AnálisisPC

The Eternal Castle: Remastered – Analisis PC

Un juego de plataforma cinemática moderno que nos introduce en un mundo distópico inolvidable.

The Eternal Castle: Remastered es un nuevo juego que se suma al ya popular género distópico. Tal como nos tiene acostumbrado esta clase de juegos, nos permite adentrarnos en un mundo en el que solo aquel que aproveche los avances tecnológicos y las armas de alto calibre puede sobrevivir; en el que la humanidad no solo debe luchar contra un medio ambiente hostil sino también contra diferentes facciones humanas, incluyendo algunos monstruos y mutaciones.

Este atractivo juego para aquellos que les atrae lo retro pertenece al escaso subgénero de las plataformas cinemáticas, que fueron tan populares a finales de la década de los 80 y principios de los 90, siendo el gran ejemplo a seguir el Príncipe de Persia original. Este espectáculo visual y enganchante juego fue desarrollado por un trio de italianos sumamente talentosos: Leonard Menchiari, Giulio Perrone y Daniele Vicinanzo. Ofreciéndonos una remasterización de un juego de plataforma que nunca existió pero que difícilmente olvidaremos.

Impresionante visual de una fortaleza en The Eternal Castle: Remastered
Algunos escenarios del juego nos quitaran el aliento al verlos

Vayamos al grano. The Eternal Castle: Remastered es juego exquisito en todo lo que tiene que ver en su apartado artístico. Cuenta con un alto nivel de detalle a pesar de su minimalismo. Todo está formado por un excelente pixel art, con formas complejas pero una cantidad de colores reducidos y contrastantes entre sí.

A pesar de que la paleta de colores es tricolor o de hasta cuatro colores, pero nunca más que eso, el nivel de detalle y espectacularidad visual es impresionante. Esto se ve claramente tanto en los escenarios como en los personajes. Los escenarios cuentan con fondos complejos, llenos de detalles ambientales y arquitectónicos, mientras que los personajes se mueven de manera fluida tal como si una persona real corriera por un escenario 2D, al mejor estilo del Príncipe de Persia original.

Nivel interno atemorizante en The Eternal Castle: Remastered
El nivel de detalle es impresionante a pesar de la paleta de colores reducida

Sin embargo, hay que ser sinceros, a pesar del impresionante acabado del pixel art, puede llegar ser confuso en algunas situaciones, sobre todo en escenarios donde predominan los colores oscuros, perdiendo de vista nuestro personaje o incluso desorientándonos en la travesía. Aunque esto solo ocurre en contadas ocasiones y cuando ocurre nunca es un mal mayor que afecta la experiencia general del juego.

La música no es tan exquisita como las imágenes que se muestran en pantalla, sin embargo, cumple su función: complementar lo que se está viendo. Sobre todo en momentos de alta tensión, como por ejemplo en persecuciones, en medio de una gran tormenta o al momento de enfrentarte a una gran grupo de enemigos equipados con armas de fuego.

Las motivaciones de nuestro personaje no son muy complejas. Nuestro personaje, que puede ser hombre (Adam) o mujer (Eve), viajará al planeta Tierra para recupera una inteligencia artificial corrupta, la cual es una historia que se introduce con un largo texto al principio, pero a lo largo del juego se narra principalmente mediante imágenes y secuencias jugables.

Casi al llegar al planeta Tierra nuestra nave será atacada perdiendo su fuente de poder. Es nuestra tarea recuperar las cuatro partes de la batería de nuestra nave para poder llegar al castillo donde se encuentra la inteligencia artificial que buscamos. Por esta razón el juego esta divido en cinco partes: la introducción, el desarrollo con tres niveles diferentes y la conclusión.

Nivel interior en The Eternal Castle
Aunque es un juego de plataforma 2D hay diferentes caminos que puedes tomar para llegar a tu destino

En el nivel introductorio se te mostrarán buena parte de las mecánicas jugables del juego al exponerte a situaciones variopintas y durante el desarrollo tendrás que aplicar al máximo las mecánicas aprendidas. Tienes plena libertad para escoger cual de los tres niveles harás primero. En uno de los niveles tendrás que abrirte paso a tiro limpio, en otro mediante lucha cuerpo a cuerpo, y por último, otro en el que el sigilo y la huida serán predominantes para poder sobrevivir.

The Eternal Castle: Remastered es un juego del subgénero de la plataforma cinemática hecho y derecho, el cual te hará sentir como si estuvieras jugando los populares juegos de finales de los 80 y principio de los 90, como por ejemplo: Flashback o Another World..

En comparación a otros juegos de plataformas, este subgénero está caracterizado por un estilo visual con un mayor nivel de realismo, especialmente en los movimientos del personaje jugable. Asimismo, la velocidad del personaje aumenta a medida que se desplaza por el escenario, y sus saltos son cortos, tal como saltan las personas reales. También predominan los ataques cuerpo a cuerpo y el uso de algunas herramientas.

Combate contra dos personajes hostiles en The Eternal Castle: Remastered
A lo largo de nuestra aventura nos enfrentaremos a una gran cantidad de lugareños hostiles, ya sea a puño limpio o a tiros

Pero algo verdaderamente loable en The Eternal Castle: Remastered es que siempre tiene una sorpresa que hace que la jugabilidad nunca sea monótona. Esto es gracias a su variedad de situaciones, armas y enemigos y la correcta combinación de estas tres variables. Hay 10 tipos de armas diferentes, algunas de largo alcance y otros destinadas a los combates cuerpo a cuerpo. Los enemigos también son capaces de utilizar estas armas, por lo que es necesario que te adaptes a cada situación de conflicto, además cada nivel tiene su respetivo jefe final. Algunos son bastante básicos, mientras que otros son algo más complejos combinado secuencias de puzles y de combate.

Sin embargo, no todo implica conflicto, también hay algunos escenarios donde tendrás que realizar una serie de puzles no muy complejos para poder seguir avanzando. Es sobre todo en estos segmentos de puzles donde reina el ensayo y error, tan típicos del subgénero de la plataforma cinemática.

Hay que advertir que al principio del juego los controles pueden llegar a ser algo frustrante y en algunos casos ocasionar que pierdas de manera injusta. A pesar de ello, una vez que le agarras el hilo de cómo funcionan las físicas y los controles, rara vez te vuelves a encontrar de nuevo con esta engorrosa situación.

The Eternal Castle: Remastered es la pura demostración de lo que se puede llegar hacer al revivir un subgénero que estaba prácticamente muerto y hacerlo de manera excelente. No necesariamente reinventándolo pero sí edulcorándolo para que pueda ser consumido por cualquier clase de jugador, aun más para aquellos que son amantes de lo retro y de una buena historia distópica.

Por lo tanto, The Eternal Castle: Remastered es un mundo distópico repleto de amenazas que merece ser visitado. Repleto de grandes momentos y tal vez para algunos serán inolvidables, aun más para aquellos que sienten nostalgia por los juegos de plataforma de finales de la década de los 80.

The Eternal Castle: Remastered

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

La resurrección de la plataforma cinemática que todos deberían probar en algún momento y ¿quién sabe? Tal vez te guste tanto que probaras los grandes clásicos del subgénero.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Guillermo Bisbal

Científico social que gasta la mitad de sus neuronas pensando en videojuegos y cómo llegar a trabajar para la gran N. Amante de todo lo que tiene que ver con The Legend of Zelda, por lo que estaba destinado a ser colaborador de Navi Games.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X