Artículos

El futuro de Uncharted

Opinión sobre el futuro del legado de Drake

¡Este artículo contiene spoilers!

En noviembre de 2011 se nos brindaba de la mano de Naughty Dog Uncharted 3: La traición de Drake, la tercera entrega de Uncharted que, supuestamente, iba a poner punto y final a las aventuras del aventurero y cazatesoros Nathan Drake, con un final más que redondo: Drake, junto a Victor “Sully” Sullivan, consigue llegar a la ciudad perdida de la Atlántida de las Arenas, descubre el secreto que encontró allí Sir Francis Drake y logra escapar sano y salvo. El juego concluye con Drake comprometiéndose con Elena Fisher, y estos marchan felizmente con Sully, empezando una vida más tranquila, dejando atrás su pasado.

Un mes después sale Uncharted: El Abismo de Oro para la consola portátil de Sony, la PSVita. Se trata de un spin-off que ocurre entre los sucesos de Uncharted: El tesoro de Drake y Uncharted 2: El reino de los ladrones. Cabe decir que este es el juego peor puntuado de toda la saga: dejando de lado la jugabilidad y los gráficos -ya que tampoco se puede pedir más al potencial de la consola-, la trama es muy floja en comparación a las otras aventuras de Drake. Aún así, ha logrado ser el juego más vendido para PSVita.

Después de El Abismo de Oro, que fue una obra menor dentro de la saga un spin-off de otra consola para que Sony experimentara con Nathan Drake en esta y no avanzase temporalmente en la historia principal; por lo que se da por concluida la saga Uncharted. Aún así, y para sorpresa de todos, en el E3 de 2014 se anunció Uncharted 4: El desenlace del ladrón, confirmando que, esta vez sí, sería la última aventura del cazatesoros, con el famoso diálogo entre Drake y Sully:

-So can I count with you, one last time?

-Alright kid, let’s go do it. One last time.”

Así pues, el 10 de mayo de 2016 se lanza Uncharted 4, donde vemos a un Nathan Drake ya más mayor, quien, viviendo una vida normal, debe volver a las armas y a la búsqueda de tesoros para poder ayudar a su hermano Sam, el cual ha salido de prisión pese a que Nathan creyó que había muerto hace años y necesita encontrar el tesoro escondido del pirata Henry Avery para saldar una millonaria deuda con el hombre que lo sacó de la cárcel en Panamá. El final es abierto para los personajes de Sam y Sully, ya que ambos quieren seguir con la vida de cazatesoros. Sin embargo, en el epílogo del juego, muchos años después de los acontecimientos de El desenlace del ladrón, controlamos a Cassie Drake, la hija de Nathan y Elena, la cual vive tranquilamente con sus padres en una isla tropical, buscando tesoros de forma más “legal” y pacífica, dejando atrás los tiroteos y los peligros a los que estaban acostumbrados a enfrentarse. Entonces, la saga de Nathan Drake oficialmente finaliza aquí, aunque la desarrolladora ya prometió un DLC para la historia de Uncharted 4.

Anunciado en la PlayStation Experience de 2016 y lanzado en agosto de 2017 tenemos a Uncharted: El legado perdido, un DLC standalone de Uncharted 4. Este título ocurre después de los hechos de Uncharted 4 y es el primero en ser protagonizado por otro que no sea Nathan Drake, con dos personajes femeninos: Chloe Frazer, quien debutó en Uncharted 2 y es adorada por los fans; y Nadine Ross, la villana del título anterior que ahora ayuda a Chloe a encontrar el Colmillo perdido de Ganesh en India, en una relación “estrictamente profesional”. Gráficamente es espectacular, igual que la obra anterior; jugablemente es muy parecido, aunque hay armas nuevas y la mecánica de sigilo está más presente. Aún así, y después de El legado perdido, Naughty Dog confirma que este no será el fin de Uncharted y no descartan la posibilidad de continuar con la saga en un futuro.

Entonces, nos cuestionamos lo siguiente: ¿Qué va a ocurrir con Uncharted en el futuro? Por ahora, lo único que sabemos es que la saga va expandirse en un universo cinematográfico próximamente. El guion de la primera película ya está escrito y será una adaptación del primer Uncharted: El tesoro de Drake, dirigida por Shawn Levy (Stranger Things) y protagonizada por el joven actor británico Tom Holland, quien encarna a Spider-Man en las nuevas películas de Marvel.

Comparación entre Tom Holland y Nathan Drake adolescente.

Por otro lado, es muy importante a tener en cuenta que, por mucho que se hiciera un nuevo Uncharted, el equipo de desarrollo no sería el mismo, ya que grandes cargos en el desarrollo de la saga abandonaron Naughty Dog o se fueron a otros proyectos. Entre estos cabe destacar a Amy Hennig, directora y escritora de los tres primeros Uncharted, que abandonó el estudio para ir a trabajar con EA en su nuevo proyecto de Star Wars. También es importante mencionar a Neil Druckmann y Bruce Straley, quienes dirigieron Uncharted 4 y ayudaron al desarrollo de los anteriores títulos; Straley también abandonó Naughty Dog y Neil Druckmann dejó claro que iba a centrarse en la creación de la segunda parte de The Last Of Us.

Personalmente no creo que a la saga Uncharted le aguarde un buen futuro teniendo en cuenta todos los factores explicados anteriormente. Soy un grandísimo fan de la saga, he disfrutado muchísimo con todos los juegos y los he rejugado varias veces, pero hay que saber dejar las cosas morir y tener claro cuándo hay que parar. Para mí, Uncharted 3 fue el cierre perfecto de la saga, un final feliz y elegante que cerraba la trama principal sobre la historia de Sir Francis Drake. Aún así, recibí con los brazos abiertos a Uncharted 4 y también lo disfruté, pese a ser un título innecesario, con bastantes agujeros en la trama (sobre todo, la existencia de Sam Drake) y que alargaba, aún más, una saga que ya se podía haber dado por terminada en 2011.

Con El legado perdido tengo una relación amor-odio. Por una parte me alegro que Naughty Dog se haya tomado la licencia de cambiar de protagonista por una vez y brindarnos a dos personajes femeninos muy profundos e interesantes. Por otra parte, me pareció totalmente innecesario un juego independiente de Uncharted 4 pero con una duración excesivamente corta, una historia para nada fresca e innovadora y reciclando prácticamente todo del título anterior, calcando el mismo modo multijugador para así añadir más contenido al juego.

En conclusión, la saga Uncharted debería saber cuándo parar, o si no, saber reinventarse como nunca antes lo ha hecho: con una historia completamente fresca y diferente a los anteriores y aprovechando a todos los personajes tan interesantes que han creado a lo largo de los juegos.

Hay potencial en hacer historias alternativas de muchos villanos de la saga, como por ejemplo Harry Flynn. También sería viable hacer un juego exclusivamente sobre Sam Drake, ya sea explorando alguna de sus aventuras en el pasado o sumergiéndolo en alguna búsqueda del tesoro completamente nueva. Tampoco habría que descartar hacer un juego ambientado en épocas mucho más antiguas con personajes ya conocidos: Sir Francis Drake, Marco Polo, Lawrence de Arabia, Henry Avery… Creando así una jugabilidad más adaptada a los tiempos de tales personajes. Las posibilidades son infinitas, solo hay que saber aprovecharlas bien, pero, ¿es realmente necesario? Esta es una pregunta completamente subjetiva y que queda abierta a debate entre nuestros lectores y fans de la saga.

De momento, debemos esperar a que Naughty Dog publique el ansiado The Last Of Us II el año que viene y no descartar un posible port a PlayStation 4 de Uncharted: El Abismo de Oro completamente remasterizado, como ocurrió con los tres primeros títulos, que fueron remasterizados en versión física y digital bajo el nombre de The Nathan Drake Collection, y más tarde vendidos por separado, incluso.

Etiquetas

Pol Belzunces

Sic · Parvis · Magna. Me apasionan los videojuegos, aunque también me encanta el cine y el mundo de la comedia. Mi "trifuerza" de videojuegos favoritos son la saga Bioshock, Uncharted y Metal Gear. Tengo debilidad por la estética de los años 80, así que sí, Hotline Miami es de mis juegos favoritos.

Actualidad

Cerrar
X