AnálisisSwitch

Gear Club Unlimited 2 – Análisis Switch

Super deportivos en tus manos, para llevar a dónde quieras

A Nintendo Switch le toca ir calentado motores con Gear Club Unlimited 2, el título desarrollado por Eden Games que llega a la híbrida de Nintendo. Si te gustan las carreras ilegales, la customización y los super deportivos échale un vistazo a nuestro análisis de Gear Club Unlimited 2 para Switch.

Como es habitual en los títulos de este género, progresaremos a través de una serie de categorías, teniendo que completar para ello distintos torneos y competiciones que cada vez nos exigirán vehículos más potentes. Avanzaremos por un mapa en el que irán apareciendo estas competiciones progresivamente, competiciones que agruparán distintos eventos y en las que tendremos que acumular puntos, como es habitual, para coronarnos ganadores. A medida que las completamos, y de manera paralela, aparecerán desafíos puntuales e individuales que serán perfectos para ganar dinero rápido que invertir en nuestro progreso.

Pantalla de juego del modo supervivencia de Gear Club Unlimited 2

El modo carrera de Gear Club Unlimited 2 es bastante extenso: necesitaremos un mínimo de 15 horas para completarlo al 100%, y aunque podremos disputar distintos tipos de eventos, a la larga puede resultar monótono. Entre otras modalidades tendremos carreras convencionales, contrarreloj, sprint y las frenéticas carreras de supervivencia, en las que cada veinte segundos se eliminará al piloto más rezagado, por lo que no podremos despistarnos en ningún momento.

El nivel de exigencia que nos ofrece Gear Club Unlimited 2 es tremendamente flexible y satisfactorio. Disponemos de un completo menú para ajustar la dificultad, que nos permitirá seleccionar configuraciones predeterminadas (Amateur, Semi-Pro y Profesional) o ajustar manualmente los parámetros de frenado, control anti-derrape y asistente de dirección. Cuanto mayor sean estos parámetros, más automatizada será la conducción: el vehículo frenará solo cuando sea necesario o iniciará los giros antes de que nosotros lo hagamos. Si bien es cierto que estas ayudas restan emoción, son ideales para que aquellos menos habituados al género puedan acercarse poco a poco, y aprendan a dominar el juego paso a paso.

En cuanto al nivel de desafío que nos presenta la IA del juego, como es habitual, irá ascendiendo a medida que progresamos en el modo carrera. Sin embargo, no será excesiva en ningún momento: no nos enfrentaremos a rivales frustrantes que conducen de manera impoluta el 100% del tiempo. De hecho, podremos ver cómo cometen los mismos errores que podemos cometer nosotros, apurando demasiado una frenada y chocando con los bordes de la pista, o forzar demasiado un adelantamiento para acabar fuera del trazado y perder varias posiciones.

Menú de Gear Club Unlimited 2

Además, dispondremos de la ya habitual opción de rebobinar los últimos segundos si algo sale mal. Si tomamos mal una curva o chocamos con un rival podremos dar marcha atrás en el tiempo con un solo botón, para corregir nuestros errores. Esta opción lleva años presente en otros títulos del género como Forza Motorsport o DiRT, sin embargo, en Gear Club Unlimited 2 podremos usarla indiscriminadamente sin ninguna limitación, lo que puede que el desafío se vuelve demasiado laxo.

Para empezar, un gran punto a favor de Gear Club Unlimited 2 son las licencias oficiales de gran cantidad de firmas automovilísticas, dispondremos de coches reales y oficiales con todo lujo de detalles. Incluso nos ofrece la opción de examinar los vehículos, como vimos en la saga Forza, aunque con menos detalle.

Como es habitual en este tipo de juegos, a medida que avanzamos conseguiremos recursos, normalmente en forma de dinero, para desbloquear distintas mejoras. Podemos mejorar el rendimiento mecánico de nuestros vehículos, instalando motores, cajas de cambios, sistemas de frenado, etc. También tendremos a nuestra disposición mejoras estéticas, como llantas o faldones, y como era de esperar, podremos pasar nuestros coches por “sesiones de maquillaje” para cambiar la pintura y añadir vinilos.

Taller de Gear Club Unlimited 2

Sin embargo, como ya vimos en la anterior entrega de la saga, en Gear Club, los vehículos no son lo único que podremos personalizar y mejorar. Nuestro garaje empezará siendo un espacio muy limitado, en el que solo dispondremos de un taller de mecánica básico y una plataforma para pintar nuestros vehículos y aplicarle vinilos. A medida que avancemos podremos (y tendremos) que mejorar este espacio, construyendo nuevos módulos del taller y mejorándolos. Por ejemplo, podremos construir un área de carrocería o un taller especializado en mejoras para rally, en el que personalizar elementos como la suspensión o los neumáticos. También podremos crear pequeños espacios donde situar los vehículos que no estemos personalizando, ya que si tenemos un coche en uno de los módulos no podremos colocar otro hasta retirar el anterior.

Cada uno de estos módulos ocupará una superficie determinada, por lo que tendremos que saber gestionar nuestro espacio de manera eficiente. Además, también podemos colocar elementos puramente estéticos, con un sistema que recuerda a Los Sims. Podremos colocar sofás, máquinas recreativas y de gimnasio, mesas, sillas, y demás elementos decorativos, para crear un espacio a nuestro gusto. Por último, y requiriendo importantes inversiones, podemos cambiar el aspecto general de nuestro lugar de trabajo, aplicando skins que afectan al conjunto del garaje con aspectos temáticos.

Además del modo carrera, este título nos ofrece algunas modalidades multijugador. Para empezar, hay que celebrar la presencia de un modo multijugador local a pantalla partida para hasta cuatro jugadores. Son muchos los títulos que hoy en día optan por eliminar esta posibilidad y la gran mayoría de los que aún lo conservan lo limitan a dos jugadores. La pega es que no podremos personalizar los coches en ningún aspecto en las carreras multijugador, y la variedad de vehículos no es muy amplia.

Pantalla partida en el modo multijugador de Gear Club Unlimited 2

También podremos disputar carreras online, como es habitual en los juegos de conducción, aunque tocará esperar un poco para disfrutarlas porque este servicio aún no está disponible. La última modalidad es, probablemente, la más interesante. Se trata de un sistema de clubes y ligas en el que podremos crear nuestro propio club o unirnos a uno ya existente, y participar en ligas en las que ir ganando prestigio y tratar de llevar nuestra hermandad a lo más alto.

En lo técnico, Gear Club Unlimited 2 es un constante claroscuro: un desfile de luces y sombras. Los vehículos, como cabe esperar teniendo en cuenta que son el elemento central del juego, lucen unas texturas bastante notables para un juego de Switch así como unos efectos lumínicos y de reflejos muy logrados. La pintura muestra unos efectos muy realistas cuando el sol incide sobre ella o cuando nos metemos en un túnel iluminado. Sin embargo, no veremos reflejado ningún daño en la carrocería: ni abolladuras ni arañazos. Por otro lado, muchas veces veremos como los coches de los rivales “flotan” sobre la carretera en lugar de que las ruedas toquen el suelo, restando mucho realismo a la experiencia.

En cuanto a los paisajes, padecen prácticamente las mismas virtudes y defectos que los coches. A nivel lumínico son muy bonitos y consiguen transmitir la atmósfera deseada: a través de la luz sentimos realmente que estamos corriendo en un desierto o en una montaña nevada. Sin embargo, a nivel de detalle flojean un poco. Aunque no se trata de algo escandaloso sino más bien cuestión de detalles, por lo que no es nada especialmente significativo en un juego de conducción.

Imagen de un Alfa Romeo ingame en Gear Club Unlimited 2

En el aspecto sonoro es probablemente donde más flojea Gear Club Unlimited 2 por una razón bien sencilla: no tendremos música de fondo durante las carreras, así que toca tirar de Spotify. Los sonidos de los motores u otros efectos como los neumáticos están bien conseguidos, pero sin un fondo musical que acompañe la experiencia esta resulta algo sosa, desabrida. Cuando nos consolidamos en la primera posición sin ningún rival en el que fijarnos nos damos cuenta de lo silencioso y monótono que se vuelve el ambiente.

Por último, la mayor pega que le veo a este título son las abundantes y largas pantallas de carga a las que nos tenemos que enfrentar. Las que aparecen cuando entramos a una carrera son las más largas, pero también aparecerán otras más breves cada vez que nos desplacemos de un menú a otro o cuando entremos al taller o a un concesionario.

Gear Club Unlimited 2 es una buena opción si te gustan los juegos de conducción y juegas en Nintendo Switch. Ante la ausencia de otros títulos de mayor calibre como Forza, cumplirá su función de manera notable. Horas y horas de carreras, vehículos con licencias oficiales y un multijugador local muy acertado. Sin embargo, flaquea en algunos aspectos como la falta de visualización de daños, algunos efectos visuales, la falta de música durante las carreras o las largas pantallas de carga.

Gear Club Unlimited 2

Puntuación final - 7

7

Interesante

Una buena incorporación al catálogo de Nintendo Switch que ocupa una vacante vacía del género de conducción. Ofrece muchas horas de juego, licencias oficiales y un multijugador local interesante. Sin embargo, flojea en algunos aspectos técnicos como sus excesivas pantallas de carga.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

JaviMGarcia

Made in 1992 y pegado al mando de una consola desde del 97. Aspirante a alcalde de Raccoon City, a cazador de Yharnam y a periodista de videojuegos. Si me quieres encontrar busca la consola más cercana.

Actualidad

Cerrar
X