AvancesPS4

Dreams – Primeras impresiones

Ahora estamos más cerca que nunca de hacer nuestros sueños realidad

Dreams es la nueva propuesta de Media Molecule que se atreve a reinventar su propia fórmula. Está previsto que su salida sea en este mismo año, aunque de momento no sabemos la fecha exacta. Esta empresa es conocida por su más famosa franquicia, LittleBigPlanet (LBP). Ya en su día quedó claro que, con un editor adecuado como el de dicho juego, la gente está dispuesta a dejar volar su imaginación y realizar cosas asombrosas. Tearaway es otra de sus creaciones, y pese a ser un juego totalmente diferente a LBP, sigue teniendo la esencia que comparten los juegos de Media Molecule.

Si por algo se caracterizan es por cuidar cada detalle al máximo y ser capaces de conectar con tu yo interior, de llegar a esa parte recóndita de tu cabeza donde no existen límites. Durante estos días he podido disfrutar de la beta, y hay algo que me ha quedado muy claro con Dreams, ya no van solo a dejarnos atrevernos a soñar con poder realizar distintas cosas, nos van a animar a llevarlas a cabo. Seremos los dueños de nuestra propia aventura.

Dreams tiene uno de los planteamientos más exóticos que existen en los videojuegos. Si en algo son expertos en Media Molecule es en crear obras únicas en su género y dotarlas de una esencia que hace que estas sean reconocidas como suyas. El juego se cimenta en dos pilares: DreamSurfing y DreamShaping. Estas dos funciones son las que dan vida al juego, al margen de saber que lo que está disponible en la beta no es todo el contenido final. DreamSurfing es la herramienta que nos permite explorar las obras realizas por otros usuarios y probarlas, mientras que DreamShaping es el propio editor que posee el juego para que seas tú quién le de forma a tus propias creaciones.

Imagen de la introducción al juego Dreams
“Toda esa energía debe estar en algún lugar… ¿qué es eso de ahí abajo?”. Así como Alicia comenzaba su viaje a través de la madriguera de conejo, nosotros caeremos hacia un universo que también hace que todo sea posible.

Otra de las funciones más interesantes que posee el juego son las Community Jam. Son competiciones de carácter más o menos semanal que animan a los usuarios a crear sus obras en base a una temática, que va a ir variando. Puedes tomar parte en dichas competiciones tanto como creador como jugador (¡o ambas!). También existe un Hall of Fame (salón de la fama), donde podemos ver los ganadores de cada semana y probar sus creaciones. Por ejemplo, en la semana que tuvo como temática Outer Space (espacio exterior), el ganador fue un usuario que había recreado una estación espacial.

Imagen de la creación The Encounter en la beta Dreams
La recreación (del usuario bigsurf77) de esta estación espacial recuerda al acongojante Alien: Isolation.

Las últimas opciones que hay disponible en el juego son, básicamente, nuestro perfil y nuestro Homespace (espacio de trabajo). El espacio de trabajo es nuestra propia guarida, donde aparecemos cada vez que iniciamos el juego. Como ya pasaba en LBP, podemos personalizar como queramos este espacio de trabajo, añadiendo objetos y pegatinas y ajustando su tamaño. Este espacio de trabajo sirve a modo de introducción para la creación (DreamShaping) y te permite jugar con la cámara, los distintos ángulos, etc.

En nuestro perfil podemos hacer un seguimiento de a qué dedicamos más tiempo dentro del juego.

Imagen de la interfaz del perfil
Cuando alcanzas el nivel 5, el juego te avisa del perfil que se te ha asignado en base a tus preferencias.

Esto permite recabar datos sobre en qué hemos empleado más tiempo en el juego y nos asigna un determinado perfil según dichos datos. Además, también tenemos opciones para modificar nuestro avatar (llamado Imp). El Imp no es simplemente un avatar, es en gran parte nuestra herramienta de trabajo si decidimos crear algo, pues nos permite seleccionar objetos, moverlos de sitio, eliminarlos

DreamShaping es, básicamente, el editor del juego. Como su propio nombre indica vamos a aprender a darle forma a nuestros sueños. Cuando nos sumergimos en él por primera vez se nos ofrecen una serie de tutoriales básicos. Dichos tutoriales son unas pinceladas que nos ayudan a entender las futuras herramientas de las que disponemos para plasmar nuestra idea en el juego. Estos tutoriales poseen una curva de dificultad bastante accesible para cualquier usuario. Desde lo más básico, como puede ser el movimiento o el uso de la cámara, hasta cosas más avanzadas como tutoriales de animación, arte, aprender a crear tu propia banda sonora

Imagen de la interfaz de la opción DreamShaping en Dreams
El menú de DreamShaping no solo ofrece tutoriales, también nos da acceso a una biblioteca de contenidos.

Al principio encontré el uso del DualShock 4 un poco incómodo. Cuando estaba probando a personalizar el espacio de trabajo el manejo de la cámara se me hacía un tanto extraño y no terminaba de dominarlo. Sin embargo, a la hora introducirme en los tutoriales y aprender el manejo correcto de la misma no tuve ningún problema. Además, mientras se reproduce el propio tutorial podemos elegir si verlo en pantalla completa o dejarlo en una pantalla más pequeña e ir practicando a la vez que nos dan instrucciones.

El mando usa el sensor de movimiento a la perfección. Estemos en la postura que estemos podemos reubicar a nuestro Imp en el centro de la pantalla y seleccionar diferentes opciones con él. Con Tearaway, adaptaron el juego a todos los controles y las características que nos ofrecía la PS Vita. Ahora, con Dreams, Media Molecule sigue demostrando que es capaz de exprimir todas las características de un mando y adaptarlas de manera que resulte muy natural usar el DualShock 4 como herramienta física de trabajo.

Aprender y conseguir llegar a ser un maestro en todas estas herramientas puede que nos lleve mucho tiempo, pero a cambio tenemos la oportunidad de crear cualquier obra del género que deseemos. En esta beta he podido probar infinidad de experiencias, desde plataformas 2D (hay una recreación un escenario de Super Mario) y 3D, shooters, etc., hasta simples experiencias visuales que están pensadas para disfrutarse sin ningún tipo de jugabilidad.

Imagen de la recreación de las obras de Van Gogh en Dreams
Esta recreación (del usuario TheOneironaut) parece a simple vista “El dormitorio en Arlés”, de Van Gogh. Sin embargo, al acercarte a la ventana, la cámara nos lleva a “La noche estrellada” del mismo pintor, una experiencia visual deliciosa.

El pilar base del juego es DreamShaping, no hay ninguna duda. Es por eso por lo que recalco que han sabido reinventar su fórmula, pues con este editor apuestan por intentar dar rienda suelta a los usuarios y que estos sean libres de usarlo como más les convenga. El resultado es un editor bastante completo que permite a la comunidad crear infinidad de juegos y experiencias de todo tipo. A pesar de que esta beta está centrada en su uso, aún le faltan funciones por añadir.

El Dreamiverse es el nombre que han decidido darle a todo el universo que se va creando tras cada nueva obra añadida al juego. No solo puedes compartir con toda la comunidad tus creaciones, también puedes aportar tu granito de arena a la hora de ayudar a otros soñadores como tú. En el juego existen múltiples bibliotecas con el contenido que han creado y subido los usuarios para poder usarlo como queramos. Así, si estamos creando algo en solitario y en algún momento necesitamos, por ejemplo, un personaje y no estamos seguros de cómo crearlo, podemos buscar en dichas bibliotecas.

Imagen de un póster de un usuario en Dreams
Demon’s Penance Teaser es un póster de la propuesta del usuario Tomek_Mrozinski, el cual ha usado la pieza de música “Absent” de MetroTactics. Además, planea desarrollar su juego en la versión final de Dreams con ayuda de su mujer.

Aún así, siempre va a resultar más fácil crear cosas si trabajas en equipo y en sintonía. Algunos usuarios deciden ayudarse mutuamente para crear una idea conjunta. Mientras que uno se puede dedicar a diseñar el arte del juego, otro puede dedicarse a las animaciones, y así sucesivamente.

Dreams es una propuesta innovadora y que va a aportar un soplo de aire fresco al mercado actual. A pesar de no haber podido probar las funciones que aún no están implementadas, promete ser una experiencia como ninguna otra. Quizá no haya mucha gente dispuesta a invertir la cantidad de horas que el juego te exigirá para dominar todas las herramientas de creación. Sin embargo, si solamente deseas ser jugador y no creador, el juego te lo permite sin ningún problema. Lo único que he echado en falta ha sido poder probar su modo historia. Habrá que estar atentos a las novedades sobre este título.

Etiquetas

Lucía Sáez Mariscal

Los videojuegos y el periodismo son mis mayores pasiones. Aficionada a la lectura, las series y el anime.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X