AnálisisSwitch

Coffee Crisis – Análisis Switch

Cantidades peligrosas de cafeína

El beat ‘em up reinó en los noventa, dominaba los 8 bits de Nintendo y los 16 de la Mega Drive. Llevamos más de veinte años disfrutando de dar palizas a nuestros enemigos, de levantarlos por los aires y utilizarlos para realizar extensos combos que multiplicaban por mucho nuestros puntos. Todo esto siempre desde nuestras consolas retros, símbolos de nostalgia y recuerdos.

Mega Cats Studio decidió poner fin al abandono comercial que nuestra antigua Mega Drive sufría para sacar al mercado Coffee Crisis, título en 16 bits, para posteriormente publicarlo en Steam y Switch.

Coffee Crisis deja bajo nuestro control a los dos dueños de un cafetería, el Black Forge Coffee House, en Pittsburg, Pensylvania. Nick y Ashly, que así es como se llaman nuestros protagonistas, deberán proteger a la Tierra de una malvada raza alienígena, los Smurgs. Estos extraterrestres tienen un objetivo: robar el heavy metal, el café y WiFi.

Nick porta un saco de granos de café y Ashly una cafetera, dos armas nada comunes que ya nos anticipan que este título está muy marcado por el humor y las referencias; además de indicarnos que todo, absolutamente todo, en este juego girará en torno al café. El contador de vida está representado con un grano de café, los enemigos dejan caer granos de café al morir, los items que encontramos a lo largo de la partida tienen de nuevo relación con el café… Estos items nos otorgarán ciertas habilidades, como más daño, invulnerabilidad, sanación, etcétera, siendo el icono que las representa tazas de café, cafeteras, donnuts… en general todo lo relacionado con esta bebida.

Coffee Crisis propone unas mecánicas claras que no necesitan explicación. Elegimos si queremos jugar solos o con un amigo, iniciamos partida y empezamos a pegarnos con todo lo que se mueva en una sucesión de niveles plagados de alienígenas. Este modo cooperativo es la mejor opción, como suele pasar con la mayoría de beat ‘em up. Jugar en solitario puede llegar a cansar y a aburrir a la larga, pero jugando con un amigo es como realmente se disfruta del título.

 Coffee crisis mini juegoCada vez que superemos un nivel aparecerá el típico cuadro de puntuación y algo que nos hace volver a los noventa, una contraseña o password para proseguir nuestra partida desde ese punto. De vez en cuando aparecerá un minijuego, una fase bonus donde podremos conseguir gran cantidad de puntos enfrentándonos contra el otro personaje, Ashley si hemos elegido a Nick y viciversa, en una batalla de beber café. A modo de teletransporte, este pequeño minijuego nos lleva de estar en la calle dándonos tortas con los enemigos de turno a estar en un campo de béisbol o un mundo casi infernal combatiendo alienígenas.

Los controles son fluidos y cómodos. Los protagonistas pueden dar golpes cuerpo a cuerpo, saltar, hacer barridos o saltos con patadas y realizar ataques cargados que consumen vida.

Aunque en este apartado no es la excepción de su género, la patada en salto o el barrido son ataques tremendamente fuertes que nos permiten evitar ataques y hacer mucho daño, así que acabamos pulsando una y otra vez el mismo botón, haciendo una y otra vez el mismo ataque, porque es muchísimo más eficaz y útil que usar el resto.

Para facilitarnos la pelea, de vez en cuando aparecerán armas en el suelo, como espadas, bates de béisbol, tuberías… armas que desaparecerán con el uso pero que nos permiten eliminar a los enemigos más rápidamente. Si además los combinamos con los ítem anteriormente mencionados podemos llegar a tener combos destructivos y ser invencibles durante un tiempo. El combate, aunque es fluido, es también lento y se complica un poco cuando aparecen varios enemigos que atacan a distancia, pero, debido a la escasa velocidad del título, podemos afrontarlo poco a poco y superarlo sin muchas complicaciones.

Estos enemigos pueden variar entre el común marcianito verde hasta ancianas poseídas, guardas cabreados, cowboys, alienígenas punkys, etc. Todo, como podréis imaginar, plagado de humor para amenizar la partida. Los jefes finales llaman bastante la atención y están llenos de referencias también.

Coffee Crisis pelea
Nick con un arma, alienigenas y ancianas.

Pero ¿qué pasa si quiero un juego realmente difícil? Aunque la dificultad va escalando a lo largo del juego, si quieres disfrutar de una experiencia realmente complicada solo tienes que entrar en los ajustes y modificar la dificultad, pues con solo pasar de la dificultad normal ya se nota un gran cambio y se puede disfrutar de peleas realmente exigentes.

Los escenarios son simples, interesantes al principio, pero que acaban siendo repetitivos. Esto choca con el fantástico diseño de los protagonistas y enemigos, que cuentan con una animación y un pixelart de 10. La música es digna de mención, una base de lo más metalera muy acorde con el estilo del juego, y de una ejecución magistral. Los efectos de sonido cumplen su función, aunque tampoco son nada del otro mundo. A pesar de que el juego está en inglés, apenas hay texto y el poco que hay es bastante simple, por lo que el idioma no es un inconveniente a la hora de adquirir este título.

Coffee Crisis es una oda al género, fruto del amor de sus creadores hacia los beat ‘em up de 16 bits. Es un título que, aunque no está tan pulido como los antiguos de la Mega Drive, trae a la época milenial un género que creía desaparecido del panorama actual. Un título que puede llegar a aburrir en solitario, pero que suple con su no muy larga duración y que es tremendamente disfrutable en cooperativo; un juego que tiene algunos fallos más anecdóticos que otra cosa, como enemigos que avanzan hasta el límite de la pantalla para luego darse la vuelta y atacarnos sin ningún sentido, que no destruyen la experiencia, pero siguen siendo una pequeña molestia.

Aunque no es el mejor del género, sí es una oportunidad para entrar e iniciarse en el mundo del beat ‘em up, pero que se mantiene por debajo de títulos referencia como Fight’n Rage o Dragon’s Crown.

Coffee Crisis

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Un beat 'em up entretenido y divertido, cargado de humor y referencias que, aunque no es malo, no está a la altura de los grandes del género.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Ángela Tajuelo

Soy una maestra Pokémon destinada a salvar Hyrule, que ahoga sus penas en videojuegos y anime.

Actualidad

Cerrar
X