AnálisisSwitch

Pang Adventures – Análisis Switch

Vuelve el arcade del bueno

No llegáis a ser conscientes de la cantidad de dinero que yo me dejé en las recreativas. Los más mayores posiblemente me entenderéis, pero puede que los jóvenes no sepáis bien lo que era todo aquello. Ya sea en los bares o en locales con un montón de máquinas, las monedas de 25 y 100 pesetas nos permitían jugar una y otra vez a juegos que nos encantaban, aunque lógicamente nunca nos llegábamos a pasar por su dificultad.

Hoy he tenido la suerte de poder analizar la vuelta de uno de esos clásicos, una joya de juego que en su día me dio una gran cantidad de disfrute solo comparable a la rabia que me daba enfrentarme a los niveles más difíciles y perder. Estamos hablando de Pang Adventures, un juego que ha irrumpido de golpe y sin avisar y nos promete una experiencia más completa que su original e igual de divertida o incluso más.

La humanidad es atacada por una raza de alienígenas que utiliza una especie de bolas de colores para dañarnos y solo los hermanos Pang podrán liberarnos con sus armas especiales. Es un argumento un poco ridículo a priori, pero suficiente como excusa para poder empezar a jugar y a pasarlo bien. En este sentido todo lo que tiene que ver con el argumento es completamente accesorio y carente de importancia, pero en ningún momento lo vemos como innecesario, es gracioso y dentro del propio juego tiene coherencia.

Comenzando la partida en uno de los niveles de Bora Bora
Uno de los primeros niveles y más clásico en el Pang.

Como suele ser habitual la tónica del juego es avanzar por niveles cada vez complejos y en eso Pang no ha cambiado mucho, aunque ahora tendremos jefes que nos marcarán cuándo hemos llegado al final de un nivel. Estos retos en forma de enemigo final de nivel suelen ser más dinámicos que los niveles habituales y bastante entretenidos, además de darle un toque distinto al juego muy por encima de ser el clásico Arcade.

Las mecánicas de Pang son de sobra conocidas, pero por si has vivido toda tu vida en una cueva o eres muy joven te diré que son una mezcla de simpleza, reacciones muy rápidas y algo de estrategia. En esencia consiste en un personaje que puede moverse de forma lateral y dispara hacia arriba, única y exclusivamente, y el enemigo a abatir son unas bolas de diferentes colores que rebotan contra el escenario y las cuales según disparamos se dividen en dos más pequeñas. Si te dan un solo golpe pierdes. 

El sencillo mecanismo de Pang podría parecer monótono, pero se complica según vamos avanzando con diferentes obstáculos en el escenario y con enemigos que a veces pueden estorbarnos o ayudarnos según aprovechemos el espacio del escenario. Estos elementos crean mecánicas que complican el juego no solo poder ser golpeados, sino porque además tenemos un tiempo límite para completar los niveles y, evidentemente como liados con todo lo mencionado, hará que lo hagamos a tiempo o no.

Lucha contra el Jefe del nivel de Bora Bora
Los Jefes son una novedad muy interesante y entretenida.

Dentro de lo que es la variedad de dinámicas del juego tenemos las diferentes modificaciones del arma que podemos conseguir además de powerups, como barreras de protección, que también nos dan cierta ventaja sobre todo en niveles complejos. Las modificaciones del arma son temporales y solo sirven para el nivel en concreto. Van desde poder usar más veces la flecha con cuerda a una ametralladora, etc. El uso de estos elementos suele venir marcado por el nivel como una forma de mecánica que aplicar de manera evidente, es decir, los desarrolladores quieren que usemos eso para completar el nivel, pero en otros casos pueden aparecer al romper ciertos bloques o con ciertas condiciones y en ese caso es más un bonus que nos facilitará el trabajo.

Visualmente se ha optado por un estilo animado con colores algo planos, muy sencillo y definido, como una especie de “manga” pero con colores más cartoon. A título personal creo que se podría haber arriesgado más y haber apostado por un tono un poco más complejo en cuanto al color, ya que tal y como se va ahora tiene más aspecto de indie muy secundario y hay que tener en cuenta que hablamos de Pang, un clásico de los más destacados y recordados. 

La banda sonora es muy funcional y encarada a ser música de fondo que acompañe a la acción. Dando un aspecto más de ser para entretener y crear un ambiente festivo y divertido. Nada destacable ni recordable, pero muy coherente con lo que es el juego, más destinado a la experiencia de juego arcade y la repetición mediante el interés por las partidas cortas. 

Se puede decir que Pang Adventures a nivel artístico no destaca de ninguna manera y no crea más necesidad de jugarlo, pero no veo este aspecto como algo criticable, simplemente es un juego normal en este sentido. Puede que demasiado normal y simplemente se limite a ser correcto en este apartado.

Nivel del desierto con bolas azules
Los fondos en Pang solo son para ambientar los que de verdad cambia son las condiciones del propio juego.

Al final de todo cuando sopesamos un juego por todo lo que es hay un factor importante que determina si un juego merece la pena o no y en el caso de este es la diversión. Sigue siendo el mismo juego de siempre, pero con retoques y un aspecto un poco más moderno. La sensación es la de siempre y al tenerlo en una consola como la Switch, en mi caso, el disfrute ha estado incrementado por el modo portátil, que da mucho juego a la hora de echar unas partidas rápidas 

Pang Adventures es un buen sucesor de los Pang anteriores, una vuelta muy decente y aconsejable, sobre todo si en su día fue un juego que te gustó, ya que dentro de su sencillez tiene relativa variedad y muchas horas de juego con las que matar el tiempo.

Pang Adventures

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

La vuelta de un clásico, divertido y sencillo, pero absorbente al mismo tiempo.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.

Actualidad

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
X