AnálisisSwitch

Travis Strikes Again: No More Heroes – Análisis Switch

Travis Touchdown ha vuelto

Goichi Suda, más conocido por Suda51, es uno de las grandes mentes del videojuego japonés y se ha granjeado una gran legión de fans gracias a su estilo particular de diseño de personajes exagerado e historias extravagantes en las que la estridencia está a la orden del día. Una de sus obras más famosas es la saga de No More Heroes, protagonizada por Travis Touchdown, un violento asesino profesional armado con una espada láser. Las dos primeras entregas se estrenaron de manera exclusiva en la consola Wii de Nintendo, pero el primero de ellos terminó saliendo en más plataformas. Han pasado nueve años desde la salida de No More Heroes 2: Desperate Struggle y desde la última aparición de Travis, hasta que en un Nintendo Direct hace unos meses supimos que Travis volvería en este Travis Strikes Again: No More Heroes.

Aunque el propio Suda51 no lo considere una secuela directa de la segunda parte, sí que hay elementos de la historia que tienen en cuenta todo lo sucedido en los anteriores juegos. Travis, como buen gamer y otaku que es, se encuentra de retiro espiritual con su caravana en medio de ninguna parte hasta que BadMan lo encuentra dispuesto a cobrar su venganza por haber matado a su hija, BadGirl. Pero en medio de la pelea, la misteriosa consola con la que Travis estaba jugando, la Death Drive Mk. II, cobra vida y los transporta al mundo de los videojuegos. Este es el punto de partida del regreso de Travis, y ya os adelanto que el humor desenfadado y las referencias a los videojuegos estarán a la orden del día.

A pesar de conservar algunos elementos propios de los anteriores No More Heroes, Travis Strikes Again se diferencia notablemente a sus antecesores. En esta ocasión la mayor parte del juego contará con una perspectiva cenital en la que controlaremos a Travis o BadMan -o ambos si jugamos en cooperativo– durante seis videojuegos distintos. La mayoría del tiempo estaremos peleando contra los bugs que hay en cada uno de los videojuegos, pero en cada nuevo mundo en el que Travis se ve envuelto habrá alguna mecánica o elemento nuevo que ayudará a que los combates no se vuelvan monótonos. Estos elementos van desde pequeños puzles donde elegir nuestro camino a carreras de motos donde el cambio de marchas será la clave para la victoria.

Travis frente a un grupo de bugs.
Travis a punto de enfrentarse a un grupo de bugs.

El sistema de combate es sencillo pero funcional. Contaremos con un ataque rápido y débil para acabar con los bugs más pequeños, mientras que con otro botón ejecutaremos un ataque más potente y lento. Uno de los elementos marca de la casa No More Heroes que ha sobrevivido es el hecho de tener que recargar la espada de Travis agitando los Joy-Con. Sin embargo, otra de las grandes novedades es la inclusión de los chips de habilidades. Estos chips estarán sueltos por los distintos videojuegos como uno de los mucho coleccionables, y tanto Travis como BadMan podrán equiparse cuatro de estos chips a la vez, lo que nos permitirá utilizar poderosas habilidades en el combate: desde lanzar rayos por las manos, establecer una zona de curación temporal o robarles vida a los enemigos.

Así mismo, con cada enemigo derrotado conseguiremos experiencia que utilizar para subir de nivel al personaje con el que juguemos, subiendo su vida y su daño. Cabe destacar que la experiencia es compartida, así que tendrás que elegir a que personaje subes de nivel. Con estas herramientas, Travis Strikes Again crea un sistema simple pero que funciona a todos los niveles

La Death Drive Mk. II utiliza unos extraños cartuchos en forma de esfera llamadas Death Balls (alguien ha dicho Dragon Ball) que Travis se propone encontrar, ya que cuenta la leyenda que se le concederá un deseo a aquel que logre completar todos los juegos. Cada videojuego será distinto al anterior y contará con su propia ambientación y personajes, teniendo al final de cada uno a su correspondiente jefe final. Los mundos están llenos de dinero a recoger y de coleccionables que utilizar para comprar nuevas camisetas o desbloquear nuevos textos e historia. Las tiendas de ramen repartidas por los videojuegos son claramente los mejores.

Por lo general, los mundos parodiarán unos géneros u otros, pero hay alguna que otra sorpresa para los seguidores del trabajo de Suda51 a lo largo del juego que os sacarán alguna que otra carcajada con un humor plenamente autoconsciente.

Algunas de las múltiples camisetas con logos de indies que puede llevar Travis.
Podremos destrozar bugs vestidos de nuestro indie favorito.

La caravana de Travis servirá como base de operaciones en la que poder guardar la partida (en el retrete, por supuesto), leer fragmentos de la historia de la Death Drive y sus juegos, o comprar nuevas camisetas de nuestros juegos indie favoritos para vestir a Travis. Desde aquí también podremos acceder a la otra cara de Travis Strikes Again, que es la parte narrativa en la que el juego se transforma en una especie de novela visual basada completamente en texto.

Aquí creo que es dónde más se nota el más bien pequeño presupuesto que ha tenido este título. La carga narrativa del juego en el que conocemos más de la Death Drive y su desarrollo a cargo de la doctora Juvenile, así como sabemos cómo Travis va consiguiendo las Death Balls, se nos muestra a través de líneas de texto al más puro estilo del codec de Metal Gear Solid. Aquí es dónde el humor de Suda51 sale más a relucir y Travis y compañía destrozan la cuarta pared a su antojo con cada intervención. Por lo general son más bien una excusa para justificar que Travis tenga una nueva Death Ball y ni siquiera el propio juego se las toma en serio.

Una de estas escenas dura unos 30 segundos y literalmente es un personaje dándole la esfera a Travis porque sí. No acabo de entender por qué, si saben que es una mera excusa, se han molestado en incluir esta parte. En cualquier caso, no molestan mucho y no duran demasiado y se las arregla para tener algún momento gracioso de vez en cuando. Quiero pensar que querían añadir algo de variedad fuera de los mundos jugables y no sabían muy bien cómo integrarlo.

La parte de novela visual de Travis Strikes Again.
Estas escenas serán cortas y con algún momento gracioso.

En general, no puedo quitarme la sensación de encima de que Travis Strikes Again es como una parada para coger energías de cara al plato fuerte de No More Heroes 3. El propio Suda ha dicho que si este alto en el camino tiene el suficiente éxito podrían ponerse a trabajar en una verdadera secuela en la línea de las entregas originales. Es entretenido, pero no reinventa la rueda en ninguno de sus aspectos. Parece la carta de amor de Suda51 a los videojuegos, y más en concreto a Devolver Digital, que ha tenido la casualidad de tener a Travis Touchdown como protagonista. Si queréis un juego sencillo en el que dar unos cuantos espadazos en cooperativo, Travis Strikes Again: No More Heroes es una opción de lo más correcta, más aún cuando ha salido al mercado a precio reducido.

Travis Strikes Again: No More Heroes

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Travis ha vuelto con una aventura llena de guiños y humor pero que parece más una prueba de mercado de cara a No More Heroes 3 que un juego con empaque propio.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Daniel González

Tal vez os interese mi vida de filólogo, o tal vez no. En todo caso resulta que me gustan los jueguicos y a veces escribo sobre ellos. Beyond Good & Evil es lo mejor que ha dado este mundo.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X