Artículos

Top 5: Juegos de PlayStation VR

Un año maravilloso para el dispositivo de Sony

Creo que nadie puede negar que, nos gusten o no las PS VR y las experiencias que ofrece, este año nos ha dado un catálogo impresionante a los poseedores del dispositivo de realidad virtual de Sony. PlayStation VR ha tenido un flujo constante de lanzamientos de todo tipo, pudiendo encontrar ahora mismo juegos para todos los gustos. Desde obras que son más experiencias educativas que lúdicas (como los maravillosos CoolPaintr VR o Track Lab) a géneros inexplorados hasta el momento en estas plataformas, como el reciente MOBA Dark Eclipse.

Debido a la inmensa cantidad de títulos aparecidos en la plataforma no nos ha sido posible probar todos los lanzamientos, habiendo ofertas interesantes como In Death, Beat Saber o Borderland 2 VR que no hemos podido analizar en la web, a pesar de que pueden estar presentes en la lista de muchos de vosotros. Sin embargo estamos seguros de que los títulos que os ofrecemos a continuación atesoran la suficiente calidad como para estar en esta lista.

Mención aparte, a pesar de no estar en la lista, merecen Déraciné y The Persistence. Déraciné es una aventura narrativa de From Software en la que se alejan por completo de la acción de los Souls para ofrecer una historia realmente interesante acompañada de un apartado jugable algo pobre que ensombrece el conjunto. Una escasa libertad de movimiento, muy poco nivel de interacción con los escenarios y una excesiva repetición de esquemas que, aún así, no eclipsan la excelencia de la obra a nivel narrativo, como se podía esperar de Miyazaki y su equipo.

The Persistence por su parte es un juego realmente valiente que ofrece una experiencia de terror y sigilo con una progresión tipo rogue-like (escenarios generados de forma procedural que iremos superando mientras nos hacemos cada vez más poderosos), convirtiéndose en uno de los títulos más sólidos a nivel jugable de todo el catálogo de PS VR. Sus problemas son la elevada dificultad inicial del juego y el tipo de audiencia tan concreto al que apela, ya que si no te gusta alguno solo de los elementos de su propuesta puede desequilibrar bastante la experiencia. Y ahora, sin más dilación, veamos cuáles han sido los juegos que más me han gustado a lo largo de este año para PS VR.

Puede que no sea el título más largo, el más pulido o el que ofrece un mejor apartado gráfico de toda la lista, pero Firewall: Zero Hour puede presumir de ser una de las mejores experiencias que puedes experimentar con el PS Aim Controller, el rifle que estrenó Farpoint para ser usado en PS VR. Un shooter en primera persona que, a pesar de contar con misiones offline para un solo jugador, tiene su corazón en las refriegas online de cuatro contra cuatro.

Sus contiendas online son increíblemente divertidas y emocionantes, ofreciendo unas sensaciones que no podéis encontrar en otro título de PS VR. Avanzar con otros tres amigos como un comando, asomándote por las esquinas, planeando los siguientes movimientos, cubriéndote de las balas que vuelan sobre tu cabeza tras unos barriles…Si hubiese prestado mayor atención a los modos de juego que ofrece y a los tiempos de espera entre partidas habría tenido mucha más repercusión. Aún así es un juego que sigue ofreciéndome muy buenos momentos y que promete seguir expandiéndose. Un imprescindible para los poseedores del PS Aim Controller.

Otro título que, al igual que Firewall: Zero Hour, no goza de una popularidad acorde a la calidad del juego. Un juegos de carreras en primera persona en el que deberemos correr mediante el movimiento de nuestros brazos en exigentes carreras contra la IA u otros jugadores humanos. Por supuesto contamos con potenciadores y una gran cantidad de habilidades para superar a nuestros rivales.

Sprint Vector toma una cantidad de riesgos enormes en su propuesta, pudiendo haber sido un estrepitoso fracaso a los mandos, pero nada más lejos de realidad: las carreras de Sprint Vector son la suma perfecta entre la jugabilidad de Mirror’s Edge y Mario Kart, pero en realidad virtual y usando los mandos Move para simular el movimiento de los brazos. Planea, corre, trepa, salta… una experiencia agotadora físicamente, pero tremendamente divertida e innovadora.

Creo poder afirmar sin ninguna duda que estamos ante unos de los sleepers del año, al igual que pasa con los dos siguientes títulos del texto. Un juego que incluso suscitó cierto cachondeo en redes sociales cuando se anunció, pero que ha acabado callando cualquier crítica negativa gracias a su tremenda calidad y su bella puesta en escena. A la jugabilidad del Tetris de toda la vida se le añade no solo un apartado técnico realmente sobrecogedor (con psicodélicas imágenes y efectos de sonido que se ajustan perfectamente a los movimientos ejecutados en pantalla) sino varios modos de juego y variaciones de la fórmula realmente desafiantes que cambian por completo una experiencia jugable que creíamos ya agotada y explotada hasta la saciedad.

Tetris Effect es una verdadera demostración de cómo rejuvenecer unos esquemas que parecían no poder dar más de sí.

Moss es el juego que me demostró que las VR podían ser mucho más que experiencias en primera persona. Una aventura hermosa y evocadora que nos cuenta la historia de la ratona Quill, a la cual ayudaremos a avanzar por una serie de niveles que nos invitan a levantarnos del asiento y explorar por nosotros mismos los diferentes caminos a seguir, mezclando acción y puzles de una forma casi perfecta. Manejaremos a la pequeña protagonista con nuestro Dual Shock, pero a la vez podemos explorar el escenario, siendo una experiencia jugable que combina la tercera y la primera persona de forma simultánea.

Habrá momentos en los que simplemente te quedarás embobado mirando algunos de los paisajes del título, o te sentirás conmovido por los gestos de Quill. Moss es uno de esos juegos que acaba demasiado pronto por un final demasiado abierto a una segunda parte que no se sabe si llegará. Tan solo su ajustada duración hace que esté por debajo del primer título de la lista, siendo aún así un imprescindible para todo poseedor de PS VR.

Astro Bot: Rescue Mission para mí es no solo uno de los mejores juegos aparecidos en VR, si no también el mejor título de plataformas que ha aparecido a lo largo del 2018, y uno de los GOTY de mi lista personal. Es un juego perfecto como plataformas tradicional, pero no se conforma con eso: gracias a las gafas y al uso del panel táctil del Dual Shock 4 consiguen hacer evolucionar el género añadiendo nuevas capas a la jugabilidad de siempre. Una carta de amor a los plataformas de antaño y una maravillosa forma de hacer avanzar el género, siendo perfecto para las nuevas audiencias y una delicia para los jugadores más veteranos.

Astro Bot tiene el potencial para ser la nueva mascota de Sony, no solo gracias a los maravillosos juegos que protagoniza (si contamos Playroom VR), sino también al carisma que derrochan él y sus compañeros en cada aparición. Además es un título duradero y con un nivel de dificultad perfectamente equilibrado para que no resulte un paseo, pero tampoco una experiencia frustrante.

Etiquetas

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X