Artículos

God of War y los problemas griegos

Cómo el guerrero espartano destroza las leyendas griegas

God of War es una saga sangrienta, opresiva, devastadora, alucinante y que ha llegado a estatus de culto mundial siendo alabado por todos los que juegan la plataforma de Sony. Santa Monica Estudios creó a Kratos, un grandioso guerrero caído en desgracia y que se ve obligado a cumplir las tareas de los dioses, para luego reclamar su venganza y acabar con los que un día lo utilizaron como herramienta.

Sin embargo, otra cosa que quisieron construir alrededor del personaje (al menos en la segunda y tercera entrega de la saga), fue el camino del Hijo de la mitología griega:

Cuando un hijo mata a su padre y reclama su trono, este será destronado por su propio hijo en un futuro de la misma manera, matándolo.

Y es cierto que hay grandes cosas que nos comparte la saga muy fieles a la mitología griega y sirven para cimentar una base sólida sobre este juego tan descomunal e intrigante. Pero no todo lo que se nos cuenta a lo largo de la saga principal (los tres primeros y sus spin offs) está tan arraigado para lo que en verdad pasó en la mitología de los atenienses, espartanos y demás pueblos. Es por eso que, como carta de presentación, me gustaría apuntar todas las incongruencias que se dan en los juegos. No malinterpretéis mis palabras, las libertades de Santa Monica son comprensibles, pues querían crear una historia para Kratos con su buena dosis de violencia. Pero aprender cosas nunca está de más, y seguramente a más de uno le interese saber la verdadera historia que se esconde sobre esta mitología.

Antes de comenzar, aviso que este artículo contiene spoilers sobre la trama, con lo cual si estás interesado en jugar los juegos te invito a que salgas de este artículo y vuelvas una vez los hayas jugado.

En la primera entrega de todas, Ares, Dios de Esparta y de la Guerra, decide atacar la ciudad de Atenas y acabar con todos para así expandir su poder en el mundo terrenal. Los dioses piden a Kratos acabar con él, utilizando la Caja de Pandora. Este objeto se encuentra custodiado por el titán Cronos, el mismísimo padre de Zeus, el cual se encuentra siendo castigado a vagar eternamente por un desierto hasta que su cuerpo no pueda más. Por muy épico que esto parezca, la autenticidad de esta historia es nula.

Cronos fue asesinado junto con muchos otros titanes en la Gran Guerra, dejando solo a tres titanes con vida: Atlas, Prometeo y Epimeteo, cada uno de ellos castigado de manera distinta. Sobre la caja, en la tercera entrega se nos dice que fue Efesto quien creó a Pandora, su hija. La realidad es bien distinta: fueron los dioses quienes la crearon con tal belleza y perfección que toda imperfección acababa dentro de una caja. Estos mandaron a Pandora junto a Epimeteo, el hermano más manipulable de los tres titanes, con objetivo de que este abriera la caja. Sin embargo, fue la propia Pandora quien acabó por abrirla y desató un sinfín de males sobre la Tierra.

Caja de Pandora de God of War 3
La edición coleccionista de God of War III contenía la mismísima caja de Pandora

A todos nos encantó escalar el Monte Olimpo a espaldas de esta titán, pero lo que nunca se nos contó es que ella nunca fue uno de ellos. Gea, mas conocida como Gaia, fue una de las diosas primigenias que dió una representación física a la Tierra, siendo la Diosa de dicho lugar. Los titanes fueron sus hijos, junto con otras criaturas como los característicos cíclopes y los Feroces, criaturas formadas por una amalgama de brazos, cabezas, piernas y carne que tenían un aspecto aterrador. Ahora recuerda cuando le cortabas la mano en God of War III, seguro que te sentirás un poquito mal al saber que literalmente estabas matando a la Tierra.

Sea o no una entrega poco popular dentro de la saga, God of War: Ascension nos muestra a las Furias, feroces y destructivas monstruosidades que castigaban a aquellos que hicieran la injusticia antes sus ojos. Se nos cuenta y se nos muestra cómo estas criaturas vinieron mucho antes de que los dioses tomaran la Tierra, y es verdad, pero he de decir que su aproximación en el juego se hace más palomitera y se explica con poco detalle. Las Furias nacieron de la sangre del padre de Cronos, cuando este bajaba a procrear con Gaia y tener más hijos. Cuando acercó la mano, Cronos se la cercenó e hizo desaparecer a su padre, dejando en la Tierra a los gigantes, monstruos marinos, una amplia fábula de fauna fantástica y, cómo no, a las propias Furias. Aquí es donde da comienzo, además, la historia de El Camino del Hijo.

Seguramente aquí es donde más preguntas se pueda hacer uno, ya que los enemigos más propensos en la saga son los guerreros caídos, que sirven más como masillas para los combates normales. Pero hay ciertas figuras de las fábulas que se toman una gran libertad a la hora de representarlos, como los anteriormente mencionados cíclopes. Estos seres fueron creados junto con los titanes, y casi se equiparaban en tamaño, por no decir que eran los mejores artesanos que la Tierra pudiera otorgar, forjando los muy conocidos rayos de Zeus.

Sin embargo, en el juego son reducidos a simples criaturas sin cerebro que te atacan a la mínima de cambio y que sueles acabar con ellos con un simple QTE para conseguir finalmente una buena recompensa. Esto me molesta porque podían haberlos puesto junto a Hefesto, donde cumplirían su función más notoria y además podrían haber servido como pequeños retos para llegar a él. Y no solo son los cíclopes, sino que también las quimeras y los centauros tienen sus errores. Comprendo la decisión de hacer a estas criaturas más débiles para que se puedan meter en mayor cantidad y se pueda disfrutar más del juego, pero creo que con alguna referencia a las verdaderas aptitudes de estos, podría haber bastado para que mucha gente comprendiera la naturaleza de dichas criaturas.

Para terminar, cerraré con un tema que la gente confunde erróneamente como verdadero. Debido a los Juegos Olimpicos, la gente piensa que la Llama del Olimpo fue un regalo de los dioses otorgado a los mortales para que así dieran comienzo los juegos, pero en el juego se convierte en la herramienta que impide a Kratos abrir la caja de Pandora. Pues bien, todo esta mal en esta historia. La Llama del Olimpo se creó en God of War III para dilatar la trama con el arco del sacrificio de Pandora, algo que se convierte en relevante para avanzar con la historia. Lo peor de todo esto es que podían haber usado la historia de Prometeo, el cual roba una llama del Sol para bajársela a los humanos y otorgarles el fuego. Con esta premisa, podían modificar que la llama es una llama del Sol y que Helios o Prometeo eran los únicos que podían apagar susodicha llama. Pero esto ya es meterse en temas de la historia que quisieron diseñar para esta entrega, y aunque no me parece mal la originalidad de esta, puede resultar enervante que crearan tanta trama con Pandora para eso.

Creo que con estos cinco puntos es más que suficiente historia para todos. Si queréis explorar más acerca de la mitología griega y cuantas historias ocupan, os invito a ver los vídeos de Extra Credit, donde profundizan sobre varios temas muy interesantes. Así pues, me despido hasta otro articulo; hasta la próxima.

Etiquetas

Makuda

Hago cosas... sean o no interesantes

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X