AnálisisPS4

Submersed- Análisis PS4

Los tiburones son los mejores enemigos después de los nazis

Es muy interesante la gran variedad de géneros que podemos encontrar en juegos publicados por estudios casi recién nacidos, concretamente aquellos que salen adelante gracias en parte a la ayuda de la iniciativa PS Talents. Juegos como Dynasty Feud, Intruders, Anyone’s Diary… los jóvenes desarrolladores no conocen límites a la hora de probar diferentes géneros, aunque sean muy difíciles de llevar a cabo debido a la complejidad de sus mecánicas.

Submersed es el primer título del estudio español Main Loop y si algo hay que reconocerles es que no han optado por el camino fácil: su primera propuesta es una aventura con toques de survival horror (tanto en su ambientación como en sus mecánicas) que recuerda en su premisa a aquella mítica cinta de Samuel L. Jackson llamada Deep Blue Sea debido a la presencia de escualos como principales enemigos de nuestro protagonista. ¿Qué tal ha salido el primer y ambicioso juego de este prometedor estudio?

Sin querer spoilear absolutamente nada de su trama global, dado que es una de las principales bazas de un título tan compacto, deberemos escapar de una estación en mitad del océano que ha quedado destruida e inundada en muchas de sus secciones. Además los científicos que había allí parecían estar tramando algo realmente oscuro relacionado con los tiburones y un organismo de origen desconocido… Submersed es una breve aventura en primera persona de estructura lineal por capítulos (ocho para ser exactos, y que pueden completarse en aproximadamente tres o cuatro horas) en la que deberemos escapar de una base acuática en ruinas. Al haber muchas secciones inundadas, deberemos enfrentarnos a violentos tiburones para avanzar por los decorados hacia nuestro siguiente objetivo. Submersed no está orientado hacia la acción, ya que solo incluye una porra eléctrica como única arma disponible (de munición muy escasa y sirviendo únicamente para aturdir brevemente a los tiburones), sino al uso de objetos, no solo para superar los obstáculos del escenario sino también para distraer a los tiburones.

Para ello Submersed usa muchos recursos que, al menos a mí, me recuerdan a exponentes clásicos del survival horror, más concretamente a los Resident Evil clásicos: las llaves de colores, la mezcla de manejo de los huecos del inventario junto a la combinación de algunos objetos (en vez de hierbas, se combinan medicinas con jeringuillas vacías para inyectarlas, o cable y batería para hacer un electroimán) y una caja de seguridad donde guardar unos y sacar otros son algunos de los elementos que más beben de la obra de Capcom. Sin embargo, a pesar de que el juego reparte bien los objetos, no creo que esté del todo justificado estas mecánicas en un juego tan corto. Al ser una experiencia tan breve en un recorrido muy lineal, realmente no hay muchas más opciones de manejar el inventario si quieres avanzar. Es raro que te encuentres en una situación en la que no dispongas del objeto necesario. También podemos encontrar pequeños puzles de escasa dificultad que aportan variedad al título.

Inventario de Submersed
La gestión del inventario en Submersed será fundamental para sobrevivir

En Submersed hay secciones a pie o nadando, que usan las mecánicas anteriormente mencionadas, y con traje de buzo totalmente sumergidos. En estas fases deberemos llegar de un extremo a otro de un escenario con varios caminos a elegir. Habrá un enorme tiburón rondando la zona, por lo que deberemos usar un sónar que incorpora nuestro traje para saber en qué momento es seguro salir de nuestro escondite. Usa un sistema similar al de un semáforo, siendo verde cuando la criatura está lejos de nuestra posición y rojo un suicidio por la cercanía a la que se encuentra el monstruo. Estos escenarios tienen pequeños parapetos en los que el tiburón no puede alcanzarnos ni vernos.

La primeras veces que jugamos estas escenas se crea una tensión fantástica debido a que no sabemos hasta qué punto el tiburón puede vernos; además, está muy bien recreado el efecto de llevar un enorme y pesado traje. Nos movemos lento y la escafandra limita mucho nuestra visión, lo que provoca que, a pesar de que avancemos cuando la luz nos lo permite, haya mucha tensión. Sin embargo, es algo que funciona si no nos atascamos mucho en una misma zona. Debido a los diferentes caminos y a que si el tiburón nos alcanza supone una muerte instantánea, esta mecánica acaba cayendo rápidamente en una dinámica de prueba y error. En ese momento la genial representación kinestética del traje de buzo será más una molestia que algo a admirar.

El mismo problema de ensayo y error encontramos en los encuentros con los tiburones de las secciones a pie, aunque por suerte en estos encuentros contamos con el bastón eléctrico y el electroimán para alejarles durante un breve período de tiempo. También hay pequeños armarios donde escondernos para que la bestia pase de largo, pero apenas usaremos ese recurso. Podremos nadar y bucear, pero siempre de forma muy lenta, lo que hace más emocionantes estos encuentros. Al igual que en las partes con traje de buzo, nunca queda muy claro hasta qué punto los tiburones pueden detectarnos, requiriendo en ocasiones muchos intentos en determinadas zonas.

En general, Submersed da muy buenas sensaciones a sus mandos, proporcionando una experiencia que, sin tener una historia absorbente u original, te anima a continuar explorando la base en la que estamos atrapados para descubrir qué se estaba investigando ahí. Submersed crea una buena ambientación, usa de manera acertada a los escualos e incluso se las apaña para introducir una capa más de complejidad a su propuesta mediante la gestión del inventario. Pero por cada acierto que tiene, hay algo que lastra la experiencia. No son fallos graves, pero sí que afectan al ritmo de juego. Por ejemplo, Submersed tiene un sistema de puntos de control muy caprichoso, impidiendo que puedas guardar la partida siempre que quieras. Esto provoca que en muchos encuentros con tiburones tengamos que arreglar nuestro inventario una y otra vez tras resucitar por no poder guardar nuestro progreso con todo nuestro equipo preparado.

Nivel submarino de Submersed
La representación del traje de buzo en Submersed está realmente conseguida

El apartado técnico de Submersed también es una sorpresa, contando con algunas texturas y efectos de iluminación de muy buena calidad. Sin embargo, a la hora de crear una ambientación terrorífica para el juego, en Main Loop han optado por una oscuridad excesiva de los entornos, acompañado además de un sistema de linterna y pilas excesivamente punitivo. Los escenarios son muy oscuros y, una vez empieza a quedarse sin pilas la linterna, cada vez ofrece menos luz. Sumado al hecho de que no hay forma de regular la iluminación general del título desde el menú de opciones, hace que muchos escenarios no puedan explorarse todo lo deseable por el miedo a quedarnos sin luz. También hay varios bugs gráficos menores, pero no afectan a la experiencia global. El doblaje a nuestro idioma también raya a muy buen nivel, contado con la presencia de Juan Amador, el encargado de poner voz a Rick Grimes en The Walking Dead.

Por último, reitero mis alabanzas hacia la decisión de enfrentarnos a tiburones debido a que no hay muchos títulos que los usen como base de su propuesta jugable, pero parece que el título apunta en todo momento a enfrentarnos a otro tipo de enemigos. Esto provoca que, incluso cuando no hay tiburones cerca, vayamos con miedo gracias a los sonidos que escucharemos a nuestro alrededor y a las lúgubres y frías estancias que recorreremos. La sensación de tensa calma y soledad es uno de los mayores triunfos del juego. Sin embargo, parte de los elementos jugables que encontramos, además de ciertos documentos, me hacen pensar que Submersed se concibió como una experiencia más grande en cuanto a variedad de enemigos y mecánicas, lo que no evita que el producto que tenemos ante nosotros se sienta como una experiencia completa y rematada.

Submersed es una pequeña aventura que, sin revolucionar el género (ni pretenderlo), supone una emocionante y tensa experiencia que tiene a estos temibles depredadores como principales antagonistas. A pesar de su falta de pulido en algunas mecánicas y de echar en falta una mayor contundencia en la resolución de su trama (además de ser más ambicioso en términos de duración), ofrece muy buenas ideas y la capacidad de aunar muchas mecánicas jugables diferentes en una experiencia muy compacta, sin que ninguna de ellas se sienta extraña.

Submersed está disponible en exclusiva para PlayStation 4 (solo en formato digital) por 14,99 € y con PEGI 18. 

Submersed

Puntuación Final - 6.5

6.5

Interesante

Submersed encuentra en la emoción de los encuentros con los escualos y su ambientación sus mayores fuentes de disfrute. Un juego con muy buenas ideas al que solo le ha faltado un mayor pulido de su jugabilidad y más duración para destacar.

User Rating: 4.6 ( 1 votes)
Etiquetas

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X