AnálisisSwitch

Transistor – Análisis Switch

Supergiant Games se ha convertido, por méritos propios, en una de las compañías de desarrollo independiente más aclamadas. Pyre, Bastion y Transistor, forman parte del excelente historial de la compañía estadounidense, todos con un factor común que los caracteriza: personalidad.

Pues bien, después de que Bastion aterrizara en Nintendo Switch el pasado 13 de septiembre, ahora hace lo propio Transistor, última obra de la compañía que ya tuvo una acogida excelente en su paso por PlayStation 4, Xbox One y PC. Hoy os traemos el análisis de una de las obras de ciencia ficción más interesantes del catálogo de Nintendo Switch.

Transistor va directo al grano y lo primero que nos muestra es una violenta secuencia: una mujer acaba de atravesar con una espada de gran tamaño -que da nombre el juego- a un hombre desconocido. Encarnamos a esa mujer, de nombre Red, una cantante que, por motivos que no conocemos, se ha quedado sin voz. Para nuestra sorpresa, la espada sí que puede comunicarse con nosotros y narrará los hechos de ahí en adelante; con una voz bastante sexy, por cierto. Poco más sabemos de las razones por las que estamos ahí, y tampoco conocemos nada del mundo ni de las motivaciones de los personajes.

Red es la misteriosa protagonista. Una famosa cantante que se ha quedado sin voz.

Como era de esperar, poco a poco encontraremos respuestas a todas las preguntas, destapando una trama de conspiraciones políticas interesante, pero que brilla más por la intriga que despierta que por los propios hechos. El mundo de Transistor es un futuro distópico, que se acerca a la estética cyberpunk y que cuenta con numerosos elementos fantásticos. Casi todo lo que aprendemos de los entornos lo hacemos a través de la observación, de la narración de nuestra Transistor o de la lectura de unos terminales repartidos por los escenarios.

Jugablemente es un título muy solvente, haciendo uso de un sistema de combate que combina el tiempo real con los turnos, ambos movimientos limitados por la misma barra de energía, que se irá agotando con cada movimiento. Cuando activamos el combate por turnos el tiempo se paraliza y el escenario toma la forma de un tablero digital, donde podremos planificar nuestros ataques y movimientos.

El título brilla cuando aparece la estrategia. Es ágil, rápida y de lo mejor del título.

No es un título difícil -de hecho, hay puntos de guardado por todos los lados-, aunque para avanzar fluidamente tendremos que hacer un buen uso de nuestras habilidades, las cuales son las grandes protagonistas de todo el sistema de combate. Hay una variedad importante que deberemos de asignar a los espacios de habilidades principales o secundarias. Para las principales hay cuatro huecos, mientras que para las secundarias, las cuales alterarán o añadirán funciones a las primarias, hay dos huecos por cada habilidad principal. Además, de cierta forma cada el título de obliga a ir rotando y probando combinaciones diferentes; cuando el indicador de vida de Red llegue al mínimo perderemos temporalmente una de las habilidades principales. Sin duda, el sistema de combate es uno de los aspectos más brillantes del título.

Visualmente Transistor es un título con un encanto especial. Su mundo está lleno de colores y contrastes, destacando especialmente los naranjas, azules y amarillos, utilizados de tal forma que los escenarios se sienten, extrañamente, tan cálidos y acogedores como fríos e intrigantes. Las cinemáticas tienen un estilo parecido a cómic y lucen realmente bien, y las animaciones ingame están trabajadas, sin ser nada del otro mundo.

Las ambientaciones y escenarios oscuros predominan sobre el resto.

La banda sonora es otro de los puntos fuertes del título, que nos deleitará con temas melódicos e incluso con voz que a buen seguro añadiréis a vuestra lista de reproducción. Por otro lado, aunque no llega con voces en español, el nivel del doblaje original es sobresaliente, con mención especial para la voz narradora de la Transistor.

Transistor es uno de los títulos independientes más interesantes que he podido disfrutar en Switch. Su apartado artístico y sonoro acompañan de lujo a una ambientación de cine, siguiendo la estela de las anteriores obras de Supergiant Games. Por otro lado, el apartado jugable, que mezcla elementos en tiempo real con la estrategia, funciona de lujo. Toda una experiencia, breve pero intensa.

Transistor

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Transistor es un título con carácter, gran personalidad y un apartado jugable adictivo y pulido, con un apartado artístico de cuento. Uno de los indies más recomendados del catálogo de Switch.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Álvaro Novoa

Todo empezó en el Campo de los Bob-ombs. Me gusta escribir sobre videojuegos, casi tanto como jugarlos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X