AnálisisPS4

Mortal Kombat 11 – Análisis PS4

Una victoria casi perfecta

Al grito de ¡¡¡MORTAL KOMBAT!!! me lancé de cabeza a analizar este juego. Su primer tráiler con estilo hip-hop no llamó mi atención, pero igualmente según iban saliendo cosas me iba picando más la curiosidad. Al final tuvimos un tráiler centrado en la historia que recurría a su clásica canción de estilo techno (algo modificada) y mi cabeza estalló. Necesitaba ese juego como fuera, ya no me podría quitar esa música de mi cabeza, la cual me encanta desde que de pequeño vi la película. 

Sí, la película es algo hortera y un poco cutre, pero en su época fue un taquillazo y era la leche. Yo ya conocía Mortal Kombat, de hecho, he jugado a todos los juegos, y aunque no es mi saga favorita de juegos de lucha, paradójicamente es la que más he seguido y una de las que más he disfrutado. 

Con el tiempo hemos tenido muchos títulos de esta saga y hay que reconocer que pese a mantener siempre más o menos el nivel, no todos los títulos han sido igual de destacables. Pero ahora estamos de suerte y os puedo adelantar, con toda seguridad, que estamos ante uno de los mejores juegos de lucha de esta generación. N no porque sea perfecto, si no porque pese a ciertos fallos ha tenido un gran trabajo, tanto artístico como de diseño.

Después del reinicio/secuela en Mortal Kombat IX, se nos planteó una historia con viajes en el tiempo y cambios en la línea temporal. En este caso la acción continua justo con el final del título anterior: Cassie Cage ha acabado con Shinnok usando el poder de los Cage, y Raiden ha cambiado mucho, ya que al usar el propio amuleto de Shinnok sus rayos son rojos y se ha vuelto más agresivo. Ya no esperará a que la Tierra sea atacada, ahora llevará la iniciativa contra el Netherrealm. Esta especie de infierno ha quedado al cargo de la versión de retornada de Liu Kang, Kitana, Kung Lao y algunos «héroes» más, los cuales han cedido a la oscuridad y no guardan más que resentimiento a Raiden.

Pero en todo este conflicto aparece Kronika, la señora del tiempo que intentará modelar la línea temporal a según ella cree correcto, y como resultado de los tejemanejes de Kronika aparecerán las versiones jóvenes de los héroes del Mortal Kombat y las tropas de Shao Kang junto con este. Empieza la batalla definitiva, empieza Mortal Kombat 11.

Escena modo historia
El modo historia es especialmente entretenido, sobre todo con los chascarrillos.

Argumentalmente estamos ante el mejor Mortal Kombat de todos, no solo porque es una especie de conclusión (aunque no del todo), sino porque dentro de lo que son los juegos de lucha tenemos una trama que se toma en serio a sí misma; menos cuando puede permitirse incluir humor, lo cual le da varias capas al desarrollo de la misma. Tenemos desde momentos tensos, momentos épicos, divertidos e incluso tristes, una montaña rusa de emociones. Como en todo, el contexto es importante y la narrativa al final está al servicio de presentarnos una serie de combates que se definen como el núcleo de esta al ser un juego de lucha. Por eso es muy fácil valorar más el sentido narrativo de este juego y ponerlo en alza, ya que con los elementos que tiene hace un buen trabajo y, dentro de su género, prácticamente ningún otro juego lo hace mejor.

La trama no solo se define por el modo historia, como viene siendo habitual en los Mortal Kombat, también tendremos las escenas finales de las torres clásicas. Este modo es el más típico de la saga y ha influido en casi todos los juegos de lucha que existen. Vamos avanzando de forma vertical en una torre, que nos permite ver la foto del enemigo al que nos enfrentaremos a continuación. Cada pelea será más difícil que la anterior hasta enfrentarnos al enemigo final, Kronika. En este caso estamos ante uno de los enemigos finales más complicados de la saga, pero nada de trampas ni consejos sobre cómo derrotarla, al menos la primera vez hay que enfrentarse a ella a un nivel normal o superior si es posible, para así alucinar un poco con la experiencia. Una vez superado el reto el juego nos recompensa con una serie de viñetas narradas que tratan sobre el personaje con el que hemos completado la torre. Por lo general son historias que completan el modo historia, aunque en algunos casos son sucesos paralelos, como si de otra línea temporal fuera.

Menú de Mortal Kombat 11
Es increíble como este juego, tiene unos menús con tan sencillos y bonitos al mismo tiempo.

En cuanto a modos Mortal Kombat 11 está más que completo. Además del modo historia y torres clásicas ya mencionados, tenemos las torres del tiempo. Una serie de desafíos con características y condiciones distintas, que van cambiando con el tiempo. De esta manera no se suelen repetir los desafíos y siempre hay peleas con condiciones distintas. Otro modo es la típica «Kripta«, tan famosa en esta saga. Aquí tendremos un avatar que, con el beneplácito de Shang Tsung, investigará la isla del malvado hechicero. En ella descubriremos un montón de objetos para potenciarnos en los combates a través cofres que abriremos con monedas de oro, además de arte del propio juego y demás secretos que nos esperan.

Por último, tenemos el modo multijugador, donde incluye el «versus» con dos mandos y el modo online. Sobre el primero no hay mucho que decir, la clásica partida con colegas en casa. Pero el primero es el modo que más puede alargar el juego, ya que, si nos gusta competir, aquí tendremos competición de sobra. Este modo funciona muy bien y está lleno de gente muy capaz. Por el nivel de los contrincantes puede resultar un poco frustrante, pero cuando ganas una pelea es realmente satisfactorio, ya que el sistema de combate está increíblemente bien desarrollado.

Lógicamente un juego de lucha ante todo se define por sus mecánicas, ya que los combates son eventos cerrados donde solo cabe el enfrentamiento de dos o más personajes (dos en este caso). Además, la saga Mortal Kombat siempre ha destacado en este sentido, más o menos, ofreciendo luchadores con estilos muy distintos y ataques vistosos; donde además tenemos los clásicos Fatalities y Brutalities, posiblemente el sello de identidad más característico de esta saga.

Normalmente muchos juegos de lucha implementan sus mecánicas de tal manera que avasallar suele ser la mejor opción para superar los combates, sobre todo si no se sabe jugar a ciertos niveles. En este caso, pese a que ciertos personajes sí permiten este estilo de juego, no es lo más aconsejable, ya que ante todo se premia la estrategia. Hacer combos no es tan difícil como en otros juegos, pero los tiempos son mucho más importantes ya que la velocidad del juego no beneficia esto, es mejor ser cauteloso y hacer combos cortos pero saber defenderse bien. Un combo bien ejecutado nos puede dejar para el arrastre, y aunque no de una manera definitiva, evitar esto es tan fácil como bloquear el primer ataque del combo eficientemente y ejecutarlo nosotros. 

Combate entre Kitana y Baraka
La sangre brota en cada combate, es bestialmente hipnótico.

Cada personaje tiene su estilo propio de combate, el cual podremos personalizar junto con la apariencia del mismo. Ciertos ataques se pueden modificar de tal manera que los combos cambian parcialmente para así decidir de qué manera es mejor luchar. La única pega de esto es que a veces nos puede llevar a ser ineficientes, por lo que decidir bien es muy importante y esto normalmente vendrá de probar diferentes configuraciones. Cada personaje en este juego es un mundo y aunque la mayoría de ataques tienen una distribución de combate parecida, aprender a usar a cada uno nos llevará horas y horas. Aun así, la distribución de combos se ajusta a los movimientos del personaje, de tal manera que mientras movemos la palanca y pulsamos los botones, sentiremos que el movimiento del personaje se ajusta de forma muy precisa a lo que estamos pulsando, llegando incluso a luchar por instinto sin pensar demasiado en las combinaciones que hacemos.

El botón R1 en este juego se convierte en indispensable, permitiéndonos realizar diferentes interacciones con el entorno donde luchamos, desde impulsarnos a usar objetos para golpear. Todo esto gastando puntos de ataque y defensa. Además, con este mismo botón al realizar ciertos combos podemos potenciarlos para realizar ataques más letales, que se asemejan mucho a los ataques «X-Ray» de Mortal Kombat X. Estos ataques hacen mucho daño, pero no son sencillos de hacer y hay que distribuirlos con cautela.

Pose de victoria Sub-Zero
Las poses de victoria son espectaculares, este juego se vale de la propia cámara para lucirse todo lo que puede.

Mortal Kombat 11 intenta ante todo crear una experiencia de lucha compleja dentro de cierta sencillez. No necesitas ser un «hardcore gamer«, aunque saber jugar ayuda. Para esos momentos en los que la suerte no nos sonríe tenemos los «Fatal Blows», unos ataques especiales vistosos y sangrientos que solo podemos realizar cuando estamos bajos de vida. Estos ataques nos pueden permitir darle la vuelta a un combate, pero hay que tener mucho cuidado. Si fallamos no podremos usarlo en un rato y si lo usamos a la ligera nos quedaremos sin él. Además, en el caso de que lo usemos y no venzamos a nuestro enemigo le daremos la opción de usarlo a él y posiblemente eso acabe con nosotros.

Por último, pero no menos importante, tenemos los Fatalities y Brutalities, sin duda de los más llamativos de la saga. Son especialmente explícitos y sangrientos, como siempre no aportan nada al combate, pero es una buena forma de rematar haciéndose el chulo. Es algo vistoso que siempre ha acompañado a la saga y no se concibe ningún Mortal Kombat sin ello. Además, podremos desbloquear en la «Kripta» la forma fácil de ejecutarlos, por lo que ya no tendremos ninguna excusa para rematar a nuestro enemigo después de vencerlo.

Los gráficos de Mortal Kombat 11 están a otro nivel, sobre todo si lo comparamos con su título anterior. Las texturas y las partículas le dan vida a todo, incluidos los escenarios de combate. No solo por la capacidad de los personajes de interactuar con ellos, sino por lo que ocurre mientras peleamos. Tendremos una verdadera sensación de que estamos en un sitio de forma física y no de forma plana, pese a mantener lógicamente el desplazamiento lateral, haciendo que el combate sea más inmersivo.

El propio juego nos permite personalizar a nuestros luchadores con muchísimos diseños, los cuales vamos desbloqueando tanto en los modos de combate como en la propia «Kripta«. Podemos darles un aspecto parecido al clásico o de su versión más mayor; también hay diseños alternativos y, en general, un montón de diseños con sus respectivas variaciones de color. El contenido de este juego es bastante variado y más en este aspecto, y denota el gran trabajo de diseño que, unido a sus espectaculares gráficos, dan como resultado un juego que da gusto ver, incluso en sus facetas más gores.

Abriendo un cofre en la Kripta
El modo Kripta es muy contemplativo, pero tiene secretos muy interesantes.

La banda sonora es bastante interesante, sobre todo en cuanto al modo historia, pero por lo general poco reconocible. No es precisamente el aspecto que más destacaría de ningún Mortal Kombat, además me siento un poco traicionado al ver que el tema clásico de la película no estaba dentro el juego, aunque así lo mostrara el último tráiler (indignación máxima).

Mortal Kombat 11 es un juegazo, uno de los mejores no solo de su género sino de esta generación. Evidentemente podría mejorar ciertas cosas, como por ejemplo el plantel de luchadores, que pese ser bastante amplio está falto de algunos clásicos que se echan de menos, como la propia Shiva o Shang Tsung, y algún Goro o Kenshi tampoco habría estado mal. Pero habrá que esperar a los DLC y ver qué nos traen.

Desde su modo historia hasta sus mecánicas este juego me ha encantado de manera especial. Aprender a luchar eficientemente y descubrir sus secretos me ha traído grandes recuerdos de aquellos tiempos en los que los juegos de lucha te podían durar un montón de horas, pese a no tener ni una décima parte del contenido que tiene este juego. Ante todo Mortal Kombat 11 tiene una característica muy especial y es que desde que empiezas a jugar puedes ver que este está increíblemente bien hecho.

Mortal Kombat 11

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Un juego de lucha increíble y casi perfecto, que destaca tanto en forma como en fondo.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X