AnálisisPC

Hello Neighbor: Hide and Seek – Análisis PC

A lo largo de tantos años jugando, he visto juegos muy extraños e inclasificables y sin duda alguna, este Hello Neightbor: Hide and Seek, junto a su primera entrega, entran con facilidad en mi top de juegos raros. No hay que tomarse esto como algo malo, porque es muy positivo que un juego intente romper los esquemas. Lo que ocurre es que, pese a ser un buen juego, no es para todo tipo de público y antes de atreverte a probarlo es necesario saber lo que te espera.

Esta vez los hermanos Aaron y Maya, en lugar de intentar infiltrarse en la casa del vecino, realizarán una actividad mucho menos arriesgada: jugar al escondite. Cada nivel de este título se corresponde con una “partida” a este juego de niños con un objetivo simple pero difícil de conseguir: encontrar una serie de objetos por el nivel y depositarlos en la meta mientras evitas que el hermanito te atrape.

Al comenzar los niveles no tendremos ni la más mínima pista de que hacer o qué es lo que tenemos que buscar, algo que provoca una sensación de confusión y desorientación en el jugador. Estas sensaciones llevaba sin sentirlas desde aquellas noches en vela jugando a Myst, título que comparte con Hello Neightbor esa mecánica de hacer que el jugador se busque la vida explorando e interpretando el entorno. Como dije en el párrafo introductorio, no es algo que vaya a gustar a todos, por lo que si eres de los que buscan acción y que las cosas fluyan rápido en un juego, este título no está hecho para ti. Hello Neightbor requiere sobre todo comprender y relacionar lo que tenemos a nuestro alrededor, ya que, en muchas ocasiones, un objeto que encontremos casi al principio del nivel podrá ser usado con otro que estará en la otra punta del mapa, así que además tendremos que hacer memoria y elegir qué objetos guardamos en las escasas ranuras de inventario disponibles o de lo contrario habrá que darse más de un paseo no deseado. Ah, y a todo esto hay que añadirle cierto componente plataformero que no termina de funcionar del todo bien, ya que en ocasiones es difícil darse cuenta de por dónde podemos saltar.

Imagen del nivel de incendio de Hello Neighbor: Hide and Seek en el que se ve una pantalla de plataformas.
Este nivel del incendio es uno de los mejores del juego, pero también de los más difíciles. Aquí podemos ver un ejemplo del plataformeo que propone el juego.

Pero resulta que esta labor será dificultada por uno de los hermanos que será quien se “se la queda” al jugar al escondite. Sí, por eso el juego lleva como subtítulo “Hide and Seek”, y esto es un aspecto que definitivamente no ha terminado de cuajar en el videojuego.

Cuando estemos deambulando por el nivel tranquilamente y la música empiece a ponerse siniestra, significa que el hermano nos ha detectado y viene dispuesto a agarrarnos. En un principio pensaba lo único que sucede cuando “pierdes” es que vuelves al principio del nivel, pero con todo el avance tal y como estaba. Sin embargo, al cabo de varias derrotas, descubrí que los objetos objetivo que ya has conseguido son o devueltos a su lugar, o escondidos en a saber qué parte del nivel. Además, apenas se dispone de lugares para poder escondernos, algo muy irónico en un juego cuya premisa son dos hermanos que juegan justo a esconderse el uno del otro.

Aquí entramos en uno de los problemas del juego, y es la inteligencia artificial enemiga. A veces puede jugar a nuestro favor y nos permite realizar la huida únicamente corriendo en línea recta. Pero, en la mayoría de las ocasiones, el enemigo será implacable con nosotros o se quedará quieto un montón de rato en el mismo sitio dificultándonos el paso, y recordad lo que he dicho: cuantas más veces te pille, más vas a tener que volver a buscar los objetos objetivo y el juego puede convertirse en algo bastante tedioso.

Imagen del nivel del robo de Hello Neighbor: Hide and Seek, ambientado en una ciudad de noche.
Los hermanos recrean un robo en este nivel que se desarrolla por la noche en una ciudad. Para mi el mejor nivel de todo el juego.

Ya he hablado de la música siniestra que suena cuando Aaron nos persigue y lo poco que viene a cuento en este juego. Pues esa será de la poca música que escuchemos. Puedo entender que quizá sea una decisión de diseño el incluir poca música para aumentar la concentración en los puzles, pero se echan de menos melodías más atmosféricas que cuadren con la ambientación de los niveles.

Con respecto a los gráficos, el juego brilla enormemente en este apartado. Los hermanos hacen uso de la increíble imaginación de un niño para jugar de manera que cada nivel es un enorme y detallado mundo de fantasía completamente distinto del resto. Por ejemplo, el primer nivel representa una especie de jungla, después visitaremos una ciudad en la que los hermanos representan un robo, un cementerio, etc…

Los gráficos representan perfectamente el mundo onírico y lisérgico que los niños recrean en su imaginación. El estilo artístico tremendamente surrealista es agradable a la vista y recrea muy bien la ambientación de cada nivel del juego. No estamos hablando de gráficos de ultimísima generación, obviamente, pero cumplen con creces su cometido.

Otra cosa muy destacable de este juego son las cinemáticas, que están animadas de una forma magistral y nos muestran el diseño de los personajes en todo su esplendor. Podemos ver que en ellas se nos cuenta la poca historia que tiene el juego haciendo uso sobre todo de un lenguaje muy visual, ya que los personajes en lugar de hablar solo emiten “gemidos”.

Imagen del primer nivel de Hello Neighbor: Hide and Seek
Con esta escopeta de corchos ademas de dispararle a ese topo de peluche, podemos usarla para ahuyentar a nuestro perseguidor cuando nos detecte.

Si disfrutas explorando y resolviendo puzles partiendo de no tener ni idea de lo que hay que hacer, este es tu juego. Dicho de otra forma, si disfrutaste con juegos como Myst o esos minijuegos de “escapar de la habitación” este Hello Neighbor: Hide and Seek te va a encantar. Pero ten en cuenta que la dificultad de los puzles puede ser demasiado grande y cansar incluso a los más veteranos: en el nivel del incendio, por ejemplo, os acordaréis de estas palabras al jugarlo.

Por otro lado, existen muchos bugs que, junto con la mala implementación del juego del escondite con el hermano, estropean la experiencia de juego. Y aunque el juego resulta muy satisfactorio cuando conseguimos avanzar y resolver puzles, el título no ofrece mucho más que esto y tampoco es algo que os vaya a mantener pegados a la pantalla.

En lo personal, recomiendo mucho más la primera entrega de la saga, llamada Hello Neighbor, donde nos infiltraremos con los hermanos en casa de un vecino loco. Juego que comparte con este la ambientación y el estilo artístico, pero además introduce sutiles toques de terror muy interesantes.

De todas formas, para el que tenga ganas de jugar un juego en el que se le de al coco, puede hacerse con Hello Neighbor: Hide and Seek por 29,99 €. Aunque para lo que ofrece y los bugs que tiene de momento, yo me esperaría a alguna rebaja para hacerme con él.

Hello Neighbor: Hide and Seek

Puntuación Final - 6.5

6.5

Interesante

Un buen juego de exploración y puzles que gustará a los fans del género pese a sus problemas de mecánicas y bugs.

User Rating: 3.83 ( 2 votes)
Etiquetas

Nukem

Ingeniero informático, en el mundo de los videojuegos desde que cogí la escopeta de doble cañón en DooM 2 y muy fan de los First Person Shooter clásicos. System Shock 2 es el mejor juego de la historia.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X