AnálisisSwitch

Full Metal Furies – Análisis Switch

La guerra contra los Titanes cabe en una Switch

Cellar Door Games lo ha vuelto a hacer. Los creadores de Rogue Legacy se aventuran con Full Metal Furies en Nintendo Switch, el título que llegó a PC y Xbox One en enero de este mismo año aterriza ahora en la híbrida de Nintendo. Vamos con el análisis de Full Metal Furies para Switch.

“El rey ha caído. Prometeo ha muerto.” Así empieza Full Metal Furies, una aventura de acción en 2D que nos cuenta la historia Las Furias, un grupo de mercenarias con la misión de detener una salvaje guerra que amenaza con destruir el mundo. La muerte del rey ha causado un vacío de poder, y los Titanes guerrean por convertirse en los nuevos mandatarios, haciendo del mundo su campo de batalla.

Análisis Full Metal Furies
De izquierda a derecha; ingeniera, luchadora, tanque y tiradora.

En el momento en el que comienza nuestra aventura, el conflicto se encuentra en un punto muerto momentáneo, nuestro objetivo prioritario es detener la guerra antes de que se reanude, para que el mundo pueda sobrevivir.

Las protagonistas de este juego son uno de sus pilares fundamentales, pero no en el aspecto argumental, sino en lo que se refiere a las mecánicas jugables. Full Metal Furies está especialmente concebido para la experiencia cooperativa, permitiéndonos jugar hasta con tres jugadores más en una sola consola. Este aspecto lo hace especialmente atractivo para jugarlo en Nintendo Switch, ya que con cada Joy-Con podremos controlar a un personaje distinto.

Podremos elegir entre cuatro personajes, cada una con sus habilidades y armamento particulares: una tanque, una luchadora, una francotiradora y una ingeniera conforman el elenco de personajes. Incluso cuando jugamos en solitario, tendremos que elegir dos personajes, entre los que podremos alternar en cualquier momento con tocar un solo botón. Esto se justifica con la necesidad de atacar a ciertos enemigos con un personaje concreto, ya que muchas veces tendrán escudos que solo uno de los personajes que llevamos puede destruir.

Análisis Full Metal Furies
Los escudos de colores nos obligarán a combinar a nuestros personajes para vencer.

Esto se indica con un patrón de colores, que relaciona el color de dichos escudos con los de nuestros personajes. Obviamente, la experiencia es mucho más rica cuando jugamos con más jugadores, ya que, a más cantidad de personajes activos en la misión, más combinación de enemigos tendremos que enfrentar. Por estos motivos, queda claro que la utilización y combinación de los personajes y sus habilidades conforman la espina dorsal del título de Cellar Door.

A nivel jugable, Full Metal Furies es una autentica delicia. Simple, directo y preciso. Probablemente parte de este resultado haya que agradecérselo a BlitWorks, el estudio barcelonés encargado de hacer el port a Nintendo Switch. Como os decía, las mecánicas de este título son exquisitamente simples, cada personaje podrá realizar un puñado de acciones, contadas con los dedos de una mano, pero más que suficientes para hacer del juego una experiencia dinámica y satisfactoria.

Tendremos un ataque básico, un ataque cargado, una habilidad especial y un movimiento de evasión, además de un comando para cambiar entre los dos personajes que puede controlar cada jugador, en caso de ser tres o menos jugadores. Cada una de estas acciones está relacionada con el rol del personaje elegido. Por ejemplo, la ingeniera puede desplegar drones de combate, la tanque puede bloquear ataques o realizar cargas con su escudo, la tiradora podrá plantar minas terrestres, y la luchadora puede realizar contraataques especialmente poderosos. Además, los movimientos de evasión serán distintos con cada personaje, desde volteretas convencionales hasta saltos con ataques en picado incorporados.

Análisis Full Metal Furies

Para enriquecer estas mecánicas y evitar la monotonía disponemos de un sistema de mejora y modificación tanto de habilidades como de equipamiento. Podremos convertir los drones de la ingeniera para que ataquen en área o a enemigos específicos, o imbuir el martillo de la luchadora con fuego, entre muchas otras posibilidades.

El sistema para mejorar las habilidades pasivas, como los PS máximos o el daño de ataque, funciona de la manera inversa a la habitual. En lugar de obtener puntos de habilidad para mejorar cada vez que subimos de nivel, tendremos que pagar monedas para mejorar las habilidades, y así subir de nivel. Es decir, cada vez que mejoramos una habilidad subimos un nivel.

Full Metal Furies combina un estilo pixelado de 16-bits, en personajes y enemigos, con unos escenarios de corte más artístico, dibujos con más detalle y con colores vivos, casi de acuarela. Destaca especialmente el diseño de los enemigos más grandes y los jefazos, con una estética que recuerda a los clásicos arcade de Sega, como Megaman. Además, las animaciones y efectos especiales de las habilidades y ataques, tanto nuestros como de los enemigos, tienen un aire retro exquisito. Mezclas de colores chillones, efectos parpadeantes, llamaradas y chispas. El cóctel perfecto.

Análisis Full Metal Furies
Los diseños de los jefazos son detallados y coloridos

El notable apartado visual está perfectamente acompañado de increíble banda sonora y una galería de sonidos y efectos perfectos para la situación de cada misión. Además, la traducción al español de los textos es impecable.

Full Metal Furies se estructura en base a un mapa general, desde el que podemos acceder a todos los niveles, a eventos especiales y a niveles secretos, al estilo Super Mario Bros. A medida que completamos fases podremos desbloquear zonas secretas del mapa, así como accesos rápidos a los mundos anteriores.

Entre nivel y nivel podremos acceder a nuestro campamento base, donde podemos cambiar los personajes que enviamos a la misión, acceder a la tienda, al sistema de selección de equipamiento, y a algunas sorpresas más, que irán apareciendo a medida que avanzamos. También tendremos una vitrina donde depositaremos los trofeos que ganemos en algunas luchas contra jefes, y que nos darán acceso a ventajas específicas.

Por estos motivos, queda claro que la utilización y combinación de los personajes y sus habilidades conforman la espina dorsal del título de Cellar Door.

Estos trofeos son algunos de los coleccionables que encontraremos a lo largo de la aventura. Por otro lado, tendremos que buscar los fragmentos de la Piedra Rosseta, que nos dará acceso a un misterioso artefacto una vez que la completemos.

Full Metal Furies es un título casi indispensable para Switch, un “must-play” desde mi punto de vista. Divertido y ameno, con una dificultad muy bien medida, para que suponga un reto sin caer en niveles frustrantes. Además, su modo cooperativo es perfecto para Nintendo Switch.

Full Metal Furies

Puntuación final - 8.5

8.5

Excelente

Una aventura perfecta para fans de títulos como Castle Crahsers, que combina jugabilidad sencilla y directa, con un adictivo modo cooperativo y una dificultad muy precisa.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

JaviMGarcia

Made in 1992 y pegado al mando de una consola desde del 97. Aspirante a alcalde de Raccoon City, a cazador de Yharnam y a periodista de videojuegos. Si me quieres encontrar busca la consola más cercana.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X