AnálisisPC

Grave Keeper – Análisis PC

¡La ruina de las aventuras caballerescas!

A lo largo de toda mi vida, no habrán sido pocas las veces que mi padre me habrá soltado el maravilloso consejo de “piensa mal y acertarás”. No estoy completamente de acuerdo con ese dicho en absoluto: si tienes que vivir con esas directrices pienso que la vida se vuelve bastante fría. Sin confianza, sin riesgo; una posición defensiva continúa. Uno de mis mayores miedos es arrepentirme de no haber hecho algo por temor a lo que podría haber pasado. Y por ello, al contrario que mi progenitor, yo abogo por ir hacia delante siempre, dando igual los golpes que recibas.

Desgraciadamente, hoy esas absurdas palabras de mi padre sacuden con más fuerza mi cabeza al encontrarme frente a Grave Keeper, el primer título de la desarrolladora Baldur Games. Grave Keeper se trata de un hack and slash unido a ciertos componentes de rogue-lite y rol que, junto con unos gráficos cartoon y un universo de fantasía medieval, nos pone en la piel de un caballero en busca de grandes riquezas. ¿El viaje habrá valido la pena?

Vamos a quitarnos primero las características audiovisuales y la historia del juego para llegar cuanto antes al grueso del análisis. Controlamos a un caballero genérico número 809 en nuestra misión de alcanzar un tesoro en las profundidades de una mazmorra protegido por el “grandioso” rey esqueleto. Desgraciadamente, nuestro principal antagonista nos golpea con tal apabullante fuerza que nos hace volver al principio de la dungeon, obligándonos a descender todos los niveles hasta poder enfrentarnos de nuevo contra el señor de los esqueletos en una frenética lucha.

Protagonista de Grave Keeper peleando contra el Rey Esqueleto
No hay escapatoria ante el Rey Esqueleto

Todo ello acompañado de unos fantásticos gráficos de estilo animación que le da cierto carácter cómico al título y que, prácticamente, es el único punto positivo de la obra de Baldur Games. Puesto que la música, que poco o nada aporta, pasa bastante desapercibida y al rato de jugar empieza a resultar repetitiva y bastante pesada.

Pero bueno, hasta ahora solo he hablado de los puntos más externos. Lo que realmente destaca de un juego son sus mecánicas y la diversión que puede generar horas y horas de contenido para Grave Keeper. ¿Podrán ellas suplir la escasez de sus otros apartados? Duro lo tiene.

Vamos a ser concisos y rápidos en cuanto al combate. Click izquierdo para disparar una ballesta con virotes infinitos, click derecho, arma cuerpo a cuerpo y barra espaciadora para el ataque especial. Fin.

Soy el primero que defiende a capa y espada unas mecánicas simples. Me gusta usar como ejemplo a The Binding of Isaac, que te explica unos controles muy sencillos en la primera sala y a partir de ahí consigue explotar esas mecánicas hasta alcanzar la locura. Mi primer error fue pensar que Grave Keeper seguiría el mismo dogma, escudándome en tener la esperanza de ver ese combate florecer a lo largo del título. “Piensa mal y acertarás”.

Cuando completemos cada sala, que consiste en cinco oleadas de quince de enemigos y un boss, se nos otorgará un cofre donde puede venir una ballesta, una espada, una armadura o un ataque especial. ¿Sabéis qué ventaja tiene cambiarse cualquiera de esas cosas por las que ya tienes? NINGUNA. El único cambio posible es que hagan un pelín más de daño. No hay ballestas que disparen más rápido, las espadas no tienen set de movimientos diferentes, las armaduras solo les cambian el color entre ellas y nada más.

El caballero pelea contra un boss final
Los bosss final consisten en disparar y correr. No hay ninguna posibilidad de morir contra ellos.

Solo en cinco minutos se me ocurrirían diez o doce mejoras para crear una experiencia más satisfactoria de juego. ¿Por qué no hay armas elementales, que les quite más o menos vida a diferentes enemigos? ¿Por qué no hay ballestas que disparen tres virotes en forma de cono aunque reduzcan su daño? ¿Por qué no hay armaduras que te otorguen beneficios al ser golpeado? Sinceramente, no lo entiendo.

Me gustaría dejar de escribir en este momento, pero mi mayor problema con Grave Keeper todavía no ha salido a la luz. Cuando conseguí vencer de nuevo al Rey Esqueleto, por fin entendí el concepto del juego. Al vencer al señor de los muertos, este te golpea y te devuelve al principio del juego sin armas. Otra vez. ¿WTF?

Grave Keeper no es una aventura con ciertos aspectos de rogue-lite, es una máquina de farmeo continua. La progresión no consiste en bajar pisos, sino en subir de nivel. Cuanto más nivel tengas, más difícil es el combate, más pisos tienes que bajar y mejores son las recompensas. En tres horas de juego alcancé el nivel 16, ¿a que no adivináis cuantos niveles hay? 600.

¿Qué pretendes haciendo esto?

Grave Keeper ya me pareció aburrido a la hora de jugar debido a su simpleza y encima me dices que necesitaré unas doscientas horas para pasármelo. “No, pero es que cada vez que lo derrotas te da mejoras permanentes que te hacen ser más poderoso y llegar más lejos” Me parece genial, pero un título en el que no puedes morir (efectivamente, en Grave Keeper no puedes morir. Únicamente se resetea la oleada), ¿qué sentido tiene conseguir mejoras?

Todos los niveles que hay en Grave Keeper
Todos los niveles que hay en Grave Keeper ¿En que momento se considera esto medianamente valido?

La única respuesta que he tenido es que o han querido que desembolsemos pasta para comprar la moneda Premium en un juego que ya es de pago o han querido alargar de forma insultante la duración del juego. Cualquiera de las dos opciones me parece un insulto tremendo para el consumidor, su tiempo y su cartera. No le veo sentido y no es algo que pueda defender. “Piensa mal y acertarás”.

A estas alturas del análisis ya debéis estar pensando que soy un tipo loco sentado delante de su ordenador que, mientras escribe estas palabras, suelta unas sonoras carcajadas disfrutando del desmembramiento de Grave Keeper. Nada más lejos de la realidad.

Desde la primera vez que lo vi, esperaba mucho de él. Tenía una sólida base y su temática simplista me enamoro en pos de unas mecánicas un poco más rebuscadas. Pero me he encontrado frente a algo sin alma. Sin pasión. Un título hecho sin más, como aquellos trabajos que hacías en el instituto cogiendo información de aquí y allá hasta crear un Frankestein que consiguiera llegar al cinco. Básicamente, mi resumen es que Grave Keeper es un port de un app de móvil, que ya era bastante mediocre, venida a más.

Y eso, lamentablemente, no es algo que pueda recomendar. Ni mucho menos.

Grave Keeper

Puntuación Final - 2.5

2.5

Grave Keeper es uno de los títulos con menos inspiración, menos ambiciosos y más sacacuartos que ha podido llegar a mis manos. Si lo que quieres es aburrirte una ingente cantidad de horas, Grave Keeper es tu mejor opción.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Tasturo

Más cómodo frente a un ordenador que tirado en el sofá. La dificultad en un videojuego nunca ha sido un obstáculo, sino un medio

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X