AnálisisPS4

Call of Duty: Black Ops 4 – Análisis PS4

El retorno del rey

Mi primer shooter para la PlayStation 3 fue Call of Duty: Modern Warfare. Gracias a él, fui un aficionado acérrimo de la saga. Sin embargo, deberían pasar tres años para que llegase el título que más me impactó: Call of Duty: Black Ops. El título me trae a la memoria recuerdos de las interminables partidas al multijugador con mis amigos durante las tardes de verano. Las competiciones por ver quién ascendía más niveles o los retos de qué pareja de jugadores aguantaba más rondas en aquel novedoso modo zombies.

Con los años reconozco que he perdido la ilusión por esta saga. El hecho de ofrecer lo mismo con un aspecto diferente, su viraje hacia un mundo futurista que no me atraía y unas campañas cada vez más insulsas -Kevin Spacey no creas que me he olvidado de ti- hicieron que, definitivamente, dejase de comprar los títulos desde que salió Infinite Warfare. Bajo mi punto de vista, Call of Duty ya había agotado su fórmula.

Ahora debo analizar Call of Duty: Black Ops 4, un título que, según he leído y escuchado, pretende devolver a los aficionados aquello que se fue perdiendo con el paso del tiempo e innovar para dar un soplo de aire fresco al género. En definitiva, recuperar el trono como el mejor shooter. ¿Habrá logrado Activision esta titánica tarea? Lo descubriremos durante este análisis.

Mi cabeza sigue procesando la campaña de Call of Duty: Black Ops 3 desde que la finalicé. Aparte de carecer de sentido argumental, lanzaba un discurso existencialista confuso que me dejó con mal sabor de boca. Este fue uno de los síntomas que indicaban el agotamiento de la saga: cada nueva campaña era más corta o de peor calidad. Por ello, Call of Duty: Black Ops 4 salió con su primera noticia: el juego no contaría con un modo historia, es decir, se centraría en el contenido multijugador.

Esta fue una de las decisiones más polémicas del título. Recuerdo los comentarios entre aficionados del género y las acaloradas discusiones, junto al escepticismo que se producía entre otros. No obstante, es menos sencillo de lo que parece. La noticia es cierta: Call Of Duty: Black Ops 4 no cuenta con una campaña íntegra, pero ha sido reemplazada por el cuartel general de los especialistas.

CODBO4_1
Las cinemáticas del juego cuentan con una calidad excepcional.

En el cuartel manejaremos a todos los personajes disponibles en el modo multijugador. De la mano de una querida personalidad de la saga, cuyo nombre no daré, aprenderemos a manejarlos, entender sus habilidades especiales y analizar su papel dentro del campo de batalla. Además, para acabar cada instrucción, competiremos en cualquiera de los modos de juego del multijugador contra la Inteligencia Artificial. Junto a ello habrá cinemáticas de una calidad impecable y explicaciones para darle trasfondo y contexto a los personajes que emplearemos en el multijugador. La historia es interesante pero no juega un papel principal.

Además, también se nos da la posibilidad de competir contra la Inteligencia Artificial siempre que lo deseemos, aunque no sea la opción más entretenida.

CODBO4_2
El trasfondo de los especialistas, intrigante cuanto menos.

Los esfuerzos han ido enfocados al modo multijugador. Sin embargo, el viraje que le han dado al contenido para un solo jugador es inteligente y acertado. Activision no solo se ha ahorrado la elaboración y el desarrollo de una historia lineal, mediocre y poco interesante, sino que ha establecido un punto de partida para los jugadores novatos que no conozcan el juego y deseen entender sus bases. Activision ha aprovechado la oportunidad para dotar al juego de una accesibilidad que antes no disponía en sus modos multijugador.

Una vez comentados los cambios del contenido para un solo jugador, hablaremos del plato principal que nos ofrece Black Ops 4: el multijugador. ¿Pensabais que esta modalidad no había sufrido cambios? Pues os equivocabais.

El cambio más llamativo es la jugabilidad. Se acabaron los dobles saltos y las carreras por las paredes del anterior título. Aquí solo podremos movernos por tierra, saltar para sortear obstáculos y deslizarnos por el suelo haciendo una segada. Por otro lado, desaparecen las granadas en el arsenal. No se han extinguido en el juego, pero estas pasan a ser habilidades específicas de ciertos especialistas. Por último, no habrá tampoco vida regenerativa.

¿Cómo funciona el título entonces?

CODBO4_3
El pelotón maravilla.

Es sencillo, cada especialista tiene una habilidad que activaremos con el botón que se destinaba a las granadas principales; en el caso de PS4 es R1. Con ella, realizaremos una acción o desplegaremos un dispositivo que nos otorgará ventaja en combate. Cuando hayamos usado esta habilidad, deberemos esperar un tiempo para volverla a usar. Puede reducirse si causamos daño al enemigo. Por otro lado, está la habilidad definitiva, única también en cada especialista, que activaremos cuando hayamos causado o recibido una cantidad determinada de daño. Al emplearla, tendremos durante un tiempo limitado un arma demoledora, una habilidad destructiva o una terrible ventaja defensiva.

En cuanto al aspecto de la vida, cuando recibamos daño perderemos puntos de salud. Sin embargo, no todo está perdido. Si logramos cubrirnos y pulsamos el botón de granada secundaria, L1 en mi caso, nuestro especialista se curará y recuperaremos una parte de la barra de vida.

Estas novedades suponen un giro radical a la forma de jugar al título. Antes todo era correr, saltar, disparar rápido y llenar el campo de explosivos para ganar la partida. Los especialistas brindaban poco a la fórmula, ya que sus habilidades se enfocaban al campo ofensivo y prácticamente daba igual con quien jugases. Con estos cambios, las partidas se vuelven más tácticas.

Ve tu primero, que yo no me fío.

Es decir, el hecho de correr y disparar no ha cambiado en absoluto. Sin embargo, Black Ops 4 también enfoca el flujo de sus combates en la buena colocación y el sentido de equipo. Combinar sabiamente las habilidades de los especialistas puede darle la vuelta a la situación; y gestionar la vida añade una capa de precaución interesante que no detiene en absoluto el ritmo de las contiendas. Otro detalle a tener en cuenta es que, si nos ciegan, nos paralizan o nos desplazamos por el suelo haciendo la segada, el arma siempre seguirá levantada y podremos disparar.

El sistema de progresión del jugador sigue igual que en la anterior entrega. El arsenal es poco variado, aunque suficiente para que cada uno encuentre su estilo de juego. En resumidas cuentas, Call of Duty: Black Ops 4 trata de ser un título fácil de jugar, pero difícil de dominar.

Otro aspecto agradable es que ya no hay cajas de botín ni micropagos dentro del juego, lo cual denota la seriedad que ha puesto Activision dentro del título.

En cuanto a los modos de juego, hay poco que comentar: dispondremos de ocho modalidades que ya conocemos dentro de lo que ofrece la saga. No han innovado en este sentido.

Por último, el juego contiene catorce mapas para desarrollar las batallas. Once son propios y tres consisten en remasterizaciones de Call of Duty: Black Ops. El diseño de los mismos es más cerrado que en otras ocasiones y aporta a los conceptos que he comentado acerca del nuevo enfoque de la saga.

El título apunta hacia un tipo de multijugador concreto: el competitivo. Se nota la dedicación invertida en crear un juego equilibrado que dependa más de la habilidad, precisión y buen hacer del jugador. Sin embargo, en algunas modalidades el sistema flaquea y varias partidas acaban limitándose a correr y disparar sin criterio.

Supongo que leéis este análisis solo por el multijugador competitivo, ¿verdad?

Otra de las destacadas noticias, junto a la eliminación de la campaña para un solo jugador, que envolvían a Call of Duty: Black Ops 4 era que se sumaría a la moda de los modos de juego Battle Royale, que tanto éxito tienen dentro del mercado: Blackout. Muchos estábamos expectantes para saber el resultado final. Solo tengo dos palabras para definirlo: veloz y accesible.

Las caídas son veloces e intrepidantes.

Haré una breve presentación para quienes desconozcan esta modalidad. El Battle Royale es un modo de juego que mezcla la acción de disparos con la supervivencia. El jugador deberá lanzarse a una isla junto a otros ochenta jugadores y sobrevivir hasta quedar el último en pie. En ese proceso, deberá buscar su equipamiento, protección y utilidades dentro de un mapa de grandes proporciones. Además, cada cierto tiempo la zona de juego se reducirá para evitar que los jugadores se queden en un mismo sitio. Si un jugador se sale de la zona, perderá vida hasta morir.

Blackout no toca estas bases. Sin embargo, consigue tapar inconvenientes que envuelven a juegos del mismo género, como PlayerUnknown’s Battlegrounds y Fortnite.

En primer lugar, el mapa de Blackout no es tan grande como el de estos títulos. Cabe destacar que es una recopilación de las localizaciones icónicas de la saga Call of Duty, ¡entre ellas Nuketown! También tendremos la oportunidad de manejar a varios personajes icónicos de la saga, si tenemos el nivel para desbloquearlos, claro.

Su tamaño es considerable, pero el jugador puede desplazarse de una forma más rápida y el ritmo de las partidas aumenta considerablemente, ya que es fácil dar con otros supervivientes para dispararse. Las contiendas son veloces y en veinte o treinta minutos puede terminar una partida a este modo de juego, si no te han matado antes.

CODBO4_6
¡No estaba campeando! ¡Lo juro!

El arsenal es el mismo que encontramos en el modo multijugador. Sin embargo, no se le da tanta importancia como en otros títulos. Aquí todos sabemos apuntar y disparar. Da igual con qué tipo de armas vayas, siempre vas a tener la oportunidad de defenderte del rival de forma digna, a no ser que hayas tenido mala suerte y no hayas encontrado nada. De hecho, las físicas del juego no cambian de forma grotesca y sigue siendo igual de fácil acertar el tiro en tu enemigo. Además, el interfaz del inventario es simple y fácil de manejar. No será necesario que lo consultes en exceso, ya que muchas opciones de gestión se solucionan directamente en la partida, sin necesidad de pausar y trabajar en menús.

Por ello, considero que Blackout se establece como la opción más accesible dentro del género de los Battle Royale.

Sin embargo, tiene un problema. Los Battle Royale son conocidos por su lenta progresión y el escalado de la tensión a medida que se avanza en el juego: cuanto más progresas, mayor será el peligro. El hecho de que Blackout apueste por una opción más rápida y equilibrada desvanece esta curva de peligrosidad, puesto que siempre vas a estar en peligro inminente si te encuentras con otro jugador, independientemente del equipo que tengas.

Este aspecto no es malo o demoledor, pero a veces uno acaba viendo Blackout como el multijugador metido con calzador dentro de un mapa inmenso. Por otro lado, hay muchos objetos y utilidades interesantes, aunque apenas se usen, puesto que estaremos centrados en disparar como locos al enemigo. Blackout aporta una opción accesible al género, pero en cierto modo prescinde de sus raíces. A algunos puede gustarles más y a otros no; es cuestión de preferencias.

Ahora llegamos a la última parada de los modos de juego, el más querido, que nos ofrece Call of Duty: Black ops 4: el modo zombis.

COB4_7
Nuestros amigos están de vuelta.

En él, deberemos sobrevivir a infinitas hordas de zombis en sus distintos mapas. Dispondremos de tres niveles y dos historias. En primer lugar, acompañaremos a los protagonistas de Shadows of Evil (Black Ops 3), en Voyage of Despair, una masacre zombi en el Titánic e IX, en el que deberemos enfrentarnos a los no muertos en un coliseo de gladiadores. En ellos, los protagonistas viajarán para resolver una terrible conspiración que acecha al mundo. Por otra parte, volveremos a Alcatraz, el mapa de Mob of the dead (Black Ops 2) junto a Richtoffen, Nikolai, Takeo y Dempsey en una nueva aventura para recuperar el orden mundial y cambiar el destino que les depara el kronorium junto a, evidentemente, una masacre zombi. Todas estas historias estarán de fondo, ya que el objetivo principal es sobrevivir, aunque no desagradarán a los jugadores que deseen completar los huevos de pascua, de los que hablaré a continuación.

Cabe destacar que el contenido actual seguramente se ampliará con futuro material descargable.

En cuanto a la jugabilidad básica, el modo zombis no ha cambiado. En este caso contaremos con viejos conocidos como la vida regenerativa, las cajas sorpresa, el pack-a punch y las bebidas con ventajas. Además, se han incluido nuevas funcionalidades, tales como el arma especial, las granadas especiales y los artefactos. Antes de comenzar una nueva partida, podremos personalizar el armamento especial de nuestro personaje, las bebidas de ventaja que llevará encima y las granadas que empleará para amenizar la masacre.

¡Sangre en el coliseo!

Por otro lado, también hay más opciones de juego aparte del clásico, aunque recomiendo ceñirse a este, puesto que es el más entretenido.

En resumen, los zombis de Call of Duty: Black Ops 4 funcionan en paralelo al propio título como si de otro juego se tratase y aporta una gran variedad de cambios con respecto a la anterior entrega. Por suerte, no hay que preocuparse por quedar abrumado ante los cambios al llegar a esta modalidad, ya que el modo de juego cuenta con un tutorial que explica lo que debemos conocer antes de masacrar no muertos, un detalle digno de mención.

Tampoco debemos olvidar los famosos huevos de pascua. El título los emplea como elemento para hacer progresar la historia y ganar la partida. Sin embargo, pese a ser más «sencillos”, es obligatorio que juegues con cuatro amigos para disfrutar de este modo de juego y desbloquear el final. Siempre puedes probar a pelear solo junto a la Inteligencia Artificial, pero no lo recomiendo porque no coopera casi contigo y vas a verte obligado a resolver solo los acertijos que te propone el juego a medida que avanzas en la trama.

Si no tienes amigos para jugar a los zombis estarás obligado a confiar en la buena fe de gente desconocida o jugar solo con la Inteligencia Artificial para sobrevivir el máximo posible, lo cual se hace aburrido.

De todas formas, este detalle no impide que este modo sea el más elaborado, vistoso y, a largo plazo, entretenido de todo el título. ¡No decepcionan!

Analizar un título de las dimensiones de Call of Duty es complicado y uno a veces se queda con la sensación de que solo ha echado un vistazo a lo que ofrece el juego. Sin embargo, no es menester destripar el juego al más minucioso detalle, puesto que escribiríamos un análisis eterno.

He comentado qué cambios ofrece el juego con respecto a otras entregas. ¿Me he dejado cosas? Seguramente, pero la mayoría es porque no han cambiado en absoluto: las rachas de bajas o los gráficos y el sonido, los cuales siguen igual que siempre.

Por lo tanto, hemos de llegar a una conclusión. ¿Consigue Activision recuperar esa esencia que había perdido Call of Duty con el paso del tiempo? Sí, pero no del todo.

Reconozco que la decisión de eliminar la campaña y centrarse en el contenido multijugador ha beneficiado a la saga. Call of Duty: Black Ops 4 es un título que tiene las ideas claras y ha apostado por un público y un estilo de juego característicos: el competitivo. Los cambios en el multijugador han mejorado mucho la experiencia del título en ese aspecto. Blackout es un soplo de aire fresco dentro de las limitaciones del Battle Royale y ofrece una nueva perspectiva para asentar las bases del género. Los zombis, si es con amigos, nunca fallan.

Sin embargo, este rechazo a la experiencia de un solo jugador también acarrea inconvenientes. Si quieres disfrutar de la experiencia en PlayStation 4 o en Xbox One, deberás suscribirte a los servicios de internet de las mismas. Este detalle para algunas personas puede resultar demasiado caro junto al precio del juego en cuestión, setenta euros.

Call of Duty: Black Ops 4 hace bien su trabajo, pero deja de lado a muchos usuarios que no pueden disfrutar de la experiencia multijugador y se han de conformar con un contenido en solitario que flaquea por todos lados.

A pesar de ello, conviene reconocer la evidencia: Call of Duty quiere recuperar la corona de los shooters, y está cerca de conseguirlo.

Call of Duty: Black Ops 4

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Call of Duty: Black Ops 4 es uno de los mejores Call of Duty lanzados desde hace tiempo. Con las ideas claras, las novedades en el multijugador, la aparición de Blackout y la solidez de los zombis reclama la corona del mejor shooter y está cerca de lograrlo.

User Rating: 4.55 ( 1 votes)
Etiquetas

Antonio Ríos

Ingeniero Multimedia en proceso. Amante del cine palomitero de nacimiento y fotógrafo a medias. También me interesa todo lo relacionado con la música y bandas sonoras. Con que un videojuego tenga una historia interesante y sea divertido de jugar, a mi ya me tiene ganado.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X