AnálisisPC

Trüberbrook – Análisis PC

Aventura gráfica de misterio en la Alemania rural

Durante los años noventa, uno de los géneros de videojuegos más extendidos y consolidados fueron las denominadas aventuras gráficas, cuyos máximos exponentes están en títulos como The Secret of Monkey Island y Maniac Mansion: Day of the Tentacle, con las desarrolladoras Sierra Online y LucasGames Films como principales referentes de este sector de la industria. Este género tomaría el testigo de las aventuras conversacionales de los años ochenta y abriría caminos a nuevos títulos que darían suma importancia a su narración. Tras esta edad de oro, las aventuras gráficas quedarían en el olvido y no volverían a recuperar el protagonismo hasta la aparición de la ya caída Telltale Games y su entonces renovada fórmula de las aventuras gráficas con títulos tan impactantes como The Walking Dead y The Wolf Among Us.

Sin embargo, no todas las aventuras gráficas modernas siguen el modelo que planteó Telltale Games. Trüberbrook es una aventura gráfica que recupera ese espíritu añejo de las aventuras gráficas de los años noventa y plantea una historia de misterio como las que podíamos encontrar en las series de Expediente X, Twin Peaks y en la más moderna Stranger Things, de las que toma clara inspiración.

En esta historia, ambientada en el año 1967 durante la Guerra Fría, encarnamos a Hans Tannhauser, un estudiante estadounidense de física cuántica que está cursando el último año de su doctorado y que un día recibe por correo el premio de un misterioso concurso: un viaje a un pequeño pueblecito de Alemania llamado Trüberbrook. Tras meditarlo, y empujado por su insana curiosidad, Hans decide embarcarse en esta aventura, pese a reconocer que no recuerda haber participado en dicho concurso.

Tras hospedarse en la acogedora y pintoresca Pensión Waldeslust, Tannhauser se despertará sobresaltado en mitad de la noche para observar con horror ante sus ojos cómo alguien se lleva de su habitación las anotaciones sobre todo su trabajo. Decidido a recuperar las notas de su investigación, Hans saldrá en mitad de la noche a perseguir al ladrón y por el camino conocerá a Gretchen, una joven antropóloga que le dará el último empujón que necesita para embarcarse en una aventura en la que descubrirá que hay mucho más oculto de lo que parece en ese pequeño y alejado pueblo alemán.

Imagen de la posada Waldeslust, uno de los escenarios de Trüberbrook
Los diálogos nos aportarán cuatro opciones diferentes con las que contestar, aunque las diferencias a veces sean sutiles.

Trüberbrook es, en efecto, un videojuego de point-and-click que sigue el patrón de las aventuras gráficas clásicas: la trama se va sucediendo y relatando a través de varios problemas en forma de puzle que han de resolverse con los elementos que se muestran en el escenario para continuar avanzando. La obra se muestra ante el jugador por medio de cinco capítulos en los que cada uno estará perfectamente definido respecto al resto y cuenta con una interfaz simple que mostrará las diferentes formas de interaccionar con los objetos y los personajes de cada escenario una vez los seleccionemos.

Los diálogos también dan su toque de frescura al título, con respuestas coloquiales y cantidad de chistes que le dan un toque gracioso y gamberro al juego. Sin embargo, la toma de decisiones aquí no influirá en poco más que la reacción del personaje con el que mantengamos la conversación: el desarrollo de la trama será lineal en todo momento por lo que no contaremos con ningún tipo de libertad de decisión.

Imagen del pueblo que da nombre a Trüberbrook. En la imagen aparecen la gran mayoría de personajes del título en medio de una celebración en la plaza del pueblo
Trüberbrook es un pueblo en apariencia tranquilo, con muchos habitantes la mar de pintorescos.

Los puzles no son, por lo general, excesivamente complejos y en la mayoría de los casos no suponen un gran impedimento a la hora de avanzar, aunque algunos requieran imaginación para dar con la clave. La mayoría de ellos consisten en resolver problemas empleando objetos que se almacenarán en el inventario hasta que los utilicemos. La recompensa a un puzle completado suele ser un nuevo objeto que nos servirá de llave para el siguiente puzle o escenario.

Trüberbrook bebe directamente de series como Twin Peaks, Expediente X y Stranger Things, en las que el misterio es el motor principal para hacer avanzar la trama y la principal baza para mantener enganchados a los espectadores. Sin embargo, ¿lo consigue Trüberbrook? Muy a nuestro pesar, este título alemán no logra su propósito en este aspecto. Tal y como están planteadas las mecánicas de sus puzles, sobre todo en los últimos compases del juego, algunos de ellos son tan imprecisos y abarcan tantos escenarios que resulta tedioso resolverlos, y provoca que el juego de la sensación de alargarse artificialmente hasta el punto de que la atmósfera de tensión y misterio se pierdan por completo.

Uno de los platos fuertes del título es su apartado artístico. La obra posee un estilo estético en el que tanto sus personajes como escenarios están diseñados a partir de dioramas y miniaturas hechas a mano, tal y como el estudio muestra en uno de los vídeos que han publicado a lo largo del desarrollo, lo que le otorga a la obra un carácter y estilo propio que además la asemeja a series y películas de animación en tres dimensiones, sin dejar de recordar al formato que poseían las aventuras gráficas más clásicas de solo dos dimensiones.

Su banda sonora y su elenco de voces se suman a esta mezcla para dar como resultado un laborioso producto que, artística y técnicamente, destila perfección por sus cuatro costados.

Diseño de los personajes principales que aparecen en Trüberbrook

Trüberbrook es, por tanto, un título que recupera el espíritu de las aventuras gráficas que proliferaron en los años noventa y que estaban capitaneadas por obras como The Secret of Monkey Island, Maniac Mansion o Grim Fandango. Su trama, mecánicas de juego, diálogos y ambientación la hacen una aventura más que disfrutable, y aunque tal vez no sea el mejor título de su género y que cuenta con ciertos errores que impiden ponerle la guinda al pastel, sí que resulta una obra que hará disfrutar a los más entusiastas de los point-and-click.

Trüberbrook

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Trüberbrook es una aventura gráfica clásica con un apartado artístico brillante y diferenciador, aunque su gran defecto sea el diseño de algunos de sus puzles, que complica que quien lo juegue se mantenga dentro de la atmósfera de misterio que el juego plantea durante la trama.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Simone Solitaire

A veces cuento historias cuando todos los demás duermen. Escribo sobre videojuegos cuando me dejan.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X