AnálisisPC

Holy Potatoes! A Spy Story?! – Análisis PC

El universo patatil no parece tener fin. Tras conocer sus aventuras en el espacio, en el interior de una cocina o en la forja de un armero de fantasía, la saga Holy Potatoes!, desarrollada por Daylight Studios junto con Daedalic Entertainment, llega en esta ocasión a las historias de espionaje cargadas, eso sí, de humor hasta más no poder,con este nuevo título: Holy Potatoes! A Spy Story?!

Al igual que el resto de entregas, Holy Potatoes! A Spy Story?! es un juego de gestión de recursos plagado de referencias a la cultura pop, bien sea sobre películas, series o videojuegos. En esta entrega de la saga estaremos a cargo de una empresa de espionaje. Nuestro objetivo será el de resolver casos que nos soliciten nuestros clientes, así como misiones propias de la agencia que asegurarán su supervivencia y crecimiento.

Como es habitual en este género, tendremos a nuestra disposición diversos edificios con los que mejorar nuestra particular agencia de espionaje: desde lugares donde fabricar nuevos objetos a zonas en las que los espías puedan entrenarse para mejorar sus estadísticas. En muchos casos, la posición y orientación de los edificios resulta importante a la hora de sacarles el máximo partido.

Estos edificios estarán situados en el mapa y podremos construirlos y actualizarlos en función de cómo el jugador considere oportuno. Como viene siendo habitual en este tipo de juegos, la creación y mejora de edificios vendrá regulado por una moneda. En el caso de Holy Potatoes! A Spy Story?! nuestra fuente de ingresos serán las diferentes misiones de espionaje que irán encargándose en nuestra agencia.

Los inicios de partida serán muy modestos, siendo algo habitual en los títulos de este género.

El elemento principal de esta entrega de Holy Potatoes! son los espías. Cada uno de estos personajes contará con cuatro atributos diferentes: Fuerza, Inteligencia, Sigilo y Carisma, que determinarán sus capacidades a la hora de realizar una misión. Además, cada uno de los espías podrá adquirir una habilidad especial que podrá utilizar durante su misión. Normalmente estas habilidades especiales otorgarán un efecto extra que potenciará el resto de habilidades del personaje un determinado número de turnos.

Iremos reclutando a nuestra plantilla de espías paulatinamente, pudiendo despedir o contratar nuevos miembros en todo momento. Nuestros barracones tendrán una capacidad máxima que indicará el número máximo de espías con el que podremos contar a la vez. Dicha cifra se irá ampliando a medida que podamos mejorar nuestras instalaciones.

uno de los puntos favorables de este juego la cantidad de referencias que trae. El número y la variedad son abistamales, desde nombres y diseños de personajes, hasta diálogos entre los personajes principales.

Durante cada misión el espía encargado deberá elegir una ruta concreta para llegar a su objetivo, así como una de sus cuatro habilidades en cada encuentro para sortear con ella las dificultades que se le presenten. De igual forma que en juegos RPG de la talla de Pokémon, cada enemigo tendrá una serie de debilidades, resistencias e inmunidades hacia alguna de las cuatro habilidades de los espías que determinarán su interacción con las acciones que el espíe realice. En función de su efectividad, el medidor de alerta irá subiendo a mayor o menor velocidad. Si en cualquier momento antes de alcanzar el objetivo dicho medidor se llena por completo, la misión habrá fracasado.

Además, las misiones contarán con un tiempo límite en el que puedan realizarse, determinado por una cuenta atrás de días antes de que la misión expire. En el caso de que la misión no se realice en el tiempo acordado esta quedará descartada y el juego penalizará al jugador con una pérdida de recursos. En el caso de que la misión sea una de las misiones principales, la partida finalizará automáticamente y el jugador habrá perdido, viéndose obligado a cargar un punto de guardado anterior o bien empezar un partida nueva.

Existen además objetos y vehículos que permiten modificar las características de los espías. Algunas misiones además solicitarán requisitos especiales para poder realizarlas, como poder llevarlas a cabo con solo un tipo concreto de espía, o que esté equipado con un tipo de objeto determinado.

Existen diferentes fases de espionaje que rompen la monotonía de las misiones convencionales: una de ellas son los personajes especiales, y la otra las fases contra jefes. En las primeras contaremos con una misión especial que solo podrá realizar un personaje especial en concreto; dicho personaje dejará de estar en nuestro barracón una vez finalice su misión y no contará para el número máximo de espías que podemos tener.

Los personajes especiales aparecerán en determinados momentos de la partida y serán siempre espías de excepcional calibre.

En cuanto a las segundas, nuestro personaje principal patatil será el encargado en persona de resolver la misión. Para ayudarle, deberemos apoyarle con cuatro de nuestros espías, asignando cada uno de ellos a uno de sus cuatro atributos, otorgando así su valor de estadística a nuestro personaje principal, así como su habilidad especial, en el caso de que la hubiere.

En este tipo de misiones la pantalla se asemeja más a una pantalla de un juego de lucha de arcade en la que nuestro objetivo será ir eliminando enemigos empleando la característica apropiada para cada uno de ellos.

Cada uno de los atributos de este tipo de misión será otorgado por un personaje diferente.

El juego cuenta con tres niveles de dificultad para adecuarse a las necesidades de cada jugador. Sin embargo, su curva de dificultad resulta muy marcada y brusca. Es decir: una vez abandonado el tutorial, el juego parece hacerse cuesta arriba, sobre todo en relación a las misiones principales, las cuales resultarán difíciles de resolver al primer intento. Este hándicap es tal vez el mayor impedimento para que el jugador se siente cómodo durante la partida. Además, el desarrollo de las misiones de espías transmiten la sensación de ser aleatorias e incluso un poco injustas, lo que no favorece para nada la experiencia del jugador.

Al finalizar ciertas misiones principales el juego nos recompensará con una actualización de los edificios principales, así como un cambio de look a la pantalla principal de juego.

Holy Potatoes! A Spy Story?! mantiene la esencia del resto de juegos de esta saga de juegos de gestión de recursos, cambiando simplemente la temática y añadiendo nuevas mecánicas que lo hacen separarse del resto.

Sin embargo, no parece ser un juego que esté hecho para un público amplio, ya que aunque las mecánicas en las que se basa son totalmente sencillas, puede resultar repetitivo y monótono para aquellos jugadores que no estén familiarizados con el género. Esto, sumado a la ya comentada curva de dificultad, que se marca excesivamente a la hora de realizar las misiones principales, hace que no todo el mundo pueda disfrutar de todo lo que este título tiene que ofrecer.

Holy Potatoes! A Spy Story?!

Puntuación Final - 6

6

Interesante

Esta entrega mantiene todos los aspectos característicos del resto de títulos de la saga, añadiendo nuevas mecánicas propias. Sin embargo, debido a su repetitividad y a su dura curva de dificultad, lo convierten en una obra algo complicada de tragar para aquellos que no estén familiarizados con el género.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Simone Solitaire

A veces cuento historias cuando todos los demás duermen. Escribo sobre videojuegos cuando me dejan.

Actualidad

Cerrar
X