AnálisisPC

Wargroove – Análisis PC

¡Lidera a tu ejercito hacia la victoria!

Los títulos de RPG por turnos hace muchos años que fueron una gran potencia en la industria de los videojuegos, y aunque a día de hoy sigamos contando con ellos, sí es verdad que podemos echar de menos ciertos títulos que supieron tenernos enganchados durante meses. Dos grandes sagas que podemos reconocer hoy en cualquier lado y que han sabido cumplir este género son Fire Emblem y Advance Wars, ambos títulos desarrollados por Intelligent Systems y que muy posiblmente sigan siendo de lo mejor de este género a día de hoy.

En esta ocasión venimos a hablaros de Wargroove, desarrollado por Chucklefish y que quiere llevarnos a aquella época donde teníamos que formar nuestro ejército para enfrentarnos a todo tipo de enemigos, pero teniendo claras ciertas mecánicas que caracterizan a estos grandes títulos.

La trama, aunque sea un tanto repetitiva y que hemos podido ver en infinidad de juegos, nos cuenta la historia de una joven reina que tiene como misión abandonar su hogar para buscar nuevos aliados que les ayuden a combatir a las fuerzas del mal. Son varias las facciones que podremos encontrarnos a lo largo del modo campaña, pero no deja de ser una mera excusa para ponernos ante un título que podría tener una mejor historia.

Imagen del modo campaña en Wargroove
Podremos completar un modo campaña con todo tipo de misiones.

Por otro lado, y haciendo referencia a dicho modo campaña, la dificultad depende de lo habilidosos que seamos como capitanes a la hora de manejar nuestro ejército. La dificultad media, que es la que nos ponen de forma predeterminada, está bastante bien para gente que quiere cierto reto, pero disfrutando del juego, ya que algunos niveles sí que costarán más superarlos dando lugar a tener que repetirlos, pero otros serán tan solo un paseo. También podremos cambiar la dificultad a baja y hacerlo extremadamente fácil, algo que no recomendamos salvo en casos extremos; o hacerlo extremadamente difícil, donde si notaremos un gran reto.

Los controles son muy sencillos de asimilar, ya que al tratarse de un RPG por turnos solo tendremos que elegir entre las distintas opciones de nuestro ejército como crear unidades, mover, atacar o controlar el rango de movimiento del enemigo, entre otras muchas cosas.

Wargroove bebe mucho de Advande Wars y eso hay que tenerlo claro desde un principio porque sigue las mismas mecánicas que dicho juego.

En primer lugar, tendremos diferentes facciones: el reino de Guíndal, el imperio de Cantaria, la legión de Macabria y las tribus de Floránidos, cada uno con sus propios capitanes y sus unidades. Aunque no hace falta que mencionemos que las unidades sólo cambian de sprite, las estadísticas suelen ser las mismas.

Cada capitán tendrá su propio poder llamado Wargroove y que nos dará una ventaja considerable en el campo de batalla: algunos curan a los aliados cercanos, otros ponen un escudo protector o incluso podemos crear unidades estemos donde estemos. Es de vital importancia, sobre todo si jugamos en la dificultad normal del título, ya que esta ventaja nos proporcionará la clave para poder salir victoriosos.

Imagen de los capitanes en Wargroove
Tendremos a nuestra disposición todo tipo de capitanes con sus propias virtudes y defectos.

Por otro lado, las unidades se dividen en terrestres, aéreas y marinas, siguiendo el típico triángulo de debilidades, donde tendremos que elegir las unidades correspondientes para hacer daño a otras unidades. No podremos ir a lo loco, porque creedme, lo pasaréis mal. Siguiendo este consejo al principio contaremos con pocas unidades que crear en nuestros campamentos, pero conforme vayamos avanzando en la historia iremos desbloqueando más y más unidades, aparte de los correspondientes modos de juego que explicaremos más adelante.

Vale, ya tenemos nuestro capitán y ejército asignado, pero, ¿y ahora dónde los movemos? Tendremos que tomarnos cada nivel como una partida de ajedrez donde mover las unidades e ir comiéndole terreno al enemigo hasta alzarnos con la victoria. Por lo general, la misión que deberemos cumplir en cada mapa va cambiando: tendremos que ayudar a gente en apuros, escapar de una zona antes de morir, aguantar oleadas de enemigos o simplemente derrotar al capitán enemigo. ¡Son muchas las posibilidades que nos podemos encontrar!

Imagen de un mapa del desierto en Wargroove
Cada mapa tendrá sus propias características, por lo que es recomendable tenerlas en cuenta para salir bien parados.

En cada nivel, de normal podremos ir creando unidades para ir avanzando, salvo en casos especiales que solo podamos llevar un número determinado de aliados. También podremos ir tomando pueblos que nos darán cierta cantidad de oro al pasar los turnos para así poder reclutar unidades más poderosas, aunque recordad que lo más poderoso no tiene porque ser lo más efectivo.

También, y como pasa en la mayoría de títulos de este género, nos veremos condicionados por el clima o estructuras del mapa como llanuras, agua, montañas o bosques. Este es un factor importante a tener en cuenta, ya que si nos topamos con enemigos que se encuentren en una montaña y nosotros no, la ventaja será para ellos, claramente.

Si algo bueno tiene Wargroove son todos los modos de juego con los que cuenta y que están divididos por secciones.

En primer lugar tendremos el modo individual, que cuenta con el modo campaña, el modo arcade y el modo puzle. El primero ya lo hemos explicado, ya que es la historia de nuestros capitanes. El modo arcade nos ofrece la posibilidad de elegir a los capitanes que vayamos desbloqueando para enfrentarnos a los demás capitanes y así poder conseguir jugosas recompensas. Por último, el modo puzle nos pone retos donde nuestra única misión será terminar el mapa que nos propongan en un solo turno. Este último modo la verdad es que me ha gustado bastante, ya que es algo que no se suele ver y está bien que tengamos que ingeniárnosla para poder derrotar al enemigo en tan solo un turno.

En segundo lugar tendremos el modo multijugador, donde podremos retar a nuestros amigos vía local o vía online en una dura batalla por demostrar quién es el mejor. La verdad es que es de agradecer que este género cuente con un modo online que nos ponga a prueba contra jugadores reales, algo que ya pasaba con las últimas entregas de Fire Emblem, por poner un ejemplo.

Imagen de algunos contenidos de Wargroove
Tendremos todo tipo de contenidos extras que nos harán nuestra experiencia en Wargroove más amena.

En tercer lugar, tendremos el contenido personalizado donde crear nuestros propios mapas y campañas que disfrutar o compartir nuestras creaciones con todo el mundo, dándonos la posibilidad también de poder descargar los mapas de otras personas.

En cuarto y último lugar, tendremos los extras donde podremos ver todo lo relacionado con la historia de los capitanes de Wargroove, la gramola para poder escuchar toda la música que vayamos desbloqueando y la galería que nos permitirá ver los diseños de los personajes, entre otras obras de arte que nos dejarán con ganas de querer conseguirlas todas.

Como podemos ver, son muchos los modos de juego y completar todos sin duda nos llevará  bastantes horas, tanto si somos unos veteranos en este género como si somos recién llegados.

Este título tiene un pixel art muy bien llevado a cabo, donde se nota que la desarrolladora le ha puesto bastante mimo y cariño, con una gran fluidez en todos los mapas, animaciones y combates que libremos. Por ello, conseguimos este gran pixel art elegante y humorístico que no defraudará a ningún jugador.

Por otro lado, la banda sonora se adapta a cada momento en el que estemos y es algo de agradecer. El único pero es que la música de combate es un tanto repetitiva, pero no es algo que nos pasará en más títulos de este género. Lo importante es que dicha banda sonora acompaña a la perfección al pixel art y a todo el mundo de Wargroove.

Imagen de la historia de Mercia
Es de agradecer contar con este tipo de información para aquellos que queremos saber más sobre los personajes.

Wargroove llega como propuesta de lo que fue Advance Wars en su día y sin duda ha sabido llegar a buen puerto. Con bastante modos que jugar, varias dificultades que nos harán temblar en ciertos mapas, bastantes capitanes con sus propias historias, y lo más importante, un ejército que liderar hacia la victoria. Con un gran pixel art, seguido de una gran banda sonora que nos ayudará a sentirnos como verdaderos líderes de guerra.

Wargroove

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Wargroove se vuelve en un título imprescindible si eres de los que disfrutaron de títulos como Advance Wars en el pasado, ya que cuenta con todo lo bueno de este último más añadidos que lo hacen de lo mejor.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Alvaro Lopez Rodriguez

Nintendero desde que nací, gracias a mi familia que me enseñaron todo sobre los videojuegos. Fire Emblem y Metroid son sin duda de las mejores sagas que nos ha podido dar la industria de los videojuegos.

Actualidad

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
X