Artículos

El monopolio de Steam: La lucha de nunca acabar

La plataforma de Valve parece tener cada día más competencia

Actualmente el PC como plataforma de juego goza de una salud que resulta evidente. No obstante, durante unos años la cosa iba más bien regular. Fue entonces cuando un cúmulo de circunstancias en la industria se dieron y volvió a recuperar el auge de antaño. Buena parte de ese hecho es responsabilidad directa de Valve gracias a Steam. La tienda digital de los creadores de Half-Life logró a establecerse como bastión fundamental para el resurgir del PC en cuanto a videojuegos se refiere. Políticas de precios muy competitivos, las conocidas rebajas, la posibilidad de ir creando comunidad y muchas cosas más fueron las armas con las que Steam ha llegado a dominar el mercado. Lo conseguido por la plataforma es tan grande y tiene tanto alcance que es imposible pensar en una persona que consuma videojuegos de forma habitual en PC y no use Steam.

Naturalmente, tal éxito trajo consigo la implementación de un, en cierto modo, monopolio. Recordemos que esto es una industria y aquí las compañías quieren sacar la mayor cantidad de dinero posible; así que al ver el éxito de Steam, las grandes empresas AAA intentaron emularlo al crear sus propias tiendas, con el respectivo cliente para nuestros ordenadores. Compañías como Electronic Arts decidieron marcharse y no publicar ya sus novedades en Steam. Optaron por recurrir a su propia tienda; otras como Ubisoft se han ido a medias debido a que tienen su plataforma, pero también venden sus títulos en la tienda de Valve. Microsoft intentó, a su manera, plantarle cara en el pasado con el infame Games for Windows Live y actualmente hace lo propio con la Store de Windows 10. Bethesda ha empezado a hacer esfuerzos para ello con su propio launcher que debutó con Fallout 76 y de momento RAGE 2 únicamente se puede adquirir en ese lugar.

La competencia para Steam cada vez es mayor y aunque, personalmente, siempre he tenido cierta confianza en que algún día el gran rival para Valve, en cuanto a cuota de mercado se refiere, sería CD Projekt RED con su plataforma GOG. No obstante, lo cierto es que dicha tienda, pese a su relativo éxito, aún está lejos del porcentaje de usuarios que maneja Steam. Aún así, no es raro que se vayan sumando más competidores. Recientemente Discord y Epic Games han decidido plantarle cara y evidentemente los propietarios del juego del momento son los que más revuelo han causado.

Los creadores de Fornite han anunciado recientemente la creación de su propia tienda de juegos y una política mucho más flexible en cuanto a la distribución de beneficios se refiere, sobre todo de cara a los indies. Incluso han acompañado su lanzamiento con la iniciativa de ofrecer un juego gratis cada 15 días. Además cuentan con el apoyo de una distribuidora prominente como Annapurna Interactive, y recientemente Ubisoft ha anunciado que The Division 2 únicamente estará disponible en dicha plataforma, además de la propia de los franceses: Uplay. Siendo sincero, todo lo propuesto por Epic es atractivo, pero aún así todavía tendrán que lidiar con un problema mayor: la comunidad.

El ser humano por naturaleza es un animal de costumbres. El desarrollo de una costumbre sobre algo es más potente de lo que nos imaginamos y eso es lo que ocurre con toda la competencia que pretenda enfrentarse a Steam. Toda la comunidad de jugadores de PC estamos acostumbrados a la plataforma de Valve. Evidentemente es gracias al gran trabajo que por años ha hecho la compañía. Por más que Discord y Epic le garanticen un trato favorable a los estudios y por más que nos regalen juegos o que haya títulos que no podamos comprar en Steam, siempre existirá el pensamiento de «Ojalá esto estuviera en Steam». Las razones para esa idea son muy simples: queremos tener todo unificado en un solo sitio y estamos ya familiarizados con la plataforma, como dice el dicho «Más vale viejo conocido, que nuevo por conocer».

Ese es el pensamiento que Epic, GOG, Discord, Twitch Prime, Origin, Uplay, Bethesda y todos los que pretendan competirle a Steam deberían vencer para lograr tener éxito. A título personal lo veo muy difícil. No por nada en particular sino más bien, como decía antes, por la costumbre. Estamos acostumbrados a Steam, tenemos ya una comunidad creada ahí y encima de todo los jugadores habituales tenemos ya cientos y cientos de juegos en la plataforma de Valve. Podría ocurrir que al final terminemos migrando todos a otro sitio, pero la costumbre es algo difícil de vencer y mientras eso sea así toda la competencia para Steam lo tendrá cuesta arriba y el «monopolio» de la plataforma será una lucha de nunca acabar.

Etiquetas

Keveen Argueta

Amante de los videojuegos buenos, muy crítico con los malos. Por ahora, músico de profesión, futbolero por pasión y jugón por convicción.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X