AnálisisSwitch

Hellmut: The Badass from Hell – Análisis Switch

¡El DOOM pixelado más frenético!

Para los amantes de títulos como Enter The Gungeon o The Binding of Isaac puede resultar gratificante ver que salen más juegos con estas temáticas, donde tenemos que ir avanzando por los niveles, mejorando nuestro personaje y derrotando a todo tipo de enemigos para al final morir y volver a empezar de nuevo.

En esta ocasión venimos a hablaros de un título que sigue las mismas pautas, pero que tal vez no es tan completo como los dos anteriores. El juego en cuestión es Hellmut: The Badass from Hell, desarrollado por Volcanicc y donde tendremos que ir mutando a nuestro personaje principal para ir haciéndonos cada vez más fuerte.

La trama de Hellmut nos pone ante un ser al que se le ha concedido la inmortalidad y deberá ir mutando en otras especies para poder librar el planeta de los demonios que acechan. Una trama muy común que nos pone ante el típico título de disparos, donde lo más importante no es la historia, sino matar por matar.

En cuanto a la dificultad, podemos deciros que al principio sí que se notan altos picos de dificultad, pudiendo llegar a frustrar al jugador, pero que se ven reducidos con el paso de las horas y consiguiendo cierto manejo en los personajes que iremos usando. Algo que es muy normal al jugar a títulos de este género.

Modos de juego en Hellmut: The Badass from Hell.
Podremos jugar algún que otro modo de juego como el modo oleada o el modo torneo con amigos.

La versión analizada ha sido la de Switch y podemos decir que el rendimiento va bien tanto en modo portátil como podo sobremesa. Lo único que se puede notar son ciertas caídas de FPS al tener muchas partículas en pantalla, pero que no son un grave problema. Los controles, por otro lado, son sencillos de aprender: con un stick nos moveremos, con el otro apuntaremos y con el botón R podremos disparar, aunque también tendremos que ir curándonos, cambiando de personaje o arma según nos convenga y usando habilidades especiales.

La única mecánica que tendremos que tener clara durante todo el juego es la de ir mutando a nuestra pequeña calavera para no perder. Estas mutaciones podremos conseguirlas al pasar los niveles o al desbloquearlas permanente, y la verdad, es lo mejor que tiene el juego ya que cada personaje se siente útil y diferente a su manera.

Al comenzar la partida podremos elegir entre dos mutaciones: Muchacarne y el Rey de las ratas. El primero es una especie de Thor con un martillo que podrá atacar más rápido conforme más ataques acierte. El segundo llevará una pistola de goma bautizada con el nombre de «Rata Rebotante» y hará que las balas puedan rebotar en las paredes. Como estas dos mutaciones tendremos muchas más, cada una con su propio estilo de juego, armas, habilidades especiales y guiños a ciertos juegos.

Diferentes mutaciones en Hellmut: The Badass from Hell.
Podremos elegir entre una gran cantidad de mutaciones, pero tendremos que desbloquearlas primero.

Por otro lado, también tendremos la posibilidad de ir cambiando de armas, comprándolas en tiendas o encontrándolas en cofres. Aquí hay un pero, y es que a pesar de tener gran variedad de armas, en la mayoría de casos notaremos cierta monotonía en la sensación de disparo y puede llegar a ser un tanto aburrido para el jugador. No está de más decir que las armas no tienen munición infinita, por lo que una vez gastada el arma desaparecerá.

Los niveles por los que iremos pasando se componen de enemigos por todos lados, tiendas donde mejorar a nuestro personaje, Ojos de Ka-ra para reclutar nuevas mutaciones y cofres que nos ayudarán para poder avanzar.

Cada habitación por donde pasemos estará llena de cierta cantidad de enemigos que nos podrán soltar al derrotarlos dinero o gemas. Ambas son importantes, por lo que es preferible ir recogiendo todas las que se puedan. Con las gemas podremos entrar en los Ojos de Ka-ra que siempre nos desafiará a completar un reto y que tiene como recompensa una mutación aleatoria y un orbe de resurrección que hará que nuestra última mutación vuelva a la vida.

Tienda de objetos en Hellmut: The Badass from Hell.
Podremos comprar diferentes objetos para ir mejorando a nuestra mutación.

Conforme vayamos avanzando podremos encontrarnos con salas donde derrotar a mini jefes y que nos darán recompensas de todo tipo: cofres que nos darán armas para no ir siempre con la inicial y el pase hacia el jefe final del nivel, que por desgracia se repiten más de lo que nos gustaría.

Por último, en la tienda podremos comprar armas mejoradas, equipamiento para nuestro personaje como armaduras, botas que nos harán correr más o aumentos de daño que son totalmente imprescindibles. También tendremos otro tipo de mercader que nos venderá curas u objetos de utilidad para nuestro personaje.

El estilo artístico que podemos ver en el juego nos recordará mucho a DOOM, pero con píxeles. Laboratorios, castillos y mazmorras repletos de todo tipos de enemigos darán vida a este juego. Con colores oscuros para darnos la sensación de destrucción que tenemos que parar y en definitiva un apartado visual bastante correcto.

Por otro lado, la banda sonora u OST no está al mismo nivel que el anterior apartado. Si es verdad que la música como tal está muy en segundo plano y no se oye apenas, al igual que con los efectos de disparo, pero se puede solucionar dándole más volumen en el apartado de opciones. Aun con estas no es un apartado del todo logrado y no está al mismo nivel que el apartado visual.

Enemigos en Hellmut: The Badass from Hell.
Habrá todo tipo de enemigos a los que derrotar y nos pondrán las cosas bastante difíciles.

Hellmut: The Badass from Hell es otro título estilo Rogue-like que nos pone en la piel de un ser que recibe mutaciones para poder avanzar. No es el juego más ambicioso y con más contenido que podremos encontrar, pero para los amantes de este género nos hará estar enganchados durante unas cuantas horas hasta poder conseguir todo lo que ofrece.

Con un apartado artístico bastante cuidado y que nos recordará mucho a DOOM, junto a una banda sonora que no acompaña al título, pero que nos sirve para no estar en completo silencio.

Hellmut: The Badass from Hell

Puntuación Final - 5

5

Correcto

Hellmut: The Badass from Hell es un Rogue-lite que nos tendrá enganchados durante unas cuantas horas mientras vamos mutando a nuestro protagonista.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Alvaro Lopez Rodriguez

Nintendero desde que nací, gracias a mi familia que me enseñaron todo sobre los videojuegos. Fire Emblem y Metroid son sin duda de las mejores sagas que nos ha podido dar la industria de los videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X