eSportsNoticias

Jugadora profesional de Overwatch se retira tras una campaña de acoso

Las actitudes tóxicas y machistas de la comunidad de fans de Overwatch han llevado una vez más a que una jugadora, esta vez profesional, haya optado por retirarse de la competición. El pasado 21 de diciembre el equipo Second Wind, el cual juega en la Overwatch Contenders (lo que sería la segunda división del campeonato) anunció el fichaje de un nuevo jugador, Ellie.

Si bien muchos jugadores optan por inscribirse con su nombre real no es algo obligatorio, por lo que existen algunos casos en los que estos prefieren seguir con su nick, ya sea para proteger su identidad o para promocionar su nick. Sin embargo el claro carácter femenino de «Ellie» despertó las sospechas de una comunidad de jugadores que no es conocida precisamente por la paridad o accesibilidad de las mujeres a los videojuegos.

Varios hilos aparecieron en Reddit y Discord con gente discutiendo quien podría ser Ellie, con muchos asegurando que se trataba de un hombre haciéndose pasar por una mujer. Finalmente la jugadora de Second Wind respondió a los rumores con un streaming en el que jugaba contra otros jugadores que algunos teorizaban que era realmente. Lejos de aceptar la situación muchos fans e incluso jugadores profesionales afirmaban que todo se trataba de un montaje y que Ellie tan solo ponía el rostro mientras fingía jugar y era otra persona quien controlaba el juego.

El caso llegó a un punto en el que se filtraron varias capturas de pantalla de chats de Discords en los que varios usuarios teorizaban sobre la supuesta identidad de la jugadora, compartiendo incluso direcciones y números de teléfonos de gente «sospechosa» de ser Ellie. Finalmente menos de un mes después del anuncio de su fichaje la jugadora ha optado por abandonar la competición. Desde la dirección del equipo Second Wind han declarado lo siguiente:

Cuando la incorporamos al equipo, hubo gente que lo celebró como un símbolo de empoderamiento. Entendemos ese sentimiento, pero por un lado teníamos gente cuestionando su legitimidad, lanzando amenazas, etc. mientras que por el otro lado teníamos gente que parecía que había encontrado su mesías. Entre necesitar un jugador que cumpla tus expectativas y tener que cuestionar su propia seguridad, parece que la comunidad de Overwatch no está lista para ver a una jugadora únicamente como una jugadora. Queríamos una jugadora, pero parece que el público quería algo más.

Estas declaraciones, lejos de ser satisfactorias, han sido criticadas por una parte de la comunidad que acusa al equipo de no haber apoyado o ayudado a la jugadora durante las dos semanas en las que ha sido cuestionada y acosada, mientras que otra parte se lo toman como una confirmación de sus sospechas de que Ellie realmente no era quien decía ser.

Etiquetas

Adrián Laguna

Crecí viendo jugar a mi padre al Mario 64 y a mi madre al Banjo Kazooie... era obvio que esto de los videojuegos acabaría tirando de mi.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X