AnálisisPC

Iris.Fall – Análisis PC

Los límites entre la luz y las sombras, la realidad y los sueños

El mundo de los indies siempre me ha fascinado, sobre todo aquellos juegos narrativos que se atreven a explorar mecánicas y a contar historias diferentes, más personales y que inviten a la reflexión, alejándose de las, a menudo, banales e intrascendentes historias de los AAA.

Iris.Fall es un indie que cuenta una historia única a través de puzles con una narrativa completamente implícita, sin decir una sola palabra, potenciada por su estética única. Una combinación perfecta que me llamó la atención y que prácticamente me obligó a jugarlo con un solo vistazo, una combinación casi exclusiva de los indies que hace a Iris.Fall sobresalir por encima de la media.

Iris.Fall comienza con una pequeña cinemática de fotogramas en 2D monocromáticos, en blanco y negro. Iris está teniendo una pesadilla que le hará saltar de la cama para ver, según abre los ojos, al mismo gato que había aparecido en ese mal sueño. Decide seguir al animal hasta un teatro abandonado donde comienza nuestra aventura y obtenemos por primera vez los controles.

El juego cambia a 3D manteniendo la monocromía y nos permite avanzar hasta encontrarnos con nuestro primer obstáculo: un gran agujero en las escaleras que no nos permite avanzar. Aquí es donde el juego nos presenta su principal mecánica, el cambio al plano de las sombras. A través de unos misteriosos libros Iris puede adentrarse en el mundo de las sombras fundiéndose con la luz para convertirse en sombra y salvar así el obstáculo que le impedía el paso, siempre siguiendo el camino marcado por el misterioso gato negro que guiará su aventura.

Iris atravesando una puerta (conceptart) en Iris.Fall

Iris.Fall basa sus mecánicas principalmente en los puzles. Al principio pueden parecer ajenos a la trama, siendo el escenario la base de todos los rompecabezas y, por tanto, ser el grueso del juego, dejando a la trama en segundo o tercer plano para ser simplemente un juego de puzles.

Pero tan solo hace falta pararse un momento para darse cuenta de que realmente esos puzles, esos escenarios, están contando más de lo que parece.

Iris entra al teatro desconcertada y, poco a poco, puzle a puzle, se da cuenta, al igual que el jugador, de que todo está ligado a ella: a su pasado y a su oscura, triste y desconocida verdad.

Iris y el gato en un puzle conjunto en Iris.Fall
En algunos puntos el gato pasará a formar parte del puzle y no solo será un elemento guía

Iris.Fall quiere contar una historia y la cuenta con una narrativa totalmente implícita, sin un solo texto, sin una sola palabra, todo a través de los escenarios y por tanto de los puzles y de pequeñas cinemáticas, a veces en 2D y la gran mayoría en 3D. Cinemáticas que no terminan de concretar nada, pero que nos permiten atar cabos y construir nuestras propias teorías.

NEXTStudio, equipo desarrollador del título, consigue combinar todos estos elementos y crear una historia llena de misterios e incógnitas que cada jugador puede interpretar como quiera, asemejándose a un viaje introspectivo para el jugador, de la que poco se puede hablar sin caer en el spoiler, pero de la cual sí se puede decir que bebe de Alicia en el país de las maravillas, pero siempre mantiene una esencia propia.

Recurriendo a su estética característica mantiene la atención y el interés del jugador. Cambiando el escenario con cada puzle completado y nueva zona, dejándonos explorar el proscenio del teatro para luego llevarnos a una zona de engranajes o a un escenario vertical donde resolvemos un rompecabezas en lo que parecen las páginas de un libro, evitando así la monotonía y manteniendo la sensación de incertidumbre y en algunos puntos incluso inquietud, pues algunos escenarios pueden llegar a dar algo de miedo, sobre todo cuando los colores que reinan en este título son el blanco y el negro.

Los escenarios están decorados con un toque infantil que se refuerza por la historia, pues todo gira en torno a Iris: bailarinas de juguete, marionetas, etc., que, acompañados de la banda sonora, de la que hablaré más adelante, ayudan a crear ese sentimiento de temor.

Puzle de las páginas de un libro en Iris.Fall

Para profundizar un poco más en los puzles, más en las mecánicas y menos en su relevancia para con la historia, es interesante mencionar su pulidísimo diseño. Los puzles combinan elementos móviles con el antes mencionado cambio al plano de las sombras, con objetos que proyectan tal o cual sombra, dependiendo de esta o la otra fuente de luz, etc. No son excesivamente complejos en concepto y se resuelven de manera intuitiva o con ayuda de sutiles pistas que deja el propio escenario, pero no por ello aburren. Obligan a pararse, pensar y observar, sin ser en ningún momento frustrantes para el jugador.

Tampoco aplican ningún tipo de penalización ni límite de tiempo, por lo que no te presionan y te permiten relajarte, pensar y disfrutar del juego con total tranquilidad.

Aunque el juego es completamente lineal, como cabría esperar de un juego de puzles, sí que nos permite explorar pequeñas zonas donde debemos encontrar ciertas piezas para continuar con nuestro puzle. Al ser zonas tan acotadas es imposible frustrarse y abandonar el juego, pero sí requiere de algo de ingenio y perspicacia.

La música es clave en cualquier juego, pero lo es mucho más si este no tiene diálogo y la narrativa está implícita, como es nuestro caso.

La banda sonora de Iris.Fall merece todo el reconocimiento del mundo. Su compositor, Thomas Parisch, junto con Edwin Wendler, han conseguido crear una música intimista con maravillosos paisajes sonoros que dan vida al mundo del teatro resonando en cada rincón que visitamos. Recalcando el ambiente infantil y a la vez dándole un toque siniestro muy acorde con el ambiente algo espeluznante de los escenarios, siempre decorados con juguetes y marionetas.

El propio Parisch describió sus propósitos con respecto a la banda sonora de este juego así, en una entrevista para Flickering Myth:

“El compositor Edwin Wendler y yo nos propusimos crear un mundo musical de magia infantil con sonidos que devuelven la nostalgia teatral: pianos de juguete, órgano, acordeón, cítara, violín y algo de percusión. Pero, a pesar de que todo es pintoresco y lindo, también es quebradizo, un poco áspero y casi roto. ”

En esta misma entrevista también comenta esto acerca de aquello que quería transmitir con su obra.

“[…] captura el mundo de la maravilla de la infancia, la fragilidad y la inocencia de la infancia, así como también transmite un aire subyacente de nostalgia y quebrantamiento. Hay descubrimientos por hacer, rompecabezas por resolver, verdades por desentrañar. Así que no todo está limpio y sin mancha. Debajo de melodías simples trabajamos mucho para introducir un toque de imperfección, fragilidad en los sonidos para mostrar los arañazos y grietas en las superficies e invitar a mirar más allá .”

Iris.Fall es un título indie monocromático que basa sus mecánicas en puzles bien diseñados, pero que no son muy complejos y pueden solucionarse con ayuda de pequeñas pistas que da el propio diseño del juego. A su vez, también quiere contar una historia única con una narrativa implícita que permite al jugador atar cabos y crear sus propias teorías.

La banda sonora es simplemente maravillosa, así como su estética. La combinación de ambas permite crear un ambiente que alude al sentimiento nostálgico e infantil y que puede incluso general cierta inquietud en algunos momentos.

Como único punto negativo tendríamos la duración del juego, en apenas unas 3 horas puedes completarlo sin muchos problemas.

En definitiva, un título que recomendaría a cualquiera, pero especialmente si te gustan los juegos de puzles.

Iris.Fall

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Un juego de puzzles con una estética única y una historia que contar.

User Rating: 3.6 ( 1 votes)
Etiquetas

Ángela Tajuelo

Soy una maestra Pokémon destinada a salvar Hyrule, que ahoga sus penas en videojuegos y anime.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X