AnálisisPC

MarZ: Tactical Base Defense – Análisis PC

Los zombis llegan a Marte

El género de los Tower Defense comenzó su éxito en dispositivos móviles hace ya bastantes años. Con un estilo de juego simple pero adictivo, no era raro recurrir a este tipo de juegos para situaciones como esperar el autobús, aburrirnos en medio de clase o simplemente, cuando no tenemos nada que hacer.

Pero MarZ: Tactical Base Defense intenta ir un paso más allá. No es el típico Tower Defense que veíamos en los smartphones, puesto que esta ocasión tenemos un título mucho más grande. Tanto en los medios que se han utilizado para desarrollarlo, como en su apartado jugable, que es una curiosa y adictiva fusión entre la estrategia y gestión de recursos.

El juego sitúa su acción en el planeta rojo, donde una noble expedición de terrícolas inadvertidos encontrará el horror de los muertos vivientes… Y otras aberraciones de la naturaleza. En realidad, hay una historia detrás de todo, donde está de por medio la Unión Soviética, extraños experimentos y algún que otro giro argumental. Realmente no es para nada destacable, pero sí que se agradece tenerla presente en un título de estas características.

El argumento se narra a base de diálogos entre los personajes entre nivel y nivel, aunque a veces también habrá alguna que otra charla mientras estamos combatiendo a los zombis. Algo que sería mucho mejor si el juego estuviese doblado al castellano, puesto que las partidas son tan intensas, que no nos va a dar tiempo a leer los subtítulos mientras estamos jugando. De todas formas, el doblaje que trae al inglés y la traducción al español son bastante buenas.

Aniquilando zombis con misiles
En este nivel tenemos que gestionar cinco puntos a la vez y las hordas de muertos no nos dejarán ni respirar. Menos mal que tenemos nuestra torreta lanza misiles, que hace daño en área.

¿Cómo destruiremos a las hordas de zombies? Pues a torretazo limpio, obviamente. Pero aquí no podremos colocar torres a diestro y siniestro como en otros juegos del género. Tenemos que planificar nuestros movimientos muy cuidadosamente. Pero, esta planificación tendremos que llevarla a cabo en cuestión de segundos. Por suerte, el funcionamiento de las mecánicas es muy fácil de entender, por lo que no necesitareis de extensos tutoriales ni de horas de práctica.

Cuando comenzamos un nivel, tendremos que colocar los puntos de energía, a los cuales se conectan un máximo de tres torretas (aunque esto se puede mejorar). Sin embargo, para que las torres funcionen hay que asignarles personal de la tripulación, que también es limitado (pero podemos solicitar refuerzos). También hay que colocar el extractor de recursos en un punto adecuado para ello, además de asignarles otro miembro de la tripulación.

Así es como se empieza una partida y para planificar todo lo dicho, dispondremos de apenas unos quince segundos antes de que empiecen a llegar los zombis. Si no os suena agobiante, cuando probéis el juego seguramente cambiéis de opinión. Porque esto no termina ahí: conforme avancemos, obtendremos cada vez más construcciones y mejoras para las mismas. Entonces, cuando queramos construirlas será el momento en el que nos demos cuenta de que faltan miembros de la tripulación o recursos para llevarlo a cabo. También ocurrirá que tendremos que mover a la tripulación entre torres según convenga, ya que no habrá para dar abasto a todas las defensas en todos los flancos. Otra cosa que podemos hacer es usar a los humanos como si esto fuera el Age of Empires: seleccionándolos con el ratón y moviéndolos a cualquier parte del campo de batalla para cubrir las zonas más vulnerables o reforzar otras.

Realentizando zombis con la torre tesla
La torre tesla nos permitirá realentizar a toda la turba que se nos viene encima. Por cierto, como podéis ver, el apartado técnico del juego no es muy destacable, pero cumple.

Además, el arsenal disponible es bastante interesante. Desde ametralladoras bastante simples hasta rayos láser, también hay armas especiales como misiles nucleares o bombas de congelación. Todas las torres admiten tres niveles de mejora, más una habilidad especial, lo que añade aún más cosas que gestionar y tener en cuenta durante la partida.

Todo esto hace que cada nivel sea en realidad una especie de puzle que tenemos que resolver de una forma muy específica y a toda velocidad. El juego resulta difícil ya en un nivel intermedio, y no será raro tener que reiniciar bastantes partidas que demos por perdidas. Pero no os asustéis, esto no es nada malo; de hecho, es donde este juego más destaca, resultando muy adictivo, desafiante y, por supuesto, muy satisfactorio cuando conseguimos ganar.

Durante las partidas también hay una serie de objetivos a cumplir, que son los mismos para todos los niveles. Por ejemplo: que no se muera ningún miembro de la tripulación, que la base no sufra daño o investigar un monolito que hay por ahí tirado, son algunos de los retos adicionales que nos ofrece el juego para completarlo al 100%. Conseguirlos hacer todos será una tarea cuanto menos imposible en los primeros intentos, así que el juego basa aquí su rejugabilidad. Pero lo cierto es que una vez completemos todos los niveles, llevar a cabo estos retos será bastante aburrido. Por otro lado, el juego no ofrece nada más a parte del modo campaña y la posibilidad de jugar una partida personalizada.

Se ha implementado el WorkShop de Steam para que los usuarios creen sus propios mapas, pero claro, por mucho que cambies de mapa, las partidas siguen siendo iguales. También se hecha en falta algún tipo de multijugador, ya sea cooperativo o competitivo. Así que más allá del modo campaña, este juego no ofrece mucho más.

Zombis bastante fuertes
Hay varios tipos de enemigos en el juego con características especiales. Algunos explotan, otros corren mucho, otros llevan escudos… En esta captura tenemos a «los gordos». Unos zombies que cuesta la misma vida destruir y no vienen precisamente en grupos pequeños.

Es un juego que resulta entretenido y adictivo. El problema es que una vez que acabéis el modo campaña, no tiene mucho más que ofrecer. Seguramente más de uno se quede con ganas de más porque incluso los logros escasean.

Si lo queréis por 19,99 € os va a hacer pasar unos buenos ratos. Puede durar entre las siete y las diez horas en nivel de dificultad medio y esforzándoos en conseguir los desafíos de cada nivel. También recalco que se trata de un desafío interesante, por lo que si os gustan los retos, este es vuestro juego.

MarZ: Tactical Base Defense

Puntuación Final - 6.5

6.5

Interesante

Un desafiante Tower Defense que gustará a los fans de la estrategia y la gestión. Pero que por desgracia tiene muy poco contenido.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Nukem

Ingeniero informático, en el mundo de los videojuegos desde que cogí la escopeta de doble cañón en DooM 2 y muy fan de los First Person Shooter clásicos. System Shock 2 es el mejor juego de la historia.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X