AnálisisPC

Monjarmageddon – Análisis PC

La mujer de Dios es ahora el puño de Dios

Vivimos en una época un tanto delicada en nuestro país. La política está a la orden del día, las elecciones se acercan a cada segundo, y todo el mundo tiene una opinión que dista mucho de la de los demás. En una sociedad tan enfrentada a veces viene bien pararse y reírse un poco de la situación, al menos para relajarnos.

Y de eso voy a hablar hoy, porque este plataformas 2D llamado Monjarmageddon lo que busca principalmente es sacarnos una sonrisa riéndose de la situación actual del mundo.

Es el año 2020 y el comunismo ha renacido para apoderarse del mundo, dando poder a los alejados de Dios. ¿Quiénes seremos nosotros? Pues, obviamente, la última monja que aguanta luchando contra todo lo impuro, como por ejemplo monjas fantasmas o soldados de la URSS.

Los diferentes jefes también caen bajo esta sátira de la realidad y nos enfrentaremos a todo tipo de enemigos, desde mujeres a favor del nudismo hasta el líder del partido comunista. Como podéis ver, este juego no se anda con tonterías y se ríe un poco de todo.

Para derrotar a todos estos males tendremos a nuestra disposición nuestras cruces con la que dispararemos a los enemigos y el agua bendita, que servirá para poder aguantar más golpes antes de caer.

Solo con ver un vistazo a Monjarmageddon se puede ver que toma mucha inspiración de los plataformas más antiguos. Nuestros controles se limitan a saltar, disparar y agacharse, dejando el resto del desafío en nuestra habilidad.

Pantalla de carga de nivel
Monjarmageddon también incluye unas cuantas referencias ¿No os suena esta pantalla de carga?

Cada zona se divide en dos niveles. Estos cuentan cada uno con una mecánica nueva o característica propia, y en el segundo nivel de cada zona nos enfrentaremos al jefe correspondiente. Aparte de esto, en todos los niveles tenemos varias rutas a seguir, así que si no somos capaces de avanzar y seguimos muriendo en la misma sección quizás sea hora de probar un nuevo enfoque. Incluso hay caminos ocultos que atraviesan paredes, tan propios de juegos clásicos.

Y probablemente debamos, porque Monjarmageddon también toma de sus antecesores algo muy característico, que es la escala de su curva de dificultad. Este juego no se anda con tonterías, y aunque sus primeras tres zonas no son muy complicadas y te dejan hacerte con los controles y las mecánicas, en cuanto lleguemos a la cuarta el juego considera que ya eres lo suficientemente mayor para abandonar el nido y no tendrá ni un mínimo de piedad.

En unas cuantas ocasiones he llegado considerar que esta dificultad era demasiada, hasta tal punto que me he visto obligado a reducir la dificultad.Porque, sí, el juego dispone de un total de cinco dificultades, aunque incluso en su versión más sencilla pasaremos un rato difícil en las últimas etapas del juego.

Ya he mencionado cómo la dificultad que emula Monjarmageddon es similar a la de los juegos más antiguos, sobre todo en la época arcade, haciendo que sea muy difícil en sus compases finales y quizás haciendo que sea demasiado complicado, pero el problema de esta dificultad está en la forma en la que está planteada.

Uno de los errores en los que se suele caer a la hora de subir la dificultad es hacerlo de una forma artificial, es decir, creando situaciones que impiden al jugador reaccionar al tiempo o, en el peor de los casos, situaciones en las que directamente es imposible no recibir un golpe.

Battala contra uno de los jefes de Monjarmagedoon
Los jefes son bastante desafiantes, aunque algunos se pueden vencer simplemente saltando sobre ellos.

Monjarmageddon peca de lo mismo en algunas decisiones sobre su diseño de nivel, debido a que hay situaciones que están diseñadas para que sea casi imposible no recibir un golpe. Esto en sesiones largas o en zonas antes de un punto de control puede llegar a ser muy frustante.

No es que esto estropee completamente el juego, pero sí es verdad que lo daña y hace difícil llegar a completarlo; sobre todo teniendo en cuenta que la dificultad no se puede cambiar una vez se haya iniciado una partida.Tener que empezar tu partida de nuevo puede llegar a ser una experiencia muy desagradable y que quita las ganas de llegar a completar el juego.

Obviamente no nos encontramos ante un título perfecto, pero mentiría si dijera que no he disfrutado con él. Monjarmageddon es, en definitiva, un juego divertido.

Si bien es cierto que se agradecerían algunas funciones extras y me he encontrado con algún error dentro del juego (nada grave que rompiera la experiencia), teniendo en cuenta su económico precio y el cariño que se muestra hacía la época más antigua de nuestra industria, merece la pena darle una oportunidad.

Mojargameddon

Puntuación Final - 6

6

Interesante

Aunque tiene sus fallos, es un juego entretenido que te hará pasar un buen rato y con decente rejugabilidad.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Regas

Jugando desde que era capaz de sujetar un mando. Amante de los RPG y la narrativa en general. Con suerte futuro diseñador.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X