AnálisisPC

Hearthstone: El auge de las sombras – Análisis PC

Qué bueno es ser el malo

El pasado 9 de abril Hearthstone recibió la salida de su última expansión, El Auge de las Sombras. Con 135 nuevas cartas y la inclusión de nuevas y antiguas mecánicas, los villanos de este juego de cartas han vuelto para quedarse.

A lo largo de Hearthstone nos hemos cruzado con una gran cantidad de villanos, desde el maléfico Rafaam hasta la locura del Dr Boom, sin olvidar la mente retorcida de Haghata. Esta vez, todos estos característicos villanos han unido fuerzas para hacerse con el control de la ciudad mágica de Dalaran.

A nivel jugable, El Auge de las Sombras se traduce en la aparición de estos villanos en forma de esbirros legendarios de su respectiva clase, aparte de un hechizo y un esbirro que representan sus planes. Todas estas cartas están diseñadas para recordar a las antiguas mecánicas de estos personajes. Por ejemplo, Rafaam tiene la habilidad del antiguo mono dorado de la liga de expedicionarios, transformando tu mano y baraja en esbirros legendarios para hacerte con la delantera en etapas próximas al fin de la partida.

Esta idea de diseño, muy bien llevada, permite atraer a antiguos jugadores y a su vez hacer que los más nuevos conozcan la historia previa al juego, haciéndolo llamativo para todo el público.

Por suerte, para defender a la ciudad contamos con el famoso Khadgar junto a muchos otros magos e incluso los habitantes como cocineros, ingenieras, etc. Estos personajes de gran poder mágico también están representados en formas de cartas, aunque de una forma más secundaria ya que los protagonistas aquí obviamente son los villanos.

Para representar la magia de estos hechiceros se ha introducido una nueva mecánica en torno a ellos, los hechizos dobles. Cuando lanzas una de estas cartas, una copia se añadirá a tu mano sin esta palabra clave. Es decir, estos hechizos se pueden usar dos veces en diferentes turnos (o incluso en el mismo).

Imagen de la carta de Khadgar.
Los magos más poderosos se enfrentarán a la liga de villanos.

Esta idea de diseño da lugar a nuevos hechizos muy interesantes ya que aunque a primera vista puedan parecer mediocres, el poder usarlos dos veces genera mucho valor y permite una flexibilidad bastante alta. Es la mecánica de la que disponen las clases que no tienen a uno de los villanos de la liga.

No me entendáis mal, me gusta mucho la idea de volver a traer a los villanos principales de otras expansiones al juego en El Auge de las Sombras. Primero, porque establece la propia historia que ha ido formando poco a poco Hearthstone paralelamente del universo en el que está basado. Segundo, porque me trae buenos recuerdos ver antiguas mecánicas y personajes que hoy en día no se ven (a no ser que juegues el formato salvaje).

Pero por otro lado, me hace preocuparme por el futuro del juego. Hearthstone es un TCG joven, al menos comparado con los más veteranos, y ya está reciclando antiguos personajes y mecánicas. Espero que esto sea solo una forma de llamar la atención de los jugadores más antiguos del juego y no un recurso por falta de ideas ya que podría afectar gravemente al futuro del juego.

Me alivia saber que por suerte este recurso es usado bastante en muchos juegos de cartas, sin ir muy lejos, actualmente se están revisitando muchas expansiones antiguas en Magic: The Gathering. Así que probablemente solo sea una forma de rescatar antiguas mecánicas mientras piensan en algo más innovador.

La verdad es que últimamente había dejado de jugar a Hearthstone. Cada vez me daba más pereza conseguir las cartas y los mazos que me fabricaba, aunque intentando que fueran originales, o no daban la talla o estaban todos basados en las mismas cartas (si Keleseth, te miro a ti). Por suerte, en lo poco que llevo jugado a esta expansión, he podido crearme unas barajas bastante diferentes entre sí, variando la clase y las mecánicas clave y he podido dar la talla jugando contra el resto de jugadores.

Imagen de una partida donde se ve a un cazador contra un mago.
Personalmente, el cazador de últimos alientos es mi arquetipo preferido en esta expansión.

También es verdad que estamos al principio de un nuevo año y que la rotación de expansiones provoca que el metagame durante un tiempo sea inestable y se pueda experimentar más. Habrá que esperar todavía un tiempo para que se establezcan los mazos más poderosos y de verdad se pueda ver hasta qué punto se puede experimentar o salirse de estos arquetipos sin perder las probabilidades de poder ganar.

Pero al menos de momento, El Auge de las Sombras ha traído variedad y ha refrescado un poco un juego donde las cosas empezaban a encasillarse, por lo cual es muy buen momento para volver a jugar o darle una oportunidad al juego.

Es normal que cada clase dentro de Hearthstone tenga un estilo propio y unas mecánicas establecidas de serie, pero normalmente se suelen apoyar en dos arquetipos diferentes. En esta ocasión, no lo he notado tanto, porque aunque en teoría el propio juego te recomienda estos dos estilos de mazo a la hora de crear uno nuevo, se siente que algunos de estos no cuentan con el apoyo suficiente o tienen que usar cartas que no están pensadas para ese tipo de mazo.

Esto probablemente se deba a que, como ya he mencionado antes, con la llegada de El Auge de las Sombras hemos entrado en un nuevo año, y tres expansiones han rotado fuera del formato estándar. Para que os hagáis a la idea, eso son más de 300 cartas que han sido removidas del repertorio, a cambio de las 135 nuevas. Obviamente, esto provoca que haya una limitación mayor a la hora de crear los mazos, pero aun así hay la suficiente variedad para que no sea muy monótono. Habrá que ver cómo se adaptan las nuevas expansiones a las ya existentes y qué arquetipos se apoyarán en cada clase.

Imagen de la carta del archivillano Rafaam
Rafaam vuelve junto con el característico efecto del mono dorado.

No esperaba gran cosa de El Auge de las Sombras, pero me ha sorprendido y para bien. Irónicamente, aunque use ideas prestadas de sus antiguas expansiones y reciclen personajes, se siente como un soplo de aire fresco a un juego que, al menos a mí, se me empezaba a hacer monótono.

Recomiendo que tanto antiguos jugadores como gente que nunca haya probado Hearthstone le de una oportunidad en su momento actual, porque igual se encuentran con algo mejor de lo que esperaban. Tenía miedo de que con la salida de Ben Brode como director el juego perdiera fuelle, pero parece ser que han sabido apañárselas y están haciendo un muy buen trabajo.

El Auge de las Sombras

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Una expansión pensada tanto para antiguos jugadores como para los más nuevos, con mecánicas interesantes y variedad de mazos.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Regas

Jugando desde que era capaz de sujetar un mando. Amante de los RPG y la narrativa en general. Con suerte futuro diseñador.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X