s Golf VR depende de varios aspectos: el viento del escenario, la posición en la que golpeemos la pelota, la superficie en la que nos encontremos (no es lo mismo estar en una superficie plana de hierba que en un búnker de arena en cuesta) o la fuerza con la que ejecutamos el disparo, representada con la clásica barra de la marca, son algunas de las variables más importantes a tener en cuenta. También podemos girar con un botón del Move ligeramente la posición en la que nos encontramos para cambiar la orientación de una forma más manual y evidente. El resultado es que los tiros que efectuamos se sienten increíblemente bien.

El comportamiento de la pelota, la sensación de que llegas a dominar la forma de hacer los tiros justo como deseas y lo ameno de las partidas hacen que el núcleo de la experiencia de Everybody’s Golf VR sea un rotundo éxito. Es uno de los mejores traslados de un deporte a realidad virtual que he jugado, y probablemente el mejor juego de este deporte que podéis encontrar en realidad virtual gracias a lo conseguida que está la mecánica principal y lo divertido e inmersivo que resulta. Además, incluye un clásico en la saga, que son los hoyos con un remolino de viento a su alrededor para hacer más fáciles esos terribles tiro a pocos metros del hoyo; es una opción que se agradece mucho en las primeras horas de juego.

Sin embargo, aquí es donde empiezan los problemas de Everybody’s Golf VR, pues el título de salida tiene una falta de contenido realmente alarmante. Es un concepto radicalmente opuesto al de la última entrega tradicional de la saga, ya que elimina toda opción social o actividad complementaria al golf. El juego tiene un sistema de niveles y desbloqueables a medida que vas jugando al título. Casi siempre desbloqueas cosas nuevas, ya sean nuevas pistas, modos de juego (tres, hoyos, nueve hoyos o dieciocho hoyos), equipación o diferentes trajes para tu acompañante (llamadas caddies, que en el juego te dan conversación y animan, además de poder desbloquear pequeñas y curiosas escenas junto a ellas).

Una de las caddies de Everybody's Golf VR
Las escenas con las caddies son bastante raras, pero curiosas.

Sin embargo debes enfrentar Everybody’s Golf VR como una experiencia totalmente enfocada a un solo jugador: el desafío es seguir aprendiendo y superando tus marcas en los diferentes circuitos, disfrutar del deporte en sí sin preocuparte de otras variables o contrincantes. El juego no cuenta con ninguna clase de modo multijugador y las pistas y decorados están siempre vacíos, por lo que tu caddie será la única compañía que tengas en todo el juego.

Everybody’s Golf VR tampoco cuenta con un modo campaña o desafíos adicionales más allá de jugar por jugar y superar tus marcas. Además también comete una pequeña imprudencia por su parte a mi parecer. Para aquellos que nunca han jugado al golf y que empiecen a practicarlo imitando los movimientos que han visto en vídeos, Everybody’s Golf VR puede llegar a ser una experiencia lesiva si no lo practicamos con cuidado. Como fisioterapeuta, me ha sorprendido la fuerza de torsión de la espalda que se realiza al ejecutar los tiros, y debido a la inmersión del título, es muy fácil que nos encontremos a nosotros mismos ejecutando disparos más allá de nuestras capacidades físicas.

La pista de práctica de Everybody's Golf VR
En este campo de prácticas podemos entrenar antes de enfrentarnos a puntuaciones en pistas reales.

Al ser un juego basado en un deporte que requiere tanta técnica, el juego debería haber incluido una pequeña guía sobre la correcta posición del cuerpo y consejos para no lesionarse. En otras circuntancias no lo avisaría, pero al día siguiente de mi primera partida a Everybody’s Golf VR me sorprendí a mí mismo con un interesante dolor en la zona lumbar. Esto es algo que, si bien creo que necesita de un aviso, también habla muy a favor de la increíble inmersión que han conseguido con este juego. Por supuesto, también hubiera sido de agradecer un resumen con las reglas básicas de una partida normal de golf o del vocabulario que se emplean en este deporte, pues podría haber sido una manera bastante interesante de hacer que aquellos que se acerquen al golf por primera vez se interesaran más por el funcionamiento de esta actividad.

A pesar de la falta de contenido de Everybody’s Golf VR, no puedo dejar de recomendar este juego a todo aquel que le interese el golf o que sienta curiosidad por practicarlo en VR. Si vais con la idea de que es una experiencia para un solo jugador y que el objetivo es simplemente disfrutar de este deporte, disfrutaréis horas y horas de Everybody’s Golf VR. La diversión que ofrecen sus partidas y la inmersión que consigue lo hacen un título muy recomendable si os da curiosidad esta actividad. Eso sí, esperemos que en el futuro vayan añadiendo más opciones y modos a la experiencia.

Everybody's Golf VR

Puntuación Final - 7

7

Interesante

A pesar de la falta de contenido de Everybody's Golf VR, la diversión que ofrecen sus partidas y la inmersión que consigue lo hacen un título muy recomendable si os da curiosidad esta actividad.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X