AnálisisPS4

Déraciné – Análisis PS4 VR

Oh, espíritu gentil, ayúdanos

From Software, creadores de las conocidas sagas de Dark Souls o el mundo de Bloodborne, esta vez nos traslada a un lugar algo más pacífico y alegre a través de la realidad virtual. Déraciné pretende hacernos partícipes de manera activa en acontecimientos que atañen al mundo de los espíritus y a la vida y la muerte, aunque a veces no lo consigue del todo.

He de decir que aunque me he visto todos los Dark Souls de principio a fin y el Bloodborne, entendiendo perfectamente su historia (que sí, la tiene), nunca he llegado a jugar más de media hora a ellos porque no soy una fan ni una seguidora de este tipo de juegos. Así que atraverme con Déraciné al principio me parecía descabellado, pero en realidad se aleja tanto a lo que conocemos de Miyazaki que me ha sorprendido gratamente.

Cuando comenzamos lo hacemos como espíritu, un ente del cual no sabemos nada pero que hemos sido atraídos por la voz de una niña que nos pide una pequeña prueba de nuestra existencia. Es aquí cuando comienza toda nuestra aventura, avanzando a través del espacio y del tiempo para ir resolviendo una serie de puzles.

Estamos en un internado donde viven unos maravillosos niños y su director, unos niños que tendrán sus personalidades propias, sus deseos y sus sueños y lo cierto es que es fácil encariñarte con ellos, lo cual hace que quieras preocuparte de que no les pase nada o cumplir con sus expectativas hacia ti como espíritu que eres.

Los gatos pueden ver a los espíritus, así que no hay que quitarles ojo.

Pero no todo será bonito, puesto que como todos sabemos, en cuanto se comienza a trastear con el tiempo y a modificar el pasado todo se convierte en un efecto mariposa. Lo que ocurre es que no está demasiado claro al principio, por lo que cuando vemos que algo ha ido mal tendremos que ir atrás en el tiempo para solucionarlo. Eso sí, el último tercio del juego todo parece complicarse y la historia se vuelve más cruda, lo que ha hecho que incluso derrame más de una lágrima.

¿Cómo controlaremos el espacio y el tiempo? Será con el poder contenido en dos anillos, uno de la vida y el otro del tiempo, o mejor dicho, con los dos mandos Move; y es que Déraciné no permite el uso del Dualshock ya que cada mando ha de manejar una mano de forma individual, haciendo cada una acciones por separado.

Mientras que para movernos a través del colegio será por saltos, algo que puede hacerse un poco tedioso sobre todo cuando te conoces el camino y vas muy rápido, tiene como punto a su favor que no es para nada mareante, y eso que soy asidua a marearme con la realidad virtual. Así que si con la derecha nos movemos y usamos el poder de la vida, con la izquierda podremos agacharnos, acceder al inventario y usar el cronómetro para viajar en el tiempo.

Podemos realizar ciertas acciones así como acceder a conversaciones en los ecos de memoria.

Caminaremos por los pasillos en busca de pistas, ya que a través de cortos capítulos en pequeños lapsus de tiempo tendremos que resolver unos puzles, ya sea buscar una llave, acceder a una habitación o reconstruir un objeto. Para ello nos ayudarán los niños, o más bien los ecos de sus recuerdos a los que podremos acceder, que muchas veces nos darán pistas para saber dónde están ciertos objetos o se moverán para darnos acceso a otros.

Una vez hecho el puzle podremos usar el cronómetro para viajar a otro punto de la historia, aunque os recomiendo que siempre que podáis visitéis cada rincón del colegio que podáis, ya que podremos ir conociendo partes de la historia que se podrían pasar por alto, aunque la experiencia en este caso es un poco guiada y no nos perderemos gran cosa por el camino. De hecho no podemos elegir si queremos avanzar o retroceder en el tiempo, más bien solo pasaremos al siguiente momento temporal.

Lo cierto es que Déraciné es un juego precioso visualmente y aunque algunas veces se notan las texturas más rugosas, esa calidez que te transmiten los niños y los juegos de luces es increíble. Si bien es cierto que ni Dark Souls era un portento ni lo pretendía, está claro que aquí tampoco. Quiere que sea su historia la que nos trasmita algo y al menos lo consigue.

Además, como apunte, y debido a las muchas referencias que se han hecho hacia Bloodborne, decir que la estética de los niños recuerda a cierta muñeca, cierto, pero también la información de los objetos, lo que nos hará entender la historia más profunda.

Pero todo eso no quita que también sean los nombres o la música que nos acompaña, siempre tenue. ¿Estamos ante un Bloodbone 2? No lo creo, pero sí que Miyazaki ha querido reutilizar una vez más esa estética que rodea a sus obras, lo cual no está mal del todo, aunque podría haber aprovechado para hacer algo más nuevo.

Déraciné es un juego corto, de hecho yo he podido completarlo en unas 5-6 horas perdiéndome por los pasillos y rehaciendo algunas partes. Y eso se suma a un punto bastante negativo, y es que al final del juego te puedes ver envuelto en un bucle sin darte cuenta por un error de traducción. Aunque la verdad es que es el único error, ya que posee una traducción bastante buena; pero puede entorpecer bastante la experiencia cuando comienzas a hacer lo mismo una y otra vez.

Tiene un pequeño motivo para la rejugabilidad y es la recolección de monedas, que estarán repartidas por cada rincón del colegio, aunque no es un aliciente demasiado grande como para querer resolver todos los puzles de nuevo; por lo que una vez terminado nos quedaremos con la sensación de haber vivido una bonita historia pero nada más.

En definitiva, Déraciné es un juego bonito con una historia que ser irá construyendo poco a poco a medida que todo se vaya hilando hasta el final. Los personajes son lo mejor de todo el juego, haciendo que sonrías cuando ellos lo hagan de felicidad o incluso llores de tristeza y te preocupes. La ambientación y la estética que rodea el juego es buena, pero un control a base de saltos continuos y con el poder de dar y quitar vida, que apenas se usa un par de veces en la historia, no llega a ser un buen aliciente para la realidad virtual.

Déraciné

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Un juego con la estética de From Software pero para la realidad virtual que nos llevará por una historia de espíritus tierna y a veces dura, pero que puede abusar de los bucles o la linealidad.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Cristina J. Lerena

Filóloga a ratos libres y jugadora casi a tiempo completo. Me gustan los juegos de rol, las aventuras gráficas, los mundos abiertos y las alitas fritas.

Actualidad

Cerrar
X