eSports

G2 vuelve a reinar en Europa y se convierte en el primer campeón de la LEC

Los de Ocelote se impusieron 3-0 a un Origen impotente e incapaz

Si hace algunos años, durante un monopolio de Fnatic solo roto por el heróico Alliance de Froggen, a lo largo de unas temporadas en las que el ascenso a LCS EU de aquel histórico Giants nos parecía un sueño (y realmente lo era), nos hubieran dicho que tendríamos la reedición de una final española (al menos en lo que al linaje de ambos conjuntos se refiere) en la mayor competición europea de League of Legends, pocos lo habríamos creído. Y digo reedición porque este G2-Origen ya lo vimos en la final del split de primavera 2016, en la que también se impondría G2 para dar comienzo a una trayectoria de nada menos que cuatro títulos domésticos consecutivos. No obstante, 2018 no fue tan exitoso para el equipo fundado por el madrileño Carlos «Ocelote» Rodríguez, ya que, con la salida de Zven y Mithy, el año apuntaba a una reestructuración del equipo, la cual acabó por conformarse con la sorprendente llegada de Caps y el reroll de Perkz a la posición de adc. Por su parte, poco queda ya del Origen erigido por el murciano Enrique «xPeke» Cedeño, habiéndose visto obligado a un conato de refundación con la entrada de nuevos inversores, algunos tan conocidos como el exfutbolista del Real Madrid, Álvaro Arbeloa.

Así pues, dos equipos en reconstrucción, uno para volver a lo más alto y otro para regresar donde nunca debió irse, se volvían a encontrar en el último peldaño al título continental y en lo que fue, al menos por parte de uno de los equipos, una de las demostraciones del mejor League of Legends que se recuerda en Europa.

A pocos nos sorprendió el 3-0 que G2 le endosó a Origen en el partido que daba acceso a la final. Y es que, aunque talentosos, los entrenados por André Guilhoto aún sufren de las carencias de un equipo nuevo y en proceso de solidez. No obstante, lo que sí nos pilló desprevenidos fue el 3-1 a Fnatic que les permitió acceder a la propia final contra los que les habían relegado al looser bracket. Lo cierto es que el comienzo de temporada para el subcampeón mundial no fue fácil, pero el comeback que lograron durante la segunda mitad del split hacía adivinar que destrozarían a quien se pusiera en su camino hasta enfrentarse contra G2 en un partido que habría sido memorable. Pero en el deporte las matemáticas exactas no existen y lo que podía parecer un trámite para los británicos se convirtió en una auténtica pesadilla, en contrapunto al sueño de un Origen que llegaba a al último combate con las estadísticas en contra pero en un estado de forma envidiable.

Esquema de los playoffs de la LEC
Con el 3-0 a Vitality y el 3-1 a Splyce, todo apuntaba a que Fnatic se colaría en la final. Nada más lejos de la realidad.

La final iba a ser tensa y se podía oler que la confrontación empezaría antes incluso de saltar a la Grieta del Invocador. Así, al Sona-Taric en la línea inferior de G2 respondía Origen con un Hecarim en la línea superior, siendo ambas elecciones top tier en sus respectivas posiciones. Por buen hacer para G2, consiguieron denegar en la medida de lo posible al toplaner rival gracias a un Jankos que volvía hacer honor al título de «rey de la primera sangre«. Aun así, la primera partida fue relativamente larga y disputada, hasta que una cazada sobre Patrik, el adc de Origen, propició un Barón Nashor que no pudieron disputar los de Guilhoto, quienes terminaron con una defensa férrea de la base pero impotentes ante un G2 mejor plantado en teamfights.

La segunda partida fue, sin duda, la que rompió todos los esquemas. Origen pudo asegurarse el dúo Sona-Taric pero G2 respondió con una de las composiciones más originales y rocambolescas que se recuerdan, basando su estrategia en el funneling o la cesión del oro de la jungla y la línea central a un mismo jugador (en este caso, Perkz con Xayah), para así alcanzar su pico de poder lo antes posible. No obstante, aun suponiendo una genialidad por parte de su entrenador, Fabian «GrabbZ» Lohmann, era una estrategia arriesgada, ya que debía ejecutarse a la perfección para aprovechar el mencionado pico de poder en el momento justo y cerrar la partida antes de que los chicos de Origen pudieran escalar con unos campeones más fuertes en la parte final. Dicho y hecho, la actuación fue impecable y en apenas 25 minutos G2 pudo finiquitar un duelo que terminó con la desorbitada cantidad de 13k de oro para Perkz (4k más que cualquier integrante de Origen).

Picks y bans de la segunda partida de la final de la LEC
Fabian «GrabbZ» Lohmann, entrenador de G2, se sacó para su equipo una de las composiciones más insólitas que se recuerdan en Europa.

La tercera y última partida no tuvo historia, más allá de una Neeko para Perkz, quien ya nos tiene acostumbrado a este tipo de cheese picks, en una rememoración de su antigua posición en la calle central y aprovechando que su actual rol como adc es uno de los más flexibles en el meta actual. Por lo demás, nada más que G2 en modo apisonadora para finiquitar la final en una última partida que duró 18 minutos y 27 segundos, convirtiéndose automáticamente en la victoria más rápida de la corta historia de la LEC.

Decía Ibai Llanos, comentarista de la Liga de Videojuegos Profesional y archiconocida figura en Twitter, que G2 es el mejor equipo de la historia de Europa, «sin más». Sea como fuere, lo cierto es que el League of Legends demostrado por los de Ocelote supera incluso al equipo que se proclamaría tetracampeón en dos años. Perkz, Caps y Jankos son tres de los mayores talentos occidentales y, con la argamasa que suponen dos «currantes» como son Wunder y Mikyx, resulta difícil encontrar un equipo a lo largo de la máxima competición europea que les supere (con permiso del Fnatic del 18-0). El futuro es esperanzador, ilusionante, y no creo ser el único que espera con ansias un Mid-Season Invitational en el que los europeos aspiran a todo.

Etiquetas

Víctor Martín 'Reyno1ds'

Psicólogo en ciernes apasionado por los videojuegos. Tan pronto escribo sobre Star Wars, League of Legends y SimRacing como de duelos, emociones y disonancias cognitivas.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X