AnálisisPC

Among the Sleep – Análisis PC

No todos los monstruos habitan dentro del armario

Las historias de miedo, independientemente del formato en el que se narren, suelen jugar con elementos que les permitan hacer que el lector o espectador se sienta desprotegido y vulnerable. Como obra de terror que se precie, Among the Sleep emplea este recurso de una manera muy ingeniosa: poniendo como protagonista de esta historia a un personaje frágil e indefenso. Y es que, ¿quién podría ser más frágil e indefenso que un niño pequeño?

Among the Sleep es un juego de terror en primera persona que nos pone en la piel de un niño de tan solo dos años de edad. El argumento es simple: despertamos en mitad de la noche para descubrir que nuestra madre ha desaparecido. Para poder dar con ella y rescatarla deberemos enfrentarnos a nuestros peores miedos mientras tratamos de dar con una serie de memorias sobre ella que nos permitirán encontrarla. Durante este viaje contaremos con la ayuda de nuestro oso de peluche que, dotado de vida, será nuestro guía y compañero en la ardua tarea de recuperar las memorias y dar con el paradero de la persona que más queremos.

Sin embargo, no todo será tan sencillo, puesto que un terrorífico monstruo nos acechará a lo largo y ancho de todas las localizaciones que componen el título. Ante su presencia, solo podemos correr y escondernos y abrazar a nuestro oso de peluche, con la esperanza de que la pesadilla acabe cuanto antes.

Among the Sleep plantea una situación de partida que resulta muy interesante: un juego de terror desde la perspectiva de un niño pequeño, y adecuando el estilo de juego a transmitir al jugador la sensación de estar completamente indefenso en todo momento. Es importante recordar que el protagonista interpreta la realidad basándose en su limitada percepción del mundo. La inclusión del oso de peluche como compañero y ayudante del niño encaja perfectamente en este planteamiento. Él es la fuente de calma y seguridad del protagonista, quien le acompaña y sirve de guía cuando el miedo le paraliza e iluminando el escenario cada vez que el niño lo estrecha entre sus brazos.

Primer plano de Teddy en Among the Sleep
El oso de peluche Teddy será nuestro compañero durante toda la aventura, sirviendo de guía y ayudándonos a mantener la calma en los momentos difíciles.

El final del juego aporta un punto de inflexión y reflexión sobre cómo un niño pequeño percibe e interpreta aquello que le rodea, mostrando a modo de contraste en las últimas escenas una visión más ajustada a la realidad que pone el broche final y da sentido a la historia.

Por contra, estamos ante un caso en el que las mecánicas de juego empañan una idea que en un primer lugar resultaba interesante y daba pie a una posterior reflexión. En muchas ocasiones, en especial en los momentos de sigilo, las propias mecánicas acaban siendo un hándicap o un estorbo para resolver los puzles que el título propone, más que un medio para llegar a su resolución. Resultan toscas en la mayoría de los casos, hasta el punto de ser frustrantes. Esto acaba derivando la tensión y la indefensión que el juego trata de transmitir a un sentimiento de hastío que complica enormemente el disfrute de la obra.

La cámara es caótica y de movimientos bruscos. Aunque a priori esto no debería suponer un problema, sino todo lo contrario debido el género que nos ocupa, sí lo es cuando descubrimos que puede llegar a producir mareos a aquellos jugadores más sensibles a este tipo de afecciones, como ha sido el caso del que suscribe estas líneas, arruinando por completo la experiencia de juego. Por lo tanto, recomendamos que los jugadores que se mareen con facilidad en juegos en primera persona tengan especial cuidado con este título.

Imagen de la madre del niño protagonista sujetando al oso de peluche Teddy en Among the Sleep
Algo nos dice que para el señor Oso no va a ser uno de sus mejores días.

Among the Sleep aborda cómo la mente humana enfrenta situaciones traumáticas en la infancia, siendo la fantasía una de sus herramientas fundamentales. Un ejemplo parecido en la ficción, salvando las diferencias del medio, podemos verlo en la película El Laberinto del Fauno.

Desafortunadamente, el planteamiento de las mecánicas de juego, así como la brusquedad de los controles, hace que el efecto se disipe en algunos puntos, llegando incluso a desconectar de la atmósfera en la que la obra intenta introducirnos. Si sumamos además la cámara a la ecuación, tenemos un cóctel que en muchas ocasiones puede llegar a atragantársenos en las poco más de dos o tres horas de recorrido que dura el título.

Among the Sleep

Puntuación Final - 6

6

Interesante

Among the Sleep muestra cómo la mente humana enfrenta situaciones traumáticas empleando para ello la fantasía como recurso principal. Una idea muy interesante que se ve afectada por la limitación que suponen los controles en la obra.

User Rating: 3.85 ( 1 votes)
Etiquetas

Simone Solitaire

A veces cuento historias cuando todos los demás duermen. Escribo sobre videojuegos cuando me dejan.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X