AnálisisPC

Football Manager 2019 – Análisis PC

El más completo simulador deportivo está de regreso

El negocio que el fútbol representa es algo que se puede notar a simple vista. Es uno de los deportes que más dinero genera y es un fenómeno social de alto alcance; incluso transciende a otras industrias. Todos los años vemos cómo el FIFA y PES de turno venden millones de unidades y provocan que gente que normalmente no está demasiado interesada por los videojuegos se acaben pillando la consola que toque para echar unos partidillos al FIFA. En ambos casos lo que se busca es dar una aproximación a lo que es la sensación de jugar un partido real; y en mayor o menor medida lo consiguen. Sin embargo, dentro del mercado futbolero y jugón nos encontramos con todo tipo de usuarios, y los hay quienes buscan una experiencia basada en la gestión de un equipo. Los títulos de EA y de Konami nos ofrecen una alternativa a eso, pero no es el punto fuerte en ninguno de los casos, y es evidente puesto que la apuesta de las mencionadas compañías no son los usuarios que quieren una experiencia completa en lo que a gestión de un club se refiere.

No obstante, para esos paladares que buscan degustar las mieles de la parte burocrática, administrativa y de planificación en un equipo de fútbol hay una sólida oferta en el mercado que seguro acaba por convencerlos. Se trata de Football Manager 2019, proyecto desarrollado por los chicos de Sports Interactive y con la distribución por cuenta de SEGA. Hoy vamos a darle un repaso a lo que este simulador de gestión deportiva tiene para ofrecernos.

Juegos deportivos como FIFA, PES o NBA 2K buscan llevarnos a un partido real. Se intenta por todas las maneras hacernos sentir que controlamos a un jugador en medio de un partido real y que en base a nuestra habilidad mecánica al jugar podremos ir obteniendo resultados. En los casos mencionados la parte de gestión es solo una capa muy superficial que nos permite tocar ciertas cosas, pero que sigue basándose enteramente en nuestra habilidad con el mando. Por ejemplo, en FIFA yo puedo poner a un portero como centrodelantero y si tengo cierto manejo del juego pues a base de pura habilidad podré arreglármelas para ganar.

Football Manager 2019 no es el caso, de entrada hay que comentar que nos topamos con un juego bastante complejo y poco amable con los recién llegados. Si tenemos bagaje con entregas anteriores estaremos más o menos familiarizados, puesto que la esencia se mantiene; pero si esta entrega es nuestra primera toma de contacto con la franquicia podría darse el caso de que nos cueste más de lo esperado adaptarnos al juego y a la complejidad del mismo. Hay algunos tutoriales encontramos por ahí, pero ni son demasiado intuitivos ni tampoco dejan del todo claro las posibilidades que el juego ofrece.

Football Manager 2019 nos da la posibilidad de ponernos al frente de nuestro equipo favorito, o incluso crear un equipo nuevo y controlar todo lo que al club se refiere. Al inicio de nuestra partida se nos preguntan una serie de cosas que determinan, en cierta medida, la dimensión del juego. Podemos elegir entre una enorme lista de países qué ligas y categorías estarán presentes en nuestra partida, se nos pregunta si queremos que también se incluyan nombres ficticios de jugadores, entrenadores, directivos y demás.

También podemos elegir el tamaño de la base de datos de jugadores para nuestra partida, la cual es bastante grande considerando que no cuentan con todas las licencias; los nombres de los jugadores y equipos aparecen tal cual, pero no así los escudos y los uniformes. El juego arranca con con un editor para personalizar nuestro avatar en cuanto a rasgos físicos se refiere, pero también en cuanto a las formas de trabajar. Podemos optar por ser un entrenador ofensivo de juego de posesión o uno de juego directo, también se nos permite asignar puntos a distintos atributos relacionados a la forma que tenemos de entrenar, de ver el fútbol, de trabajar la estrategia o los aspectos psicológicos del equipo.

Vamos, que desde aquí podemos apuntalar nuestro avatar si lo que queremos es ser el próximo Guardiola, el nuevo Mourinho o una nueva versión de Simeone. Ese es el punto de partida y de ahí de adelante tenemos realmente un universo de posibilidades a nuestro alcance.

Football Manager 2019 nos deja controlar absolutamente todo lo que rodea el fútbol; elegimos nuestro primer trabajo y tenemos poder de decisión total. La gestión no se limita solo al primer equipo, habrá que estar pendiente del filial y de los equipos juveniles. En nuestra primera toma de contacto se nos dan unos breves tutoriales introductorios y luego ya tenemos todo el control posible. Podemos enviar un jugador que dejemos fuera de la convocatoria de los partidos a jugar con el filial, podemos ir subiendo chicos de la cantera si lo nuestro es apostar por las perlas del futuro y también podremos explorar y ojear el mercado de fichajes en búsqueda de más talento para nuestra plantilla.

Dentro de las funciones también está la parte táctica y preparatoria de los partidos. Habrá que elaborar un calendario de entrenamientos tomando en cuenta los días del partido, los viajes y el descanso que hay que darle a los jugadores para evitar problemas físicos que vayan a dejar mermado a nuestro conjunto. El juego pondrá a prueba no solo nuestra habilidad como estratega con las reuniones tácticas previas a cada partido, en las cuales damos las indicaciones pertinentes al equipo para las distintas fases del juego (ataque, defensa y transiciones), también habrá que saber mostrar nuestros dotes de líder. Por ejemplo, en una semana el título nos va informando de ciertas cosas que van ocurriendo y entre ellas se encuentra un apartado en el cual podemos ver al jugador que mejor ha entrenado y al que peor lo ha hecho. Sería conveniente elogiar al de mejor desempeño para que siga en esa línea, pero también es igualmente útil reprender o hablar con el que peor lo ha hecho para que vaya enderezando el rumbo.

Este tipo de detalles, al igual que las charlas antes y durante el partido, son muy influyentes en la moral de los jugadores y ese es un elemento que puede potenciar el rendimiento de los muchachos. Vamos, como en el fútbol real. Ese realismo también se pone de manifiesto en cuanto a la relación con la prensa se refiere. En función de cómo vayamos respondiendo las preguntas vamos creando una especie de relación con cada reportero y en base a esa relación será el tipo de cuestionamientos que se nos harán en cada comparecencia frente a los medios.

Por otra parte, también habrá que lidiar con la parte contractual de la plantilla y nuevos jugadores que queramos incorporar. Las conversaciones las sostendremos con los agentes y ellos nos trasladaran las exigencias salariales de su representado, y empieza ahí un tira y afloja hasta llegar a un acuerdo, o no, que sea beneficioso para todas las partes implicadas. El tema de los contratos no solo se limita a los jugadores, también hay que estar al pendiente de la situación laboral del staff técnico y de los directivos. Contratar a alguien si es necesario o mejorar el contrato de alguien si ese fuera el caso.

Todo este tema podemos hacerlo nosotros de forma manual, pero si queremos agilizar un poco las cosas podremos delegar este tipo de responsabilidades en el Director Deportivo del club y él simplemente se limitará a informarnos los movimientos que se vayan dando. Lo mismo ocurre con la parte táctica y el trato a la prensa, podemos ocuparnos nosotros mismos de todo o podemos directamente encomendarlo a nuestro segundo entrenador. La riqueza del juego parte de esa base. Podemos encargarnos de todo, solo de algunas cosas o podemos simplemente delegar todo y únicamente encargarnos de la parte táctica durante el partido.

Football Manager 2019 centra su experiencia en todo lo que rodea al partido, no tanto al juego de fútbol en sí. No tenemos ningún control directo sobre los jugadores en el devenir del partido, únicamente tenemos influencia con el planteamiento táctico del equipo, posicionamiento de los jugadores y las indicaciones a los mismos. Esos aspectos se pueden modificar en función de lo que mejor nos venga para obtener la victoria. Sobre el papel todo eso suena muy bien y si consideramos que estamos hablando de un simulador de gestión es fácilmente comprensible que la representación del partido por sí misma no es que sea el apartado más cuidado y pulido del título.

Vemos una apariencia en 3D de aspecto similar a lo que podría ser FIFA 2002, más o menos, pero el detalle no es que el partido se vea regular; el tema es que las animaciones son excesivamente ortopédicas y las físicas no es que sean muy allá. Esto podría resultar un problema porque tiene influencia directa en el transcurrir del juego, más de una vez me ocurrió que un tiro que parecía fácil acabe en gol debido a un rebote provocado por esa animación tan poco fluida. Es cierto que podríamos decir que este tipo de errores inexplicables también están presentes en el fútbol real, pero hay casos que las animaciones o las físicas nos juegan una mala pasada. Eso sí, aunque sea algo que pueda ser un poco molesto, no es un elemento que estropee la experiencia porque lo que aquí se nos ofrece apunta hacia otros lados y no a ser una representación visual realista del deporte.

En cuanto a los temas sonoros, la música que acompaña los menús es más bien intrascendente e irrelevante y durante el partido los sonidos son acordes al apartado visual, muy poco realistas; pero al menos están en sincronía lo que que va ocurriendo en el campo.

Football Manager 2019 es el simulador deportivo más completo de la industria. Es el que más realismo contiene en cuanto a lo que quiere representar. Tenemos un título que nos puede dar miles de horas sin ningún problema y con muchísimas cosas por hacer. Incluso tenemos un modo en línea para competir contra nuestros amigos.

Es un título que nos ofrece una experiencia redonda y entretenida, pese a los problemas con la representación en 3D de los partidos. Nos encontramos con una obra vasta y que es muy poco amable con los recién llegados. La complejidad de juego existe, pero no es un obstáculo imposible. Si este tipo de simulación nos gusta y le echamos tiempo y paciencia acabaremos por hacernos con las mecánicas sin problema.

Es un formula muy completa que quizás no sea para todo el público, pero si el juego le despierta a alguien interés le recomiendo que lo pruebe que seguro merece la merece la pena. O como mínimo hay que darle una oportunidad a Football Manager 2019 Touch, el cual es una versión un tanto simplificada del título que seguro sirve de buena iniciación antes de dar el salto a la versión completa.

Football Manager 2019

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Football Manager 2019 es el simulador deportivo más completo de la industria. Nos hará vivir la experiencia de gestionar un equipo de fútbol.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Keveen Argueta

Amante de los videojuegos buenos, muy crítico con los malos. Por ahora, músico de profesión, futbolero por pasión y jugón por convicción.

Actualidad

Cerrar
X