AnálisisPS4

Just Cause 4 – Análisis PS4

La versión más caótica del mundo abierto

Siempre es grato probar videojuegos que buscan trascender más allá del medio y romper con los paradigmas de la industria. Se agradece la existencia de proyectos que apunten a romper los esquemas del sector. No obstante, a veces también viene bien un juego que no tenga tales aspiraciones, un título que solo quiera que lo pasemos bien y que nos divirtamos.

No todos los juegos pueden ser como Journey, Shadow of the Colossus o Stanley Parable. También debe haber juegos que no se tomen tan en serio a sí mismos y solo quieran que nos divirtamos un rato. Una historia que haga un desarrollo profundo y elaborado de los personajes a la vez que toca temas complejos y profundos está muy bien; pero también una historia absurda e hilarante que solo sirve de excusa para liarnos a tiros con todo lo que se mueva, también está muy bien.

Hoy le damos un vistazo a la cuarta parte de una saga que desde el principio ha apuntado a eso: darnos diversión sin parar. Hoy os contamos lo que los chicos de Avalanche Studios nos traen con Just Cause 4.

Just Cause 4 nos relata una nueva aventura en la vida de Rico Rodríguez. El argumento del juego es continuación directa de los hechos ocurridos en la tercera parte de la saga. En esta ocasión, el bueno de Rico, tratando de descubrir la verdad sobre su padre, llega a un sitio llamado Solís, un pequeño país que es gobernado por un dictador que usa métodos poco convencionales para someter al pueblo. Al encontrarnos ante tal situación, lo que en principio era la búsqueda de la verdad acaba siendo una misión dedicada a liderar una revolución.

Lo que parecía ser el eje central del título se acaba diluyendo para dar paso al caos total y tendremos que incitar al pueblo a rebelarse en contra de su tirano gobernante. La verdad es que la historia que se nos intenta contar roza lo irrelevante. Todos los acontecimientos de las misiones tienen como finalidad generar tiroteos y explosiones. El guion mismo está llevado de tal modo que más pronto que tarde nos vamos a terminar liando a tiros con todo el mundo.

Rico Rodríguez de Just Cause 4

El nivel narrativo de Just Cause 4 es totalmente anecdótico; pero las aspiraciones del juego no son esas. Lo que en principio parecía ser una historia seria y compleja acaba volviendo a lo típico en esta saga. El propio título sabe muy bien lo que es y lo que quiere conseguir, por eso es por lo que a veces queda la impresión de que ese tratamiento al guion es totalmente voluntario. El juego no es capaz de tomarse en serio su argumento, ni siquiera lo intenta. Los personajes y lo que ocurra con ellos no podrían importarnos menos, pero reitero que todo esto parece que es una suerte de adornos porque en Avalanche han centrado todos sus esfuerzos en darnos un gameplay repleto de acción sin sentido que nos mantenga entretenidos y lo cierto es que con sus más y sus menos logra, en cierto modo, cumplir ese objetivo.

Tiroteos y explosiones en Just Cause 4

La base jugable de Just Cause 4 es muy simple: un mundo abierto en donde hacer el cabra toma toda la importancia. En esta ocasión, se añade una interesante variable y es el factor climatológico. El dictador del lugar utiliza una especie de arma que permite crear de forma artificial tormentas eléctricas, tornados y tormentas de arena para así someter a la población. Estos fenómenos del clima tienen especial importancia en el gameplay. Las tormentas de arena, por ejemplo, complican mucho la visibilidad en el escenario; mientras que los tornados pueden arrasar edificios enteros y las tormentas eléctricas pueden generar muchas explosiones gracias a los relámpagos. Dichos fenómenos están pensados para aparecer de forma aleatoria en el mapa; pero es en las misiones de la historia principal en donde toman especial relevancia.

Paracaidismo en Just Cause 4

Además del clima, también nos encontramos con una enorme variedad de armas y explosivos que nos van a ayudar a ir avanzando en las misiones. Dentro de lo variado del armamento, el que acaba por ser el factor diferencial es el gancho, el cuál gracias a las opciones de personalización y mejoras puede acabar por abrirnos un mundo de posibilidades puesto que además de ayudar a desplazarnos, también nos permite, entre muchas otras cosas, mover elementos pesados con la ayuda de unos globos que podemos acoplarle al gancho conforme lo vayamos mejorando. Lo cierto es que, entre eso, el clima y el gran arsenal que hay disponible nos topamos con varias combinaciones y posibilidades para afrontar las misiones. Sin embargo, ahí es donde nos topamos con uno de los problemas más grandes de la experiencia.

Rico en la nieve en Just Cause 4

El juego es consciente de la gran cantidad de alternativas disponibles, pero el detalle es que asume que nosotros mismos vamos a explorar esas opciones y vamos a ponernos a experimentar porque sí. El diseño de las misiones toma como base que vamos a sentir curiosidad por probar nuevas estrategias y tal; pero el juego en ningún momento intenta fomentar esa creatividad. Las misiones son muy poco variadas, casi repetitivas, todas pueden resolverse solo llegando al lugar y disparándole a todo lo que se mueva; obviamente hay más opciones, pero la mayor parte del tiempo las descubrimos si nos ponemos a experimentar nosotros mismos; el juego no nos impulsa a hacerlo, pero es que si lo hacemos tampoco hay ningún incentivo más allá de lo divertido que pueda resultar ponernos creativos para generar caos y conseguir nuestro objetivo.

Lo monótono de las misiones se hace presente más pronto de lo que nos gustaría. Sí, es divertido planear por Solís con nuestro traje, es entretenido llegar a un sitio y ver la acción frenética que se desata y es agradable ponernos creativos con las armas; pero sí que echo de menos una estructura de misiones que fomente la variedad y el aprovechamiento de las posibilidades jugables que están presentes. De la misma forma, una conducción más pulida le vendría de maravilla ya que desplazarnos en un coche o una moto es un poco tosco y duro.

Paracaidismo en una tormenta eléctrica

Just Cause 4 es, en general, un juego que deja sensaciones encontradas; pero el apartado técnico y visual es en donde más se pone de manifiesto éste hecho. A nivel visual Solís es un lugar agradable de ver. Hay entornos y paisajes tan bonitos como variados. Se siente como un mundo bien construido gracias a los diferentes entornos que encajan perfectamente entre sí. Incluso la presencia de los fenómenos climatológicos nos muestra situaciones que son francamente impresionantes y en todo momento las físicas parecen funcionar muy bien; pero todo eso se ve afectado debido a qué a nivel de resolución y animaciones el juego está lejos de los estándares del género; además otros elementos gráficos que realmente dejan mucho que desear. Quiero que pensar que, parches mediante, esto va a ser resuelto de alguna manera.

En cuanto a temas sonoros, los efectos de sonido de las armas, explosiones y demás están muy bien conseguidos y ayudan a sentirnos más inmersos en ese caos que se ha desatado. Por su parte, la banda sonora y el doblaje están bien, pero se limitan solo a cumplir sin más. No hay aspiraciones de que las melodías compuestas se vayan a quedar en nuestra cabeza mucho tiempo y las actuaciones de voz, pese a estar bien, tampoco es que sean trabajos sobresalientes.

Just Cause 4 es un juego que tiene muchos problemas, varios de ellos demasiado evidentes, pero también es cierto que su pretensión es clara y evidente: divertirnos pegando tiros. La verdad es que no tengo del todo claro si es un juego recomendable para todo el mundo. Los que sean muy aficionados a los mundos abiertos, ya saben que hay varias opciones más sólidas en el mercado y los que no lo sean pues éste no es el juego que les hará descubrir el amor por ese género.

Sin embargo, creo que Just Cause 4 es un juego recomendable si únicamente queremos pasar un buen rato causando caos y haciendo el cabra sin modos multijugador de por medio. Yo, personalmente me divertí mucho en Solís y me lleve una agradable experiencia pese a los fallos presentes en el juego.

Just Cause 4

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Just Cause 4 es un juego que tiene varios problemas, pero también es cierto que su pretensión es clara y evidente: divertirnos pegando tiros y explotando cosas

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Keveen Argueta

Amante de los videojuegos buenos, muy crítico con los malos. Por ahora, músico de profesión, futbolero por pasión y jugón por convicción.

Actualidad

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
X