AnálisisPS4

Anyone’s Diary – Análisis PS4 VR

Aún es pronto para rendirse, Anyone

Si hay algo que no se le puede negar al estudio World Domination Project es que hace honor a su nombre: Anyone’s Diary es su primera y ambiciosa obra, su carta de presentación en la industria. Es un título exclusivo para realidad virtual, concretamente para el dispositivo PlayStation VR. La inmersión que se consigue en VR hace que experiencias como Anyone’s Diary que apelan a las emociones funcionen muy bien. Además su jugabilidad se basa en el manejo de un protagonista que vemos en tercera persona, mientras que nosotros también podemos interactuar con el escenario; es algo que hemos visto en títulos excelentes como Moss o Astro Bot Rescue Mission, aunque sean juegos con objetivos y jugabilidad muy diferentes.

En Anyone’s Diary manejamos a Anyone (en español se traduce como «cualquiera»), un avatar sin rasgos destacables que puede representar, efectivamente, a cualquiera de nosotros. Anyone’s Diary es una obra que nos anima a adentrarnos en un relato sobre cómo la vida corriente de cualquier individuo puede trastocarse en cualquier momento; sobre cómo cualquier suceso inesperado puede sumirnos en la más profunda tristeza y el proceso que nos lleva a superar o no ese bache en nuestras vidas. Unido a esta interesante premisa se nos presenta un apartado artístico realmente atractivo y una jugabilidad que mezcla puzles y plataformas. A pesar de contar con una mezcla de elementos tan curiosa, Anyone’s Diary no consigue brillar en su conjunto por una serie de características (muchas de ellas ajenas al propio videojuego, me temo) que malogran la experiencia global que se podría haber conseguido con esos ingredientes.

Anyone’s Diary nos cuenta la historia de Anyone a lo largo de tres capítulos, perteneciendo cada uno de ellos a una etapa diferente del estado emocional del protagonista. Cada capítulo contará con mecánicas y estéticas diferentes para adaptarse al punto en el que se encuentra Anyone. En ningún momento se nos contará de forma directa nada: deberemos interpretarlo todo a través de la excelente banda sonora (sin duda uno de los mayores éxitos del juego) y los escenarios que recorreremos; no hay ninguna línea de texto o diálogo que explique su argumento. Esta característica puede repeler a los amantes de las historias sencillas y directas, pero en mi opinión es lo que mejor casa con el tipo de historia y experiencia que querían conseguir en World Domination Project.

Sin embargo, una historia tan íntima y que apela tanto a la empatía del jugador necesita tiempo para gestarse, y aquí es donde llega uno de los principales problemas de Anyone’s Diary: su duración. No soy un defensor de los títulos alargados de forma artificial, pero el juego que nos ocupa puede completarse en aproximadamente dos horas, contando con que volveremos a rejugar el título en busca de sus trofeos y caminos alternativos.

Daña la experiencia tanto a nivel de historia como de jugabilidad. No da tiempo a sentir afecto o a preocuparte por el destino de Anyone, todo pasa demasiado rápido. El título podría haber sido aún más ambicioso en este aspecto, haber hecho niveles más largos que añadieran más matices a lo que estamos viviendo. También afecta a su jugabilidad, ya que una vez hemos dominado sus mecanismos, termina la aventura. No hay tiempo de exprimir sus mecánicas, más allá de la voluntad del título de querer ser un título con una dificultad accesible para todos.

La jugabilidad de Anyone’s Diary es una mezcla de puzles y plataformas en los que manejaremos a Anyone en scroll lateral y con un desplazamiento bidimensional; Anyone solo podrá caminar, correr y saltar de derecha a izquierda. El aporte más original que hace Anyone’s Diary en este aspecto es que nosotros podemos mover el escenario en su conjunto como queramos: acercarlo o alejarlo a nuestros ojos, permitiendo ver los detalles del recorrido que hace Anyone, y que se convierte en otra de las mayores virtudes del título, consiguiendo algunas estampas muy originales. A pesar de que podemos mover el escenario de forma global, solo interactuaremos con ciertos elementos iluminados a tal efecto.

Algunos de los elementos con los que interactuar en Anyone's Diary
Las secciones de plataformas de Anyone’s Diary no buscan ser complicadas

Hay tres tipos de retos en Anyone’s Diary: mover plataformas para que Anyone pueda cruzar de un punto a otro, girar palancas para colocar el escenario de la forma correcta para que Anyone avance (movimiento que no está del todo pulido ni con los Move ni con el Dual Shock) y mover habitaciones colocadas en una cuadrícula para que coincidan las puertas de una y otra y, lo habéis adivinado, que Anyone avance. Algunos de estos puzles son muy originales, otros se sienten muy satisfactorios cuando te acomodas a las mecánicas, pero como he dicho antes, nunca se llegan a explotar del todo debido a la escasa duración del título. Hay una o dos muestras de cada reto por escenario, todo ello salteado con plataformas entre medias. Cabe destacar que Anyone’s Diary tiene algunas rutas diferentes que cambian el final del juego, las cuales además me han parecido que implican cierto simbolismo interesante a nivel jugable, pero que no detallaré en exceso para no arruinar la experiencia a nadie. Anyone’s Diary puede jugarse tanto con Move como con mando tradicional, pero la experiencia óptima es con los mandos de movimiento, que poseen un control mucho más intuitivo y con mejor respuesta.

El otro punto que afecta de forma muy negativa a Anyone’s Diary es su falta de pulido a nivel de bugs. A lo largo de mis partidas he sufrido cuatro fallos diferentes que me han hecho reiniciar el juego por completo, sin posibilidad de empezar desde uno de los tres escenarios. Además, Anyone’s Diary no cuenta con selector de fases o un menú de pausa que permita reiniciar el nivel cuando ocurre algo así, por lo que si te encuentras con uno de estos fallos debes empezar la experiencia desde cero. Es cierto que una vez conoces el título puedes completarlo muy rápido, pero lo último que se busca en una experiencia que quiere ser tan inmersiva y que juega con las emociones y la implicación emocional del usuario es cortar la experiencia por esta clase de motivos. La nota positiva a este apartado es que desde Worl Domination Project me han asegurado que están escuchando el feedback recibido a este respecto, y que están trabajando en un parche para solucionar estos errores.

Una captura más cercana al protagonista de Anyone's Diary
La posibilidad de acercarnos a los escenarios y al propio Anyone nos regala imágenes como ésta

No me gustaría acabar este análisis en un tono tan negativo, por lo que quiero alabar el magnífico apartado artístico del juego. La representación del mundo a través de figuras de papel en combinación con las delicadas animaciones de Anyone y la posibilidad de acercar o alejar el escenario proporcionan un agradable entretenimiento a nivel meramente contemplativo. La guinda que corona este delicioso pastel que es la dirección artística del título es la banda sonora, con delicadas melodías que acompañan el viaje emocional de Anyone de forma perfecta.

El equipo de World Domination Project, en una entrevista que concedieron en la Gamelab de 2017, afirmaban que la semilla de este proyecto fue una escena de la maravillosa película de animación Kubo y las cuerdas mágicas. De ahí surgió la idea de hacer un juego basado en figuras de papel. Una imagen que ha generado un título que, tras años de esfuerzo, resulta muy interesante a nivel artístico, pero que se queda corto a la hora de tratar un tema tan complejo como el que propone. Sin embargo es especialmente doloroso que los motivos que lo alejan de tener éxito en su propósito sean ajenos al propio juego.

Tanto los bugs como la escasa duración de Anyone’s Diary son aspectos que con un mayor presupuesto y tiempo de desarrollo podrían haberse resuelto, dando una propuesta mucho más sólida que la que podemos disfrutar a día de hoy. Una vez se haya pulido más con los necesarios parches volveré a Anyone’s Diary a disfrutar de la experiencia que originalmente buscaban sus desarrolladores.

Anyone's Diary

Puntuación Final - 6

6

Interesante

Anyone's Diary cuenta con una propuesta interesante que no alcanza su máximo potencial debido a su escasa duración y sus problemas a nivel de bugs. Destaca su original y bello apartado artístico, tanto a nivel gráfico como sonoro.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X