Avances

City Game Studio – Primeras impresiones

Conviértete en un gigante de la industria

No hay nada como un juego de gestión para relajarse, disfrutar y sentir el poder de dominarlos a todos. Y con esta propuesta de Binogure Studio os aseguro que vamos a vivir esas sensaciones. En City Game Studio, fundaremos nuestra propia desarrolladora de videojuegos, escalaremos puestos, competiremos y finalmente seremos los más grandes. Un reto que desde luego no será nada fácil.

Comenzamos la partida en los años 70, tiempos donde consolas como la Atari 2600 reinaban con sus gráficos minimalistas que requerían que nuestra imaginación lo diese todo. Y de hecho, en City Game Studio se han «copiado» marcas de consolas de maneras ingeniosas. Así, la Atari 2600 recibe el nombre de «Wataggi 2600» o la Magnabox Oddysey pasa aquí a llamarse «Magmabox Ulysse».

Pero claro, los años van pasando, y la tecnología avanza produciendo nuevas consolas, con lo que más pronto que tarde tocará adquirir una nueva licencia para la nueva «Smartvision» o el conocido ordenador «VX Spectrum». Y si no queremos, podemos seguir desarrollando para consolas anticuadas siempre y cuando su cuota de mercado sea medianamente decente.

Tampoco estamos solos. En la ciudad hay más estudios produciendo juegos a diestro y siniestro que no mostrarán piedad a la hora de pisotearnos. Y nosotros no nos quedaremos atrás. Ya que, por ejemplo, podemos hacer espionaje industrial para enterarnos de que están desarrollando las otras empresas y planear como será nuestro próximo juego para derrotarles.

Con el tiempo, los videojuegos se fueron haciendo cada vez más populares. Aparecieron las ferias, las convenciones y la prensa especializada. Recursos que tendremos que usar a nuestro favor si queremos seguir llenándonos los bolsillos: Habla con la prensa para hypear a los fans, pon un stand en una feria para atraer clientes, consigue fieles seguidores que te comprarán hasta la última secuela anual, etc.

Pero nuestra aventura como desarrolladores se puede acabar en el momento menos pensado. Con un mal que acecha a todas las empresas y del que es muy difícil escapar, una vez nuestros números se tornen negativos prepárate a temblar. Porque si no lo haces bien puede llegar, y llegará, la bancarrota.

Plano de la ciudad donde se muestra la competencia y los estudios que podemos comprar
Esos de «Circle Enix» son uno de nuestros principales competidores. Habrá que darles caña.

Para evitar la bancarrota es imprescindible una buena gestión del estudio y del desarrollo. Buena gestión no, buenísima e impecable, más bien. Y es que, al menos a estas alturas tan tempranas del acceso anticipado, el juego es bastante difícil.

Vamos por partes: lo primero que hay que hacer es desarrollar juegos. Para ello escogemos una plataforma, un género y una temática intentando seguir las tendencias. Después, pagamos un coste de desarrollo que variará según la magnitud del mismo, siendo el coste más bajo el de un indie y el más alto del de un AAA.

A partir de aquí comienza lo turbio, cuando tenemos que gestionar las tres fases del desarrollo: diseño, desarrollo y pulido. A cada una de estas se le debe asignar una carga de trabajo. Esto consumirá fondos y según cómo lo gestionemos, nuestro juego será mejor o peor. Lo curioso es que, tras probar miles de combinaciones de gestión posibles, no he conseguido dar con la forma de que mis juegos reciban buenas notas en los análisis.

Creo que solo un par de veces he conseguido que la prensa me de notas de 8 como mucho. ¡Y eso ha sido en el nivel más fácil! Que sí, quizás no sea un prodigio de la gestión, pero resulta muy difícil saber cómo hacer las cosas en este juego ya que no incluye un tutorial.

Además al poco tiempo de partida, nos mudaremos a un estudio donde quepan varios trabajadores. Tendremos que pagarles un sueldo según sus capacidades… o nos marcamos un Activision. Pero cuantos más estudios y trabajadores tengamos, más difícil aún si cabe es gestionarlo todo. Y aquí entra en juego la «aleatoriedad» que recibe la calidad de cada uno de nuestros desarrollos. Si los juegos tienen malas puntuaciones no se venderán, o se venderán muy poco. Perderemos dinero a pasos agigantados, tendremos que comenzar con los despidos, vender o hipotecar nuestros estudios y al final, lo más seguro es que la bancarrota pueda con nosotros.

Este fallo que os comento acerca de la aleatoriedad con la que se puntúan los desarrollos debe corregirse en futuras versiones. Eso o explicar en un tutorial cómo hacer para gestionar correctamente el desarrollo. Pero salvo por este detalle, lo cierto es que se trata de un acceso anticipado muy reciente y que tiene muchísimas características.

Puntuaciones sobre nuestro juego desarrollado
La prensa me ha dejado al borde del suspenso, las ventas serán imposibles.

La personalización y la mejora van de la mano en City Game Studio, porque es imposible trabajar bien en un entorno feo y apagado. Por tanto, tenemos una gama de muebles y útiles para colocar por las oficinas: mesas, fotocopiadoras, estanterías, plantas, máquinas de café… Y, por supuesto, se pueden mejorar los equipos informáticos.

Colocar estos objetos hace que incremente la productividad de los empleados, los cuales están permanentemente pegados a la silla; incluso duermen en ella. Y ya puestos, hay que comentar que pese a que el estilo gráfico del juego es agradable y simpático, no ofrece movimiento alguno, todo está quieto. Es decir, no veremos a los desarrolladores moverse por la oficina ni nada por el estilo, con lo que el juego básicamente consiste en navegar por menús.

Volviendo a la personalización, encontramos muy pocos objetos que colocar, algo que se irá solucionando poco a poco. Y dichos objetos parece que no mejoran otros atributos de los desarrolladores (diseñar, desarrollar y pulir), simplemente les ayudan a trabajar más rápido.

Oficina con seis trabajadores
Esta oficina ya más adecentada tiene seis trabajadores que no saben que están desarrollando su último título. Inocentes ellos…

Como ya dije, el juego tiene muchísimas características para estar en una fase tan temprana. Por el momento nos puede dar para partidas bastante largas, y en el futuro aún mas.

Nos anuncian que habrá soporte para mods en Steam Workshop, se mejorará la interactividad con la ciudad y existirá la posibilidad de «hacer ventas en los juegos» (¿querrán decir desarrollar juegos con micro pagos?) entre otras características. Pero yo lo que considero más importante por ahora es arreglar lo de las puntuaciones de los juegos, o implementar un tutorial que explique como se juega. Y también quisiera ver un apartado gráfico con algo más de movimiento.

Pero lo cierto es que el juego apunta alto, y ya en su estado actual se puede hacer entretenido y desafiante. Además, si nos va saliendo bien la jugada, hay bastante sensación de progreso y satisfacción. Por lo tanto, podemos esperar que en su estado final City Game Studio sea uno de esos juegos al que se le pueden echar horas y horas, que cada partida sea distinta y que haya muchísimas posibilidades de personalización.

Por ahora lo tenéis a 15,99 € y para lo que ofrece está bastante bien.

Etiquetas

Nukem

Ingeniero informático, en el mundo de los videojuegos desde que cogí la escopeta de doble cañón en DooM 2 y muy fan de los First Person Shooter clásicos. System Shock 2 es el mejor juego de la historia.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X